La primera parada (o desfile) LGBT dominicana se realizó en el 2000; 16 años después, la comunidad de la diversidad sexual dominicana continúa su lucha tras la búsqueda de reivindicaciones que garanticen sus derechos. En el escenario, siempre ha estado de cerca, Francisco Lázala un activista dominicano, ahora radicado en los Estados Unidos que acompaña las batallas de la comunidad. Corresponsales Clave conversó con él.

El estancamiento del movimiento LGBT dominicano afecta significativamente a la comunidad en el intento por lograr algunas reivindicaciones, el movimiento LGBT da respuestas de forma dispersa, a temas que nos afectan directamente; discursos dispersos generan respuestas dispersas y esto evidencia la falta de una agenda común y un plan de incidencia pluralista e incluyente.

Francisco Lazala.

Dicho estancamiento no solo se evidencia en la República Dominicana, sino que también ocurre en la comunidad latina de los Estados Unidos y en muchos otros países. Hay activistas dando respuestas desde diferentes espacios a las problemáticas que nos afectan, pero sin mayor articulación.

Corresponsales Clave entrevistó a Francisco Lázala, fundador de Gay and Lesbian Dominican Empowerment Organization (GALDE), un trabajador social y defensor de los derechos humanos de las personas LGBT.

Francisco Lázala, es un activista gay que nació en la República Dominicana y, como muchas familias dominicanas, a los 14 años emigró a los Estados Unidos en 1985. Fue el coordinador de la Mayor LGBT Dominicana Picnic/Feria de la Salud en la Ciudad de Nueva York por más de 20 años; actividad que atraía a más de 5 mil personas anualmente.

Lázala es parte del Movimiento Ahora | Now, una propuesta política para el cambio social en los Estados Unidos, que dentro de sus acciones reclama el reconocimiento, respeto e inclusión político-social de los colectivos LGBT y, a la vez defiende unas mejores relaciones transnacionales entre los Estados Unidos Y la República Dominicana, que contenga como y eje y protagonista a la diáspora dominicana en USA.

Cisco, como cariñosamente lo llaman sus amigos, lucha y aboga por los derechos y la visibilidad de la comunidad LGBT dominicana desde 1994 y ha recaudado fondos para varias iniciativas en la República Dominicana, la más reciente: el apoyo a la candidatura de Deivis Ventura por el Municipio de Santo Domingo Oeste en las pasadas elecciones de mayo de 2016; aunque los resultados no fueron los deseados. Los planes de apoyo de esta candidatura continuarán para que Deivis pueda postularse para un cargo en las elecciones de 2020 ya que insertarse en la política es parte del plan para combatir la LGBTfobia que afecta a miles de personas.

Corresponsales Clave: ¿Cuál es relación que guarda Ahora | Now con el movimiento LGBT dominicano y los derechos humanos?

Francisco Lázala: Ahora / Now aboga por todas las minorías y los grupos que han sido marginados por la comunidad en general. Minorías como las mujeres y la comunidad LGBT son un tema de suma importancia de Ahora / Now y decidimos unirnos al grupo para que pueda continuar abogando contra el estigma y la discriminación que existe en contra de la comunidad LGBT, pero más específicamente a la comunidad LGBT dominicana, tanto en Nueva York como en la República Dominicana.

Ahora / Now ha organizado varios foros para informar a la comunidad general de los problemas y preocupaciones que afectan a ciertos sectores de la comunidad de forma particular y esto incluye a la comunidad LGBT dominicana. A través de Ahora / Now, hemos sido capaces de educar a la comunidad dominicana heterosexual y otros grupos acerca de las cuestiones que preocupan a la comunidad LGBT. Entendemos que es importante que las personas no LGBT también conozcan cual es la realidad de las personas LGBT para que puedan y continúen apoyando nuestra lucha. Los miembros de Ahora / Now han sido muy proactivos y entienden que todos tenemos que trabajar de forma conjunta para poner fin a la discriminación y la intolerancia.

CC: Has enfocado tu trabajo en lo social y educacional, ¿por qué su relevancia en el momento que vive actualmente el movimiento LGBT a nivel mundial?

FL: Mi trabajo no sólo se ha centrado en las necesidades sociales y educativas de la comunidad LGBT. También he centrado mi energía en hacer trabajo de incidencia política, específicamente en Albany y Washington DC, así como en la República Dominicana. Aunque el matrimonio igualitario ha sido uno de los temas por los cuales he estado luchado y que finalmente ha sido aprobado por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos, sigue siendo un problema por el que aún tenemos que seguir luchando en el resto del mundo.

Otro tema por el que debemos seguir trabajando es por la seguridad laboral. Nadie debe ser despedido de su puesto de trabajo, ya sea porque es LGBT o porque es una persona que vive con el VIH; pero, por desgracia, esto sigue ocurriendo en la República Dominicana y alrededor del mundo.

Otra realidad que me preocupa en lo más profundo del corazón es ver la alta tasa de nuevas infecciones de VIH en nuestras juventudes LGBT en todo el mundo. He estado involucrado en organizaciones sin fines de lucro que trabajan el tema del VIH y Sida durante más de 20 años y siento que hemos hecho un gran trabajo educando a nuestros/as jóvenes sobre esta enfermedad, pero aún tenemos que hacer más hasta que encontremos la cura.

Otro tema que debemos seguir trabajando es la igualdad y equidad de género y trans. Todavía veo como (las trans) siguen siendo objeto de discriminación y brutalidad policial y eso me enfurece. Es vergonzoso y lamentable que en pleno 2016 la comunidad LGBT sea detenida sin ninguna justificación.

CC: ¿Qué planes tienes en cuanto al apoyo a proyectos que beneficien a trabajadores sexuales masculinos?

FL: Sobre la base de un documento que GALDE realizó en 2003-2004 encontramos que los trabajadores sexuales masculinos no se sentían cómodos yendo a las oficinas de Amigos Siempre Amigos (ASA) por los servicios que necesitaban, y ellos mismos nos indicaron que la población objetivo de ASA son hombres homosexuales y mujeres trans y que no se ven representados o que sus necesidades no son parte de los objetivos de ASA.

En este momento, estoy en conversaciones con varias instituciones en los Estados Unidos para ver si pueden proporcionar fondos y asistencia técnica para el proyecto de hombres trabajadores sexuales. Ellos quieren que los datos y las estadísticas prueben que los trabajadores sexuales son una población con necesidades; Por lo tanto, estamos diseñando un documento para realizar grupos focales.

Estoy en conversaciones con José Antonio López, Coordinador de una intervención en VIH del Centro de Orientación e Investigación, COIN, dirigida a los trabajadores sexuales masculinos en la República Dominicana. Si la propuesta es aceptada y financiada, podremos ser capaces de dirigir un proyecto específico enfocado en los trabajadores sexuales masculinos y sus necesidades inmediatas. Por ejemplo, tenemos la intención de proporcionar capacitación laboral, los servicios educativos y sociales, entre otros servicios.

CC: Muchos sentimos que el activismo se encuentra estancado aquí y allá, ¿qué piensas al respecto?

FL: ¡Estoy de acuerdo contigo!

El activismo en Nueva York y la República Dominicana está en un punto muerto en este momento. A pesar de que desde hace muchos años GALDE llenó el vacío para la comunidad LGBT Dominicana en Nueva York, siento que el impulso se perdió.

Muchos de nosotros los activistas estamos estancados en este momento particular, tanto en Nueva York como en la República Dominicana. Siento que debemos centrar nuestras energías en la formación de las nuevas generaciones de líderes para que puedan ayudar a generar nuevas ideas innovadoras que pueden ser utilizadas por las próximas generaciones. Además, siento que debemos centrar nuestras energías en la recaudación de dinero para los líderes de la comunidad LGBT que desean postularse para un cargo público.

CC: Quizás estamos agotados y necesitamos un relevo…

FL: Pienso que estamos agotados, pero quizás es porque no estamos trabajando juntos este agotamiento. Creo que sí es un estancamiento de ideas más que un movimiento estancado.

CC: Cuál es tu opinión sobre el movimiento LGBT latinoamericano en los Estados Unidos?

FL: El movimiento LGBT latinoamericano en los Estados Unidos solía ser muy activo en la década de 1990 y hasta digamos 2010. Por ejemplo, en la ciudad de Nueva York, había 17 grupos LGBT latinos en la década de 2000. Cada etnia latina estuvo representada por uno a dos grupos por país. Tuvimos grupos que representaban a la República Dominicana, Venezuela, Perú, Argentina, Puerto Rico, Brasil, Colombia y otros.

Todos se reunían y llevaban sus gente para socializar y coordinar actividades educativas y culturales, marchar en los desfiles LGBT por la ciudad de Nueva York, etc. En la actualidad, ninguno de estos grupos existe. El activismo, en su mayor parte, se ha apagado. Sobre todo, porque hacer el trabajo de activista es muy duro, pero también porque la mayor parte del trabajo se realiza de forma voluntaria y la mayoría de los miembros tenía que trabajar 50 a 60 horas por semana para poder mantenerse a sí mismos y sobrevivir en un nuevo país. Además que muchas de las leyes por las que se había estado luchando para proteger a la comunidad LGBT se han logrado (por ejemplo el matrimonio igualitario). Ellos (los migrantes) están más preocupados intentando asimilar la cultura americana, aprender un nuevo idioma, conseguir un buen trabajo con un buen salario, entre otras prioridades.

CC: Qué piensa del movimiento LGBT Dominicano?

FL: Hay un montón de grupos LGBT y organizaciones en la República Dominicana, pero no parece que están trabajando juntos. Pueden construir una fuerza más fuerte y tener más influencia en todos los sectores si comienzan a trabajar juntos y de manera más coherente.

Los grupos LGBT también deben organizar y capacitar a varios de sus líderes para que puedan postularse para un cargo público. Por ejemplo, deben apoyar a Deivis Ventura y otros/as, concienciar y visibilizarse para que Deivis y los/as demás candidatos/as puedan ganar en las próximas elecciones. Además, más líderes LGBT deben recibir entrenamiento sobre cómo postularse para un cargo y, de hecho postularse a cualquier cargo público.

El movimiento LGBT Dominicana debe construir una agenda política y lograr que algunos de sus líderes LGBT sea electo a un cargo público.

Cuantos más miembros LGBT participen en los partidos políticos, mas oportunidad tendrán de darse a conocer y respetar. La construcción de un partido político LGBT por separado, puede no ser una buena idea, ya que se necesita realizar una gran cantidad de trabajo y se gastaría mucha energía y por lo que me di cuenta en el conversatorio, pueden enfrentar la discriminación más descarada y la homofobia tanto de las máquinas políticas actuales, el gobierno, la policía y las múltiples instituciones, y ni hablar de la población dominicana en general.

CC: Cuales serían, desde tu punto de vista, las líneas de acciones prioritarias para un buen plan de incidencia política en el colectivo LGBT Dominicano?

FL: Varios puntos son importantes: la visibilidad en los medios de las personas LGBT, la capacitación/educación de las personas LGBT, el construir alianzas fuertes con sus contrapartes heterosexuales, formación integral sobre cómo postularse con eficacia a un cargo público, involucrar gurúes en la recaudación de fondos.

Agradecemos a Francisco por su disposición a esta entrevista.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.