El 25 de enero del 2017, se llevó a cabo el acto de presentación del estudio “Violencia contra las Mujeres: Avances y Desafíos”, publicado por ONU Mujeres,  en el salón auditorio del  Edificio de las Naciones Unidas en Asunción, Paraguay, que contó con la presencia de diversos representantes institucionales tales como: ONU en Paraguay Mujeres Carolina Taborga, Ministra de la Mujer Ana María Baiardi; otras autoridades y  diferentes actores  de la sociedad civil. El estudio tuvo como objetivo identificar y analizar información en relación a la violencia contra las mujeres en Paraguay.

El estudio abordó  la violencia contra las mujeres, planteando elementos para una discusión sobre las potencialidades y las brechas, las principales rutas utilizadas por las mujeres ante la violencia, la promoción del enfoque de derechos, como una herramienta para complementar y fortalecer el trabajo que se viene realizando desde diversos espacios, y aportando una visión amplia respecto de los avances y problemas legales para combatir la violencia contra las mujeres.

El estudio también analizó las respuestas que ofrecen las instituciones a las mujeres, así como las dificultades por las que atraviesan al momento de realizar las denuncias.

Violencia y diversidad

El informe menciona los altos índices de violencia doméstica y feminicidio en el país, y recoge datos de la violencia contra personas lesbianas, gay, transgénero e interesex,  datos sobre los asesinatos de travestis, transexuales y transgéneros, que han sido olvidadas hasta la muerte.

Informa que las mujeres lesbianas están expuestas a la violencia debido a la misoginia y las inequidades de género que existen la sociedad. Un alto porcentaje de la violencia hacia las mujeres lesbianas se da en el ámbito de la familia, donde son víctimas de ataques físicos, psicológicos y hasta sexuales.

Una de los avances en la lucha contra la violencia que señala el estudio es la aprobación del proyecto de Ley de protección integral a las mujeres contra toda forma de violencia, que aborda la violencia como una cuestión integral de derechos, con un enfoque de igualdad, y que incorpora las diversas formas de violencia, más allá del ámbito familiar y doméstico.

Iren Rotela, activista trans.

Iren Rotela, activista por los derechos de las personas trans en Paraguay, señaló a Corresponsales Clave que la aprobación de la Ley contra la violencia hacia las mujeres, aunque es un avance muy importante en materia de derechos y protección a las mujeres, es una ley “descuartizada, porque nos ha dejado atrás a las mujeres trans”.

Ciertamente, hasta la fecha se tiene registro de al menos 57 casos de asesinatos de mujeres trans con total impunidad, “las personas trans a lo largo de nuestra vidas sufrimos todo tipo de violencia, desde la  niñez, donde empieza nuestro descubrimiento y transición hacia la construcción de quien queremos ser y quienes verdaderamente somos, la lucha por nuestra identidad es un proceso muy doloroso y de mucha violencia y, en vez de ser protegidas por el Estado, es el mismo estado quien nos violenta”, dijo Rotela.

La activista exigió que se llegara al fondo del problema de la “violación a nuestros derechos humanos que  impide el goce y ejercicio de los mismos, y por todo esto es un problema público que debe ser abordado, combatido y erradicado de manera urgente desde el Estado  y la sociedad; (…) es hora de sentarnos y no voy a dar ni un paso atrás”, finalizó.

Se puede decir que, en términos generales, han habido avances en relación a la lucha contra la violencia hacia las mujeres y la aprobación de una Ley de protección integral a las mujeres contra toda forma de violencia “Por Ellas” es uno de ellos, por lo que hoy más mujeres se animan a romper el silencio y hacer sus denuncias; sin embargo, aún queda mucho por hacer frente a los feminicidios y las muertes de las personas trans siguen impunes.

Los comentarios de Iren Rotela nos llaman a la acción, a participar activamente del trabajo por la eliminación de la violencia.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.