Durante una semana, se reunieron en la ciudad de Guatemala 80 participantes procedentes de varios departamentos del país que brindan servicios en los programas normativos, hospitales y centros de salud del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, así como activistas de organizaciones de mujeres y hombres trans, para profundizar sobre el abordarje integral a personas trans.

Los talleres fueron impartido por profesionales del Centro Nacional de Sexualidad de Cuba.

Los talleres fueron impartido por profesionales del Centro Nacional de Sexualidad de Cuba, CENESEX, en el marco de la implementación del Plan Operativo de la Estrategia de Atención Integral y Diferenciada en salud para las Personas Trans en Guatemala, lanzado el año 2015 por el MSPAS, y que cuenta con el financiamiento del Fondo Mundial.

Los talleres se enmarcan dentro de la implementación de la Estrategia que busca promover el acceso a la salud integral y diferenciada de las personas trans, en los tres niveles de atención del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, en un marco de Derechos Humanos.

A través de dos talleres paralelos, ambos grupos profundizaron sobre conceptos relacionados a la promovión y prevención de enfermedades, sexualidad e identidad de género, los derechos sexuales, el fortalecimiento institucional y monitoreo y evaluación. Asimismo se pudo compartir sobre la vivencia de la población trans, el estigma y la discriminación en el contexto del acceso a la salud que se acentúa por el hecho de ser trans

Alex Castillo, representante de la Red de hombres “TRANSFORMACION”, manifestó que “ha sido un proceso de construcción bajo una mirada de la comunidad trans, algo histórico en Guatemala porque la sinergia dentro de las comunidades trans nunca se había logrado, mientras que en el evento se logró consensuar y discutir, y ver que al final la Estrategia de Atención Integral Diferenciada en Salud para las personas trans en Guatemala es para todos y para todas, y la necesidad de implementarla es una cuestión de vida o muerte para nuestra comunidad. El reto mayor es seguir en esta sinergia y seguir luchando como movimiento, para que esta estrategia cumpla su objetivo que es propiciar una atención integral diferenciada”.

El taller contó con el apoyo financiero del Fondo Mundial.

Las personas trans que participaron del taller hicieron hincapié en el maltrato que viven en los establecimientos de salud: “La violencia no solo es agredirnos, sino también ignorarnos, es a partir de ello que solicitamos que los servicios de salud nos incluyan y nos entiendan”, dijo una de las participantes. El maltrato también fue vinculado al derecho a la identidad de género y a la atención en salud más allá de la salud sexual: “los servidores nos ven como objetos sexuales y como VIH, por lo que nos violentan como personas trans, necesitamos servicios de acuerdo a nuestras necesidades”, dijo otra activista trans presente en la reunión.

Rudy Ortiz, médico de la clínica Barcelona en el Centro de Salud de Escuintla, comentó que “se busca tener los lineamientos para brindarles (a las personas trans) un servicio fundamentado en el respeto, el trato humano y digno. El reto más grande es poder socializar al personal de salud en general, porque tiene que ser una atención multidisciplinaria y trabajar con la sociedad la reducción del estigma y la discriminación”.

Ada Alfonso, especialista de CENESEX de Cuba y facilitadora del taller manifestó que tanto entre los prestadores de servicios como en la sociedad civil se pudo analizar las principales problemáticas en el área de salud: “los hombres trans que se han sentido invisibilizados debido a que ni siquiera se les ofertan los servicios de salud, el abordaje a personas trans discapacitadas, la desvinculación del VIH a la población trans, la reasignación de sexo, los servicios sin estigma y discriminación y con especialización de acuerdo a sus necesidades”.

Ambos grupos tuvieron la posibilidad de dialogar y mostraron su interés en conocer más de la atención a población trans; así, hicieron suya la Estrategia para la Atención Integral y Diferenciada de las Personas trans. Queda definir y construir los mecanismos específicos para su implementación, así como perfeccionar el enfoque de derechos, sus indicadores y resultados esperados.

Con los recursos humanos capacitados en atención integral y diferenciada para trans se da un gran avance; sin embargo, aún hace falta garantizar que el sistema de salud en su conjunto haga posible esta atención.

Dentro de los acuerdos de sociedad civil y el personal de salud, se sostuvo promover la estrategia al interior de las organizaciones de sociedad civil e instituciones del Estado.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.