El Paro Internacional de Mujeres (PIM) es un movimiento de base constituido por mujeres de diferentes partes del mundo, organizado desde finales de octubre de 2016 como respuesta al discurso de funcionarios y personas públicas contra la igualdad (que  llaman “ideología de género”), la intervención de la Iglesia en las decisiones sobre nuestros cuerpos, la burocracia sindical, la invisibilización de la violencia en contra de las mujeres, la doble jornada, la brecha salarial entre hombres y mujeres por el mismo trabajo, el acceso a la justicia, la necesidad de deconstruir los estereotipos de género, el acoso y el machismo en todas sus formas.

Hoy, 8 de marzo, tendrá lugar un paro histórico que sucederá en al menos 30 países del mundo: Argentina, Australia, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, la República Checa, Ecuador, Inglaterra, Francia, Alemania, Guatemala, Honduras, Islandia, Irlanda del Norte, la República de Irlanda, Israel, Italia, México, Nicaragua, Perú, Polonia, Rusia, Salvador, Escocia, Corea del Sur, Suecia, Togo, Turquía, Uruguay y Estados Unidos.

Las consignas son variadas, pues si bien a las mujeres nos une el común denominador de la invisibilización, las vivencias de violencia y acoso; nos diferencian las desventajas que se nos suman, como granos de arroz en una bolsa, en función de nuestra procedencia, aspecto, ingreso, condiciones de vida, creencias, la condición de vivir con VIH, entre otros.

En este sentido, Gachy Awad referente por Puerto Madryn de la  Red Argentina de Mujeres que viven con VIH-sida, comentó para Corresponsales Clave: “voy a adherirme y apoyar a otras mujeres participando y hablando sobre las experiencias de las mujeres que vivimos con VIH, los tipos de violencia que sufrimos y los muchos casos de las mujeres que han adquirido el virus a causa del abuso y la violación… dando testimonio y siendo la voz de tantas mujeres que por miedo al estigma y la discriminación o vergüenza no pueden levantar sus voces ”.

El testimonio de Gachy, nos habla de que este paro y las diferentes actividades y movilizaciones que se realizarán mañana, son una acción política de protesta y visibilización, pero también una manifestación de deseo y de voluntad de construir una sociedad diferente, en la que no tengamos miedo de nuestra condición, cualquiera que sea, o de convivir cotidianamente con otros en nuestro entorno.

En este sentido, diferentes organizaciones que constituyen “las mujeres del VIH” mencionan en un comunicado difundido por ONU Mujeres: “En esta efeméride del “Día Internacional de la Mujer” fecha propicia para continuar demandando la igualdad ante la ley y de oportunidades, para lograr un planeta 50-50 para el 2030, destacamos la urgente necesidad de visibilizar, reconocer e incrementar la participación de las mujeres en la respuesta al VIH, ya que somos ciudadanas y aliadas activas en los procesos de toma de decisión en el ámbito nacional y global. Somos agentes de cambio y a la vez receptoras de mensajes y programas que deben ser acordes con nuestros derechos humanos.

(Mujeres del VIH son: Fundación María Fortaleza -  Colombia, Fundacion Llaves – Honduras, HIVOS, FEIM – Argentina, Balance – México, Red de Mujeres Trabajadoras Sexuales LAC (RedTraSex LAC), MUSAS – Venezuela, GESTOS – Brasil, MYSU – Uruguay, Flora Tristán – Perú, Red Peruana de Mujeres Positivas, ICW Latina – Regional, Aliadas en Cadena – Venezuela, Red Bonaerense de Personas con VIH – Argentina, Movimiento Latinoamericano y Caribe de Mujeres+ (MLCM+), Mujeres Indígenas de Paraguay – MIPY e ICASO.

Desde estas organizaciones, las mujeres afectadas por múltiples formas de discriminación y exclusión, como mujeres que viven con VIH, cuidadoras, jóvenes, trabajadoras sexuales, indígenas, afrodescendientes, migrantes, excluidas por su condición étnica, económica, social, orientación sexual e identidad de género adhieren al Paro del 8 de Marzo y exigen ser reconocidas dentro de su diversidad y consideradas como población clave para la prevención, atención y cuidados, más allá de la prevención de la transmisión vertical del VIH. Exigen también mayor visibilidad política, económica y social para las mujeres con VIH y sus organizaciones, incorporando procesos transparentes de consulta y participación real de las mujeres.

El Día Internacional de la Mujer se ha caracterizado por resaltar las luchas de las mujeres unidas, enviando un mensaje al mundo con los testimonios sobre sus vivencias cotidianas, con sus matices y características, pero el paro de mañana no tiene precedentes. Sin duda, tendrán que escucharnos.

#8myoparo #sororidad #lasolidaridadesnuestraarma #cuelgaeldelantal #niunamenos #diainternacionaldelamujer

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.