A propósito del Día para la Cero Discriminación, Corresponsales Clave conversó  con usuarios de los diferentes servicios de salud para conocer la situación de la atención  por parte del personal de salud. Cerca de veinte expresaron haber sufrido violencia en más de una ocasión de parte de algún miembro del personal de salud, algunos declararon que la discriminación empieza desde que entran al hospital porque muchas veces no respetan su confidencialidad.

El 1 de marzo se celebra el Día de la Cero Discriminación.

Las declaraciones desde los mismos afectados contradicen las afirmaciones del presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), Waldo Ariel Suero, quien señaló al periódico El Día que “Aquí el 98% de los médicos  atienden a sus pacientes con estas condición, con algunos niveles de protección y cuidado como demandan las normas internacionales; a esa población se les da un trato afable”.

A diario se perciben situaciones de discriminación hacia las personas con VIH, inmigrantes, trans y personas con necesidades especiales, siendo éstas más comunes en las personas con VIH y homosexuales; algunos profesionales han expresado incluso que la infección es un castigo merecido por vivir en desacuerdo con las normas moralmente establecidas; expresiones que parecen traídas del siglo pasado.

Corresponsales Clave conversó con *Ana, una joven trabajadora sexual. Ella acudió al centro a su cita periódica y le diagnosticaron sífilis. La médica le dijo que eso le había pasado “por estar de perra en la calle”, según contó a joven. La misma médica le dijo a otra usuaria que presentaba rash en la piel, que eso era “por ser cochina”. Muchas mujeres denunciaron maltratos en los servicios de ginecología y obstetricia, donde un médico se negó a hacer una revisión “por temor al contagio” y donde algunas mujeres no reciben la programación de sus cesáreas a tiempo.

Varias han sido las quejas desde los usuarios y usuarias de los servicios de salud desde hace cinco años. Incluso, a través de la Alianza Solidaria para la Lucha Contra el Sida (ASOLSIDA), se ha denunciado esta situación ante las autoridades del hospital; sin embargo, hasta el momento no se ha tomado ninguna medida.

Los testimonios recogidos por Corresponsales Clave coinciden con los casos colectados en un informe sobre estigma y discriminación que será presentado en los próximos días por el Consejo Nacional para el VIH y Sida (CONAVIHSIDA) y que revela la gravedad de las violaciones de los derechos de los usuarios y pacientes en los centros de salud.  Los casos van desde la referencia despectiva de una persona por tener VIH hasta la negación de la atención.  El estudio se realizó en 15 hospitales que ofrecen servicio de atención integral a nivel nacional. El informe también se ocupa del personal de salud y señala que el 34 % admitió nunca haber recibido información sobre estigma vinculado al VIH, de cómo se transmite el virus o de cómo se trata la infección.

El presidente del Colegio Médico ha tildado de falsa la información adelantada por CONAVIHSIDA  e invitó al doctor Víctor Terrero, director de la entidad, a señalar con nombre a los médicos que hayan cometido alguna falta.

Para el colectivo de activistas que trabajan por el respeto de las personas con VIH del país, negar las evidencias es desconocer la dignidad de las personas y el trabajo que por años se ha llevado a cabo exigiendo trato humano e igualitario para las personas con VIH y aquellas con necesidades especiales.

El informe que será presentado públicamente en unas semanas es el primer paso para modificar la situación de la atención a las personas con VIH en los centros de salud públicos.

Entendemos que para lograr cambios significativos en los servicios se deben realizar alianzas intersectoriales en la que participen organizaciones del Estado y de la sociedad civil orientadas a lograr el respeto individual para generar una verdadera transformación.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.