La organización Venezuela Igualitaria nos invita a acompañarlos en la primera edición del Premio Respeto LGBTI que se llevará a cabo en Venezuela, en una rueda de prensa, el 31 de marzo de este año. Este reconocimiento simbólico se concederá anualmente en dos categorías: Entidades y Personas, y tiene como objetivo estimular el respeto hacia los derechos de la población LGBTI del país por parte de entidades o personas no vinculadas directamente con el movimiento. Todas las venezolanas y venezolanos que lo deseen pueden votar, tanto por la institución como por la persona que crean se merezcan esta distinción por medio de este enlace: Premio Respeto LGBTI.

Para informarnos sobre este premio, Giovanni Piermattei Alvaréz, presidente de Venezuela Igualitaria, nos concedió una entrevista para Corresponsales Clave:

Corresponsales Clave: ¿Cómo surgió esta iniciativa?  ¿Cómo la han llevado adelante y cuál ha sido el resultado hasta ahora?

Giovanni Piermattei Alvaréz: El premio Respeto LGBTI es una iniciativa de José Contreras Quintero un activista de Venezuela Igualitaria que actualmente reside en Alemania y que vio que allá los movimientos LGBTI se organizaron para hacer un premio semejante (…), porque en Venezuela hasta ahora el único premio simbólico que existe es el premio homofobia que da otra organización: Unión Afirmativa. Nosotros queremos darle un giro positivo y buscar estimular el respeto hacia los derechos de la población LGBTI en Venezuela, por parte de las diferentes instituciones y personas que no siendo –al menos públicamente- homosexuales o trans ni activistas por derechos humanos LGBTI, de alguna manera promuevan el respeto hacia la ciudadanía LGBTI.

Lanzamos la campaña en diciembre del 2016, con la idea de que la premiación fuera para conmemorar el día en que se entregó en Venezuela por primera vez en la historia un proyecto de ley por iniciativa popular sobre el matrimonio igualitario; pero tuvimos contratiempos. En diciembre salió la sentencia 1187 de la sala constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, beneficiando a las familias homoparentales en Venezuela, que generó una gran cantidad de trabajo y tuvimos que postergar la premiación. Ahora acabamos de decidir sacarla el 31 de marzo.

CC: ¿Cómo se seleccionaron a las personas y organizaciones que están postuladas a la premiación?

G.P.A: Para la organización de la premiación seleccionamos un grupo de activistas LGBTI que no todos eran miembros de Venezuela Igualitaria para que hubiese una apreciación diferente, había activistas de la ASDRE, la Fundación Amanecer Humano y nosotros. Este equipo evaluó las postulaciones que llegaron vía correo electrónico por parte de algunas personas que quisieron participar (cualquiera pudo postular) y de la masa de postulaciones seleccionamos cinco personas y cinco entes, que son las que hoy están postuladas a un proceso de votación público a través de un formulario que creamos en google docs. Hasta ahora han votado aproximadamente 200 personas y se cerrarán las votaciones el 24 de marzo.

Entre las entidades nominadas están la Casa de la Cultura de Maracay, el portal Contrapunto, el Gobierno de Distrito Capital, la Mesa de Trabajadores de PDVSA y la Unidad Clínica Integral de Especialidades Profesionales, mientras que entre las personalidades se incluye al concejal de Chacao, Diego Scharifker; el periodista Eduardo Rodríguez Giolitti; la antropóloga y directora del Museo de Antropología e Historia de Maracay, Judith Heredia; el exdirector de Conatel, William Castillo; y el comunicador y activista social Jeanfreddy Gutiérrez.

CC: ¿Qué expectativas tienen con este premio?

G.P.A: En principio tenemos la expectativa de que esto sea un primer paso para que otras instituciones, tanto públicas como privadas, se sumen a visibilizarse a favor de los derechos humanos de la población LGBTI, porque una de las cosas que nos falta mucho en Venezuela es ese apoyo visible, como pasa en otros países, con empresas, personas del medio artístico (…). Aquí cuesta un poco -o les da miedo incluso- hablar; como nuestra lucha es en principio por el matrimonio igualitario les da miedo hablar de la palabra matrimonio y la disfrazan con la etiqueta de uniones civiles o uniones de parejas del mismo sexo, entonces la expectativa es que sigan surgiendo espacios en los medios de comunicación, que sigan habiendo periodistas comprometidos y que las instituciones tanto del Estado, que muchísima falta nos hacen, como instituciones privadas, se sumen también a visibilizarse apoyando nuestras causas.

CC: ¿Cómo financiaron esta iniciativa?

G.P.A: Venezuela igualitaria es una organización sin fines de lucro, su financiamiento proviene del aporte que podamos hacer cada uno de sus miembros. Los mismos activistas, en la medida de las posibilidades aportan algo, es muy cuesta arriba llevar una organización así. Sin embargo, lo hemos logrado y eso nos brinda una gran independencia. También hemos recibido donaciones de amigos y familiares de cada uno de nosotros.

CC: Para cerrar, saliéndonos un poco del tema y tomando en cuenta el contexto de fuga de activistas y personas en Venezuela, ¿cómo ha impactado la migración en el activismo dentro de su organización?

G.P.A: Sí, se han ido activistas nuestros a otras regiones y partes del mundo, pero el impacto ha sido positivo. Estamos en contacto, siempre estamos hablando, ninguno se ha desvinculado, las distancias se han acortado con la tecnología de comunicación e información y han hecho que le den un mayor impacto a todas estas cosas que estamos haciendo porque se agregan las visiones con otras perspectivas y las alianzas internacionales se ensanchan.

Desde Corresponsales Clave, agradecemos la disposición de Giovanni Piermattei para esta entrevista.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.