En los últimos años, una de las preguntas que desvelaba a los científicos en relación con la PrEP, más allá de analizar su eficacia con la toma diaria de tenofovir y emtricitabina (Truvada®), era si el uso de esta tecnología de prevención exponía más a sus usuarios a las infecciones de transmisión sexual. Si se analizan todos los estudios, se sabe que existe una relación directamente proporcional con el uso sistemático y correcto de la PrEP y su grado de protección. Ahora, ¿Qué pasa con las ITS? ¿La PrEP incrementa el riesgo a otras infecciones? , lo que se conoce como la compensación del riesgo.

La PrEP y las ITS

Desde la obtención de los resultados de IPREX, no ha habido evidencia de compensación del riesgo. De hecho, las personas que ingresaron a este primer estudio evidenciaron una caída de las relaciones sexuales sin protección, por ende una menor recurrencia de ITS. Existe quizás la distorsión que produce participar en un estudio clínico, pero la realidad es que las relaciones anales sin protección dentro de este protocolo cayeron de 60 a 30%.

La publicación de un reciente análisis de todos los estudios publicados sobre la PrEP hasta la fecha (entre el 2010 al 2015) no encuentra evidencias que los participantes aumentaran las relaciones sin protección.

Un reciente estudio conducido en la vida real, en un servicio de acceso a la PrEP en San Francisco (Estados Unidos), mostró un incremento de relaciones sin condón y un aumento de ITS en el subgrupo de participantes de mayor edad y mejor educación formal. Este grupo, aparentemente, practicó la denominada compensación del riesgo (reemplazar el condón por la PrEP) y los investigadores necesitan poder explicar o comprender mejor este comportamiento.

Resistencia a las drogas

El mismo meta-análisis analizó la resistencia a los antirretrovirales, en 6 estudios donde se encontró que el 18% mostraba resistencia a las dos drogas de la PrEP, se demostró que esta preexistían al uso de Truvada. Por ello, no estaban directamente relacionadas con el uso de la PrEP. Aún existe la posibilidad teórica que el uso de PrEP pueda generar resistencia a las drogas (emtricitabina y tenofovir) en una persona que resulte VIH positiva, pero no se ha podido demostrar que la resistencia sea causada por la PrEP.

El uso correcto

En estudios a gran escala en Francia, como Hypergay, se tuvo como principal hallazgo que menos de la mitad de los participantes de este estudio (43%) tomaban la PrEP en forma adecuada, y aun cuando existían diferentes grados de protección (relacionada a la disponibilidad de las drogas en la sangre y el uso del condón), la adherencia a la PrEP y su uso correcto es uno de los principales desafíos.

¿Que hay de nuevo en desarrollo?

Lo nuevos abordajes de PrEP, en estudio, incluyen a los anillos vaginales de PrEP, otras drogas orales diferentes y versiones inyectables de larga duración. La mayoría de los nuevos estudios se desarrollarán en países de África, con una participación significativa de mujeres.

El impacto de PrEP

El uso de la PrEP en los E.E.U.U. se ha incrementado significativamente, aunque sólo esta disponibles en algunos estados y bajo la cobertura de algunos seguros de salud. Desde 2013 al 2015 su acceso se ha incrementado siete veces.  En San Francisco, luego de muchos años, los casos informados de nuevas infecciones comenzaron a bajar.

La PrEP en Brasil

La epidemia del VIH en Brasil es altamente concentrada, en particular en hombres gais, hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombre y personas trans. La prevalencia en gais y HSH es de 14% y 31% en mujeres trans. Desde el año 1996 se provee acceso al tratamiento antirretroviral por medio del Sistema Único de Salud (seguro universal), aunque persisten desafíos en cuanto al acceso, principalmente a consecuencia de la inequidad y residencia geográfica de las personas  al implementar programas de atención y prevención.

Hasta ahora el país ha estado participando en estudios demostrativos de PrEP. Hoy, existe la decisión política y normativa de incorporar la PrEP en la red pública de salud. Ya existían otros servicios de prevención combinada, como por ejemplo la prevención post-exposición (PEP).

Uno de los más recientes estudios significativos fue sobre conocimiento e interés de la PrEP, en las ciudades de Río de Janeiro y Sao Paulo, en los que participaron un 95% de hombres gais y HSH y 5% de personas trans. Entre los HSH, el 60% había oído sobre el PrEP y el 80% tenía interés de usarlo sin costo. En el caso de las personas trans, sólo el 23% había oído de PrEP, pero un 93% mostró interés en usarlo sin costo.

Las principales variables vinculadas con el conocimiento son la educación formal, la raza, la situación socio-económica y el conocimiento previo sobre la PrEP. Una de las principales conclusiones programáticas del estudio, es que ofrecer la PrEP en centros de salud pública creará una oportunidad única de aumentar la oferta de la prueba y el tratamiento inmediato de estas poblaciones.

En Brasil, México y Perú se iniciará un estudio a gran escala de PrEP con la participación total de 7500 personas financiado por UNITAID. En el caso del Brasil, este estudio permitirá abrir centros en 19 ciudades para llevar la PrEP a una mayor escala y dejar centros regionales y descentralizados de referencia. UNICEF también está comenzando un estudio de PrEP en adolescentes.

Sabemos más sobre la PrEP

En conclusión, sabemos que la PrEP es eficaz y logra muy altos niveles de protección que están directamente relacionados con el uso correcto y la toma diaria. La educación formal, la raza, la situación socio-económica y la edad tienen una relación directa con el acceso, el conocimiento y uso de la PrEP.

Los estudios en Brasil demostraron un conocimiento desigual sobre la existencia de la PrEP, pero una muy alta demanda potencial si esta se ofrece en forma gratuita. Aquellos programas nacionales que están considerando el uso de la PrEP en la región, creen que la oferta de estos servicios es una oportunidad para ofrecer la prueba y tratamiento del VIH a más personas. No existen aún evidencias claras que el uso de la PrEP reduce el uso de condones y un aumento de la ITS. Lo único que se esta viendo en las ciudades, de EE.UU. por ejemplo, que ya ofrecen la PrEP, es que, por primera vez, en más de 30 años, hay una reducción en los nuevos casos de infecciones en las poblaciones más vulnerables.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.