Con una epidemia de VIH concentrada en hombres gais, hombres que tienen sexo con hombres y mujeres trans, fue clave que el país, en el 2013, reactive el Mecanismo Coordinador de País con representantes de organizaciones de la sociedad civil y poblaciones clave, para trazar objetivos estratégicos para la postulación al financiamiento del Fondo Mundial lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria y su nuevo modelo de cooperación.

En la segunda convocatoria participaron 85 personas.

Actualmente, se encuentra en ejecución dicho proyecto que busca un modelo sostenible de prevención combinada y atención a la población de HSH y mujeres trans y promueve cambios estructurales para lograr una respuesta integral al VIH que sea sostenible como país. Por ello, resulta de vital importancia contar con representantes de las comunidades involucradas en el proyecto en el MCP que velen por una adecuada implementación.

En el proceso de elección, y en la reunión en particular, se pudo ver el interés de personas jóvenes en la respuesta al VIH. A la reunión también asistieron jóvenes migrantes, una realidad que se repite en toda América Latina, y que en Costa Rica es más que conocida.

Es importante señalar que esta fue la segunda reunión de elección de representantes, ya que en una edición anterior, en noviembre de 2016, no se contó con el quorum necesario (30 personas) establecido en los estatutos del MCP.

Esta vez asistieron 85 personas y, por mayoría, eligieron a Handerson Bolívar Restrepo, un colombo – costarricense de 32 años, comunicador gráfico, con varios años de experiencia en el sector público y que trabaja por la promoción de los derechos humanos y la equidad de género. Bolívar tiene experiencia en formación de docentes y fue educador para la sexualidad de Corporación Gilania (Colombia).

Corresponsales Clave: ¿Cómo te sientes ser el representante de los HSH de Costa Rica?

Handerson Bolívar: Es un privilegio de ser la voz de muchas voces que se levantan tímidamente ante un sistema ensordecido; creando el compromiso de ser quien las escucha (las que coincido y también las que disiento), con el ánimo de canalizar y crear estrategias que vincule a la mayoría de ellas. Es un reto profesional y personal que asumo con responsabilidad, compromiso y mucho respeto de quienes han construido la historia en la defensa de los derechos sexuales de la ciudadanía de este país.

CC: ¿Cuáles crees que son los desafíos ante el VIH en los HSH?

HB: Soy un rostro visible de una población en sí misma diversa, unida por la estigmatización y el juicio moral de constructos sociales que conllevan a la clandestinidad y prácticas sexuales de riesgo, que nos convierte en víctimas de una cruel pandemia de la cual muchos siguen siendo invisibles.

El reto consiste en visibilizar estas poblaciones (las clandestinas), darles voz para la exigibilidad de sus derechos, la apropiación del conocimiento y el acceso a una atención adecuada. Por otra parte, es deber la conciliación de las voces, los argumentos y las exigencias de representantes de organizaciones que, aunque buscan el mismo fin, discrepan sobre la estrategia para cumplir los objetivos y para la mitigación del daño.

Le elección es el primer paso en la representación. Un desafío adicional que deberá enfrentar Handerson es la creación de estrategias y mecanismos ágiles de comunicación para ampliar la participación de las poblaciones metas, conocer sus opiniones para la toma decisiones y rendir cuentas de las discusiones y decisiones que se tomen en el MCP, además de canalizar adecuadamente las necesidades de sus pares en el próximo proceso de transición.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.