Desde diciembre de 2013, organizaciones de la sociedad civil han dedicado esfuerzos para lograr la licencia obligatoria para atazanavir, un medicamento antirretroviral que requiere alrededor de 1800 personas con VIH y que consume el 50% del presupuesto total en medicamentos para el VIH.

Comisión de Salud en sesión.

En el año 2015, luego de una sostenida presión hacia el Ministerio de Salud (MINSA) para que otorgue la declaración de interés público, paso necesario para la licencia obligatoria, el precio de la tableta se redujo de alrededor de 29 soles a 18 soles. Aunque esta reducción del precio podría verse como un avance en las negociaciones de los precios, las organizaciones de la sociedad civil mostraron su indignación, ya que en países como Brasil, el mismo medicamento se comerciaba a 1,40 soles.

Frente a la inacción efectiva del Poder Ejecutivo, las organizaciones que trabajan por el acceso a los medicamentos dirigieron sus esfuerzos hacia el Legislativo. A través de un aliado, se logró que en setiembre de 2016, el congresista Hernando Cevallos Flores  presentara un proyecto de Ley que declare de interés público el atazanavir.

Con la industria farmacéutica transnacional en contra, la propuesta de Ley obtuvo un dictamen favorable en la Comisión de Salud.

Desde Corresponsales Clave, conversamos con Javier Llamoza, de Acción Internacional para la Salud, uno de los principales actores en la búsqueda de la licencia obligatoria para atazanavir.

Corresponsales Clave: Luego de este dictamen, ¿Cuáles serían los siguientes pasos?

Javier Llamoza: El presidente de la comisión de salud debe lograr que la iniciativa sea agendada en el pleno del Congreso. Una vez que esto se dé, el pleno tendrá que debatir y aprobar -o desaprobar- (la Ley), o hacer observaciones que pueden hacer que regrese (la iniciativa) nuevamente a la comisión para su revisión. Esta legislatura acaba el 15 de junio; tenemos que hacer los mayores esfuerzos para que ingrese antes, dado que en agosto cambia el presidente del congreso y los presidentes de las comisiones y ello requeriría un esfuerzo adicional para convencer y explicar a cada presidente para que le dé la relevancia del caso. Nos toca la tarea de visitar a cada congresista y conversar con las bancadas para lograr el mayor apoyo a este proyecto que venimos empujando desde hace más de dos años.

CC: ¿Qué acciones llevarán a cabo las organizaciones de la sociedad civil?

Javier Ll: Nos toca hacer una campaña en medios, hacer incidencia y llevar esto a la opinión pública, para que desde la opinión pública se presione para que los congresistas tomen la decisión correcta, que es “dar un mensaje al mercado para que los medicamentos no tengan un alto precio”. Es el mensaje que queremos dar con la Licencia Obligatoria, permitir que (en el caso de atazanavir) ingresen los competidores para reducir el precio, hacerlo más accesible, no solo atazanavir, sino todos los medicamentos. Con ello no solo se benefician las personas con VIH sino todos los ciudadanos.

Un mensaje al MINSA

Durante los últimos años, las organizaciones de sociedad civil han exigido al Ministerio de Salud (y a la Seguridad Social) que sea eficiente en el gasto público, que negocie los precios de medicamentos teniendo un conocimiento pleno de la situación mundial y los derechos que le faculta la ley, como las licencias obligatorias.

Este dictamen favorable es un mensaje al MINSA en un momento en el que se dispone a comprar una provisión del medicamento para un año.

CC: ¿Cuál crees que sea el impacto en las decisiones de compras de atazanavir en el MINSA?

Javier Ll: El desabastecimiento es inminente –el stock se termina en junio- y el Ejecutivo tiene que hacer lo que tiene que hacer para abastecerse del medicamento. Tendrá que solicitar donaciones o negociar para lograr mejores precios.

El Legislativo ha tomado el toro por las astas, está manejando un proyecto de ley que aún está en proceso para que se apruebe definitivamente. Pero ya su aprobación (en la Comisión de Salud) es un mensaje al ejecutivo que le dice: “estamos tomando en cuenta que no se puede seguir pagando altos precios y necesitamos detener esos cobros excesivos”. Es un mensaje político, aunque no vinculante, pero le está diciendo al ejecutivo que no se vaya a atrever a hacer una compra de la noche a la mañana a un solo proveedor con altos precios.

Hoy, un día después del dictamen, muchos funcionarios del Ministerio de Salud han empezado a ver -nuevamente- de qué se trata la licencia obligatoria, los derechos de propiedad intelectual, por qué debe ser declarado de interés público (el atazanavir); cosas que ya hemos visto en los últimos tres años; pero, nuevamente se pone en la agenda interna del MINSA. Quienes conocen de esto, saben que deben tener más cuidado, y les toca ahora buscar otros mecanismos como las donaciones. Brasil ya nos donó anteriormente, a un precio de 1,50 soles (US$ 0,50) la misma marca Reyataz y creo que esa sería una de las salidas que podríamos tomar, porque no aceptaremos, ni el congreso ni los ciudadanos, pagar un alto precio. Las donaciones también podrían venir de otros países o instancias internacionales.

Más allá del atazanavir y el VIH

Si bien las organizaciones de sociedad civil que trabajan por el acceso a medicamentos se enfocó inicialmente en el atazanvir, los logros que puedan obtenerse de esta experiencia van a servir para que en el futuro otros medicamentos sean declarados de interés público, como el sofosvubir, un medicamento que cura la hepatitis C y con cuyo precio actual, el Perú tendría que invertir todo el presupuesto de salud en adquirir este medicamento.

Algunas de las personas que promueven la licencia obligatoria para atazanavir.

CC: ¿Por qué una ley especial para atazanavir?

Javier Ll: Una licencia obligatoria para atazanavir va a permitir que ingresen competidores y va a demostrar la eficiencia del mecanismo para luego poder hablar de declarar de interés público todos los medicamentos que demuestren pertinencia terapéutica.

Si uno lee el artículo 103 de la Constitución dice que “pueden expedirse leyes especiales porque así lo exige la naturaleza de las cosas, pero no por razón de la diferencia de las personas”. (…) La licencia obligatoria para atazanavir beneficia a todos los peruanos y peruanas, beneficia al sistema de salud, incluyendo a las personas con VIH.

También es pertinente señalar que declarar de interés público todos los medicamentos, es un paso que debemos dar.

Una batalla ganada

“Hoy logramos ganar una batalla, sin embargo la lucha continua. (…) La lucha recién empieza y seguimos adelante para que miles de peruanos y peruanas accedan a medicamentos.” Así escribió en su cuenta de Facebook Julio César Cruz de la Red de Pacientes y Usuarios, al finalizar el día miércoles.

La industria farmacéutica transnacional no se dormirá en sus laureles y buscará enterrar la Ley; sin embargo, las organizaciones de la sociedad civil junto a los usuarios de los servicios de salud y personas con VIH están dispuestas a seguir batallando para lograr un mayor y mejor acceso a medicamentos y a la atención en salud de las personas.

Ustedes también pueden unirse a las campañas en Facebook y Twiter con el hashtag #AtazanavirDeInteresPublicoYA!

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.