El día martes la presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Kathya Uriona, comunicó mediante nota al Servicio de Registro Cívico (SERECI) nacional y a las instancias departamentales, la instrucción de registro.

De acuerdo a la nota, el TSE tiene bajo su dependencia al SERECI como la entidad pública y competente para la administración del registro de las personas naturales, en cuanto a nombres y apellidos, su estado civil, su filiación, nacimiento, hechos vitales y defunciones.

Certificado de Matrimonio y Libreta Familiar. Foto: La Razón.

En este marco, la Sala Plena del Tribunal Supremo Electoral en consideración al criterio legal emitido por la Dirección Nacional Jurídica, instruyó:

“Las personas transexuales y transgénero que efectuaron el cambio regulado por la Ley No. 807 de Identidad de Género, podrán contraer matrimonio civil, sin necesidad de ningún otro requisito y/o procedimiento, solo bastará con la presentación del documento que acredite su cambio de sexo, previo cumplimiento de los requisitos y procedimientos para el mismo”, refiere la nota.

Para algunos activistas la instrucción no era necesaria puesto que al entrar en vigencia la Ley de Identidad de Género, estas uniones civiles ya estaban permitidas. Sin embargo, han surgido también algunas voces en contra que señalan que la Ley de Identidad de Género no da pie a la unión civil de estas parejas.

Chantal Cuellar, miembro de la Red Trebol, menciona “claramente dice la ley de identidad de género, que a partir de beneficiarse una persona de la ley, puede ejercer todos los derechos civiles y dentro de esos derechos está el formar una familia”.

Comentó también que muchas parejas, a pesar de no estar casadas legalmente, ya viven juntas y solamente les falta la formalización “incluso hay parejas que ya viven pero no lo hacen público, entonces hay muchas parejas de mujeres trans con un hombre hetero que ejercen ese derecho sin hacerlo público.” Sin embargo, es pertinente señalar que la formalización de la unión les garantiza derechos que de otra manera no tienen.

En diciembre del año pasado se llevó a cabo una unión civil entre una mujer trans y su pareja heterosexual en el país, después de solicitudes de documentación para lograr ello, finalmente la Dirección Nacional del Sereci autorizó el trámite y la pareja pudo casarse.

La Ley de Identidad de Género constituyó un gran paso para la comunidad de personas transexuales y transgénero de Bolivia, pero sin duda también se constituye en una lucha a diario por hacer que se cumpla en todo sentido y que la sociedad en su conjunto respete su identidad y su derecho al desarrollo de su personalidad.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.