Una carta enviada hace un mes al Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud (CENARES) del Ministerio de Salud (MINSA) daba cuenta que los hospitales del país tenían deficiencias en el stock de medicamentos antirretrovirales para la terapia del VIH.

La misiva, fue remitida el 27 de abril por el Grupo Impulsor de Vigilancia del Abastecimiento de Antirretrovirales (GIVAR) y detallaba que una empresa proveedora de medicamentos no estaba cumpliendo con la entrega de los medicamentos para el VIH, pero hasta ahora CENARES no responde la carta, pese a que ya se sobrepasaron los 15 días hábiles de plazo para contestar.

En la actualidad, el Hospital Carlos Lanfranco La Hoz de Puente Piedra, que provee antirretrovirales a cerca de 300 personas con VIH en la zona noreste de Lima no cuenta con los medicamentos antirretrovirales tenofovir y lamivudina. Información que tuvo acceso Corresponsales Clave, señala que han entregado los productos farmacológicos con faltantes para el segundo trimestre del año.

Los desabastecimientos se han producido en hospitales tanto del MINSA como de la Seguridad Social. Esta semana, se hizo pública la denuncia en redes sociales de desabastecimientos de antirretrovirales el hospital de Alta Complejidad Virgen de la Puerta del Seguro Social en la región La Libertad (al norte del país). La organización de personas que viven con el VIH denunció la falta del medicamento Atripla® el 27 de mayo. Pero este problema se arrastra desde los meses de marzo y abril, pues durante la emergencia por lluvias e inundaciones, hicieron denuncias parecidas por desabastecimiento.

En lo que va del año, GIVAR ha reportado 31 episodios de desabastecimiento en diferentes hospitales en todo el país. Esta semana, el colectivo insistió en su búsqueda de información para identificar responsabilidades y solicitó los contratos de compra de medicamentos antirretrovirales.

Es claro que las causas de los desabastecimientos son diversas: el incendio que se produjera en octubre del año pasado en los almacenes del MINSA y el retraso en el cobro del seguro de incendios; las situaciones de emergencia producidas en febrero y marzo por la inadecuada gestión del riesgo de desastres naturales, el retraso en la adjudicación de las compras del año 2017 y la históricas deficiencias del sistema de información; por ello, es de mucha importancia que el Ministerio de Salud oriente sus esfuerzos a resolver la situación actual, pero también a fortalecer sus sistemas de suministro y de información, de manera tal que la provisión de medicamentos no se vea interrumpida.

Escasez de reactivos afecta a varias regiones.

Tampoco hay reactivos

Otro de los problemas que aquejan a las personas que siguen el tratamiento antirretroviral de gran actividad en los hospitales del Ministerio de Salud, es la falta de reactivos para las pruebas de carga viral y exámenes de conteo CD4 (mide el sistema de defensas).

Dichos exámenes son primordiales tanto para el control en la eficacia del tratamiento, como para el inicio de las terapias.

Los hospitales de Lima y Callao como Arzobispo Loayza, Hipólito Unanue, Dos de Mayo y Daniel A. Carrión aún no pueden entregar resultados de los exámenes ante la falta de reactivos.

En regiones, la situación es similar, como en Lambayeque donde además de la falta de reactivos, se suma que el equipo para la prueba se encuentra en mal estado y requiere ser reparado, esto afecta también a la Región de Cajamarca, cuyas muestras son enviadas a Lambayeque para ser procesadas. Es probable que – como ha sucedido en al menos una oportunidad anterior- las muestras ya no sean viables cuando el establecimiento se reaprovisione de reactivos y el equipamiento sea reparado. En ese caso, los profesionales de salud deberán tomar nuevas muestras de sangre y dilatar el control por varios meses más.

Frente a esta situación, el Movimiento de Personas que viven con el VIH, enviará cartas al Ministerio de Salud, Instituto Nacional de Salud y el Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud para pedir explicaciones y una inmediata solución a los problemas de abastecimiento en el sector salud.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.