En el primer trimestre de este año (2017), se detectaron 288 casos nuevos de VIH en Nicaragua, a razón de tres casos al día, que nos lleva a un total de 9 mil 728 personas diagnosticadas hasta la fecha, según destaca el informe presentado por la Vicepresidenta de este país, Rosario Murillo, el pasado 13 de junio. La cifra trimestral muestra una importante reducción frente al mismo periodo del año pasado, 385 casos.

El Informe brindado por Murillo, se da en el contexto de la visita que tiene Nicaragua por parte de los representantes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), quienes evalúan los avances y retos en cuanto a la atención y prevención del VIH y las Infecciones de Trasmisión Sexual (ITS). Tanto la OPS, la OMS y el gobierno de Nicaragua, consideran que existen muchos retos, entre ellos: mayor cobertura del tratamiento retroviral, la erradicación de la transmisión vertical y la prevención de nuevas infecciones.

Hombres sobresalen en las estadísticas

El informe también revela que son los hombres entre las edades de 20 a 39 años quienes reportan más casos en el país. Julio César Mena, director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de Personas Positivas Luchando por la Vida (Anicp + Vida), afirmó en un medio de comunicación escrito que “son los jóvenes que nacieron después que se diera el primer caso de VIH en Nicaragua, quienes no están tomando las medidas de protección brindadas para no contagiarse”.

Ludwika Vega, presidenta de la Asociación Nicaragüense de Transgéneros (ANIT), dijo a Corresponsales Clave que el informe que presentó el gobierno dice que la población de hombres que tienen sexo con otros Hombres (HSH) reflejan un alto índice de VIH por el desconocimiento y la mala negociación del uso del condón. “El machismo también influye porque muchos hombres conviven con muchos mitos”, señaló.

Vega, también se refirió al reto que debe asumir el país para empezar a ser autosostenible: “Nicaragua podría conseguir esa autososteniblidad si se lo propone, si se compromete a realizar efectivas campañas de sensibilización y prevención, pero en ese aspecto debe asumir un rol protagónico, en coordinación con la sociedad civil para hacerle frente a la eliminación del VIH al año 2030”, dijo.

¿Una estrategia para solicitar más fondos?

Nicaragua tiene actualmente una subvención con el Fondo Mundial de 12 millones de dólares, subvención que termina en diciembre próximo. Por ello, el Gobierno solicitó en febrero al Fondo Mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria, un nuevo financiamiento que asciende a 18,9 millones de dólares para enfrentar las epidemias de VIH, tuberculosis y malaria en los próximos tres años; de este monto, 8,4 millones de dólares serían asignados a la respuesta al VIH, 4,1 millones de dólares para la tuberculosis y 6,4 millones de dólares para la malaria.

Al acercarse la fecha de vencimiento de la subvención que tiene Nicaragua por parte del Fondo Mundial, el gobierno nacional quiere aprovechar esta oportunidad de financiamiento para los próximos tres años y, como estrategia, utiliza la presentación de informes sobre datos de la epidemia que desde el 2006 no presentaba. El acceso a datos estadísticos en Nicaragua es difícil o -mejor dicho- imposible. Sin embargo la visita de los representantes de la OPS, la OMS y el Fondo Mundial ha resultado un mecanismo de presión para que el gobierno se abra a la transparencia y rendición de cuentas.

Desde el discurso oficial, Nicaragua pretendería –paulatinamente- ser autosostenible en las políticas de respuesta al VIH; para ello, sin embargo, el Estado debe destinar un presupuesto más alto, un paso que no parece ser una prioridad para el gobierno. Todo el tratamiento que requieren las personas que viven con VIH ha estado bajo el presupuesto proveniente del Fondo Mundial.

Si bien, en estos momentos, el país requiere de apoyo financiero para la compra de antirretrovirales, es importante que en el futuro inmediato se asigne presupuesto que permita absorber progresivamente el tratamiento antirretroviral y la respuesta al VIH de manera integral.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.