El 2 de junio, a nivel internacional, se conmemoró el Día Internacional de las Trabajadoras Sexuales y en ese contexto se realizaron diversas actividades de incidencia con demandas concretas para cada país. En El Salvador, El Movimiento de Mujeres Orquídeas del Mar y la Organización de Trabajadoras Sexuales realizaron actividades para motivar la reflexión sobre las situaciones que viven las mujeres trabajadoras sexuales.

Con Conferencia de Prensa, Orquídeas del Mar celebró el Día Internacional de las Trabajadoras Sexuales.

Aunque las reivindicaciones para las trabajadoras sexuales en el marco del Día Internacional eran similares y ambas organizaciones coincidían en que el tema del reconocimiento del trabajo sexual en el país es imperante para resolver muchas situaciones de vulneración de derechos humanos de las trabajadoras sexuales, las actividades de las organizaciones salvadoreñas se realizaron de manera separada.

Hayde Laínez, directora del Movimiento de Mujeres Orquídeas del Mar y miembra de la Red de Mujeres Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica y el Caribe (Redtrasex), dijo que “la demanda prioritaria que nosotras tenemos como Redtrasex es presentar los anteproyectos de ley para el reconocimiento del trabajo sexual. No queremos más discriminación hacia las trabajadoras sexuales, una de las cosas que daña también nuestra salud y nuestra integridad como mujeres”.

La demanda no es solo salvadoreña, sino que abarca la región centroamericana y caribeña, así como al cono sur y la región andina. Organizaciones de las diversas regiones se preparan para presentar sus anteproyectos de ley para el reconocimiento del trabajo sexual, que les permita hacer las aportaciones tributarias como cualquier otro trabajador y gozar así de garantías laborales que les permitan trabajar en mejores condiciones y gozar de mejores beneficios.

Por su parte, Cristina Barahona, directora de la Organización de Trabajadoras Sexuales de El Salvador agregó que desde hace unos meses la organización que ella dirige “ha iniciado una alianza por el trabajo sexual, que no es exclusivo de organizaciones, cualquier trabajadora o trabajador sexual o trans trabajadora sexual puede ser parte de esta”.

El reconocimiento del trabajo sexual en El Salvador beneficiaría a más de 44,972 mujeres, número que registra el Estudio de estimación de talla poblacional de trabajadoras sexuales de ese país; sin embargo, y contrario al dicho común de “la unión hace la fuerza”, no ha habido consenso entre los enfoques y anteproyectos de Ley presentados. Por ahora, Orquídeas del Mar lidera una de las propuestas de ley y la Organización de Trabajadoras Sexuales otra.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.