Habían pasado varios meses desde que las organizaciones miembros de la Comisión Nicaragüense del SIDA (CONISIDA) en Managua no se reunían para planificar y evaluar sus actividades y varias de las organizaciones miembros resaltaron la importancia de estar informando a la comisión que acciones se realizan desde las localidades para dar respuesta al VIH en poblaciones claves, que de una u otra manera contribuyen al Plan Estratégico Nacional.

La reunión de CONISIDA sucedió el pasado jueves 28 de septiembre y se escucharon reportes sobre el trabajo que vienen realizando las organizaciones miembros. El reencuentro fue también un espacio para exponer denuncias en cuanto al abastecimiento de los antirretrovirales y preservativos por parte del Ministerio de salud y organizaciones subvencionas con recursos del Fondo Mundial.

En la reunión se discutieron dos problemas en particular: las deficiencias en la distribución de los preservativos y la inoperancia de algunos sub-sistemas administrativos que limitan el acceso a medicamentos antirretrovirales.

Bladimir Reyes García, de la Asociación Nuevos Horizontes y miembro de la CONISIDA – Managua, dijo a Corresponsales Claves que “hay denuncias de algunas personas usuarias, quienes dicen que en los centros de salud no están brindando los antirretrovirales (…), estos usuarios en algunos momentos han salido sin el medicamento porque les dicen que ‘no hay’. Nosotros sabemos, como organización, que desabastecimiento de los medicamentos en los centros de salud de Nicaragua no existe, lo que hay es una falta de responsabilidad y diligencia de algunas personas que trabajan en estos centros médicos y específicamente a las personas de bodegas (almacenes), que en algunos momentos no hacen su debido trabajo para que los medicamentos lleguen a la farmacia y cuando llega el paciente, le dicen que tiene que volver”.

Corresponsales Clave intentó entrevistar a los representantes del CONISIDA, Camilo Latino y Samira Montiel, pero ambos se excusaron y dijeron que no podían brindar información en ese momento por no tener suficientes elementos que permitan brindar una información exhaustivo sobre las denuncias que se hicieron. Montiel dijo “que hasta el momento lo que han hecho es escuchar lo que vienen planteando algunas organizaciones en las reuniones del CONISIDA”.

Ludwika Vega, presidenta de la Asociación Nicaragüense de Transgéneras (ANIT).

La entrega de los antirretrovirales no ha sido el único problema identificado y denunciado por las organizaciones miembros del CONISIDA; Corresponsales clave supo de algunas denuncias que se estaban realizando con la venta de los condones de algunos barrios de Managua, entre ellos el barrio San Judas.

Ludwika Vega, presidenta de la Asociación Nicaragüense de Transgéneras (ANIT), denunció la venta de preservativo por parte de algunas organizaciones que los reciben como parte de las actividades financiadas por el Fondo Mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria: “resulta que algunas (organizaciones) andan vendiendo los condones y son las mujeres trans, los hombres gais y las trabajadoras sexuales las que están siendo afectadas. Nosotros decimos que el condón es gratis, el Fondo Mundial manda estas donaciones para que se distribuyan de forma gratuita y esas organizaciones están cometiendo un error al venderlo.” La activista también denunció que con el objetivo de alcanzar metas, las pruebas de VIH se están haciendo a mujeres de población general y no específicamente a mujeres trans.

Nicolás Benavides, responsable programático de proyecto de la Organización Vida Integral (OVI), que recientemente inició una subvención con el Fondo Mundial, dijo a Corresponsales Clave que “el problema no es la falta de condones, el problema es que los condones se están entregando a los líderes de esas casas y el problema es que, a mi consideración, las casas no están entregando y se utiliza para otros fines. (…) Nosotros llegamos hasta donde el líder comunitario HSH y le entregamos la caja de los condones, pero no sabemos qué hace él con los condones una vez entregados”.

Las denuncias han sido reiteradas desde otras organizaciones de trabajadoras sexuales, hombres gais y mujeres transgénero y, por ello, en la reunión del pasado jueves se recalcó la importancia de dar seguimiento a la distribución que se hace de los condones en algunos barrios de Managua, de manera que se garantice que llega al beneficiario final.

“A raíz de estas demandas, nosotros le estamos dando seguimiento a través de una hoja de entrega a líderes por lote y también una hoja de recibido de las personas que reciben la cantidad de condones”, precisó Benavides al respecto.

Desde las organizaciones de sociedad civil y las poblaciones más afectadas por la epidemia del VIH, se espera que la CONISIDA tome las denuncias con mucha seriedad, investigue ambos problemas y garantice el acceso oportuno a los medicamentos y a los preservativos a través de mecanismos de supervisión de la respuesta al VIH.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.