Con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud, el Ministerio de Salud y bienestar familiar de la India y la Sociedad Internacional de Leyes (ISIL, por sus siglas en inglés, organizaron la primera Conferencia Mundial sobre Acceso a Productos Médicos, Normativa Internacional sobre Comercio y Salud Pública en el contexto de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sustentable.

Inauguración del la primera Conferencia Mundial sobre Acceso a Productos Médicos, Normativa Internacional sobre Comercio y Salud Pública en el contexto de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sustentable.

Muchos recordarán como hacia finales de los años noventa, el acceso a medicamentos antirretrovirales aún era un sueño para millones de personas en decenas de países del mundo. Luego, con el apoyo de la cooperación internacional y, sobre todo, con la reducción de precios debido a la producción de genéricos, fue posible incrementar muy rápido el acceso a antirretrovirales.

Pero las dinámicas de la epidemia y la resistencia a los medicamentos nos enfrentan nuevamente al desafío de los precios elevados. Los medicamentos de reciente desarrollo, como dolutegravir, darunavir o raltegravir, nos han devuelto a un escenario parecido al de inicios de siglo, con precios por encima de 2 mil dólares americanos por tratamiento por año, en comparación con los menos de 100 dólares que puede costar un tratamiento de primera línea. Esto pone en riesgo la sostenibilidad de los programas de tratamiento y exige a los países una inversión mucho mayor en tratamientos antirretrovirales.

La propiedad intelectual detrás del acceso a medicamentos

Con la participación de 150 delegados de distintos sectores de gobierno, agencias de Naciones Unidas, de la academia, gremios profesionales y de la sociedad civil, la Conferencia Mundial sobre Acceso a Productos Médicos, Normativa Internacional sobre Comercio y Salud Pública centró la discusión en el impacto de los mecanismos de protección de la propiedad intelectual en el acceso a los medicamentos, no solo para VIH, sino también para hepatitis, cáncer, y enfermedades raras.

Lorena Di Giano señaló que el ADPIC debería suspenderse en relación a las tecnologías médicas.

Como ha sido señalado en varias publicaciones previas, una de las principales barreras para el acceso a medicamentos en Latinoamérica es la normativa de protección de la propiedad intelectual -que incluye las patentes, la protección de datos de prueba, medidas de frontera, entre otros mecanismos-, que permite que las compañías farmacéuticas pongan precios extorsivos que secuestran gran parte de los presupuestos públicos y ponen en riesgo los programas nacionales de salud.

Con el falso argumento de promover la innovación y el desarrollo de nuevos medicamentos, la industria farmacéutica ha justificado el uso de patentes y otros mecanismos para monopolizar el mercado farmacéutico y alimentar su avaricia.

Usemos las flexibilidades mientras nos deshacemos de ADPIC

Entre los asistentes, estuvo Lorena Di Giano, directora ejecutiva de Fundación GEP y Coordinadora General de la RedLAM, quien describió las barreras de propiedad intelectual que Argentina enfrenta para poder proveer tratamientos que curan la hepatitis C. Respecto del Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC), Di Giano sostuvo que “Se trata de un sistema comercial que ha presentado serias barreras para el acceso a las tecnologías médicas desde su adopción y, como sistema comercial, pensado en la obtención de ganancias, nunca responderá a las necesidades de salud. El ADPIC debería suspenderse en relación a las tecnologías médicas como ha recomendado la Comisión Mundial sobre el VIH y la ley”.

Es posible que la desvinculación de las tecnologías médicas del ADPIC tome algún tiempo más, pero hasta que se haga realidad, es importante que los países usen las flexibilidades contenidas en los ADPIC y otros mecanismos legales que tienen a su alcance para garantizar el acceso a medicamentos y tecnologías médicas de su población. “Los países deben hacer pleno uso de las salvaguardas de salud del acuerdo ADPIC, como así mismo rechazar las medidas ADPIC Plus que se negocian en los tratados de libre comercio (TLCs)”, dijo Di Giano.

Shiba Phurailatpam, de APN+.

Si tus amigos están muriendo, no puedes quedarte sin hacer nada; dijo Shiba Phurailatpam, de APN+, cuando señaló que la sociedad civil y las comunidades deben orientarse en el trabajo para superar (o romper) las barreras de propiedad intelectual.

Muchas intervenciones durante la Conferencia sugirieron a la OMS que incrementara el apoyo técnico y político a los gobiernos para que puedan usar las flexibilidades del ADPIC, incluyendo las licencias obligatorias.

Existe suficiente evidencia que muestra que el sistema de patentes y la protección de la propiedad intelectual no están funcionando para proteger la salud. La investigación y desarrollo de nuevos medicamentos que respondan a las necesidades de salud del mundo ha disminuido significativamente. Por ello se requiere un cambio en el sistema que ponga siempre el derecho a la salud por encima de los intereses comerciales.

Los resultados formales de las discusiones de la semana pasada estarán disponibles en unos días. Es tarea de todos, dar seguimiento a las acciones que proponen para garantizar el acceso a la salud y a los medicamentos.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.