En el 2013, el Estado dominicano, a través del Consenso de Montevideo (Conferencia Regional de Población y Desarrollo – 2013), se comprometió a implementar programas de salud sexual y reproductiva integrales, oportunos, de calidad y amigables, incluyendo acceso a métodos anticonceptivos modernos y educación basada en evidencia científica; sin embargo, hasta la fecha no se han tomado medidas adecuadas a nivel legislativo ni presupuestario para ir dando respuesta a tales compromisos.

Más de cien organizaciones de América Latina y el Caribe participan en la plataforma.

A fin de vigilar y demandar el cumplimiento de los puntos estipulados en el Consenso, ocho redes regionales y más de 125 organizaciones de 18 países de América Latina y el Caribe crearon la plataforma MIRA QUE TE MIRO, una herramienta de monitoreo social para identificar los avances y brechas en el cumplimiento de los compromisos adoptados por los países signatarios.

El 12 de diciembre, República Dominicana tuvo la oportunidad de albergar la reunión de presentación de la plataforma y los hallazgos encontrados. Al acto asistieron miembros de la sociedad civil y representantes de algunos ministerios locales.

Las brechas más significativas que se mostraron sobre República Dominicana estuvieron alrededor de dos temas: los derechos humanos de la población LGBTI, que se mencionan en el marco legal, pero no existen normas claras que garanticen sus derechos, y la salud sexual y reproductiva, que aparece con un alto porcentaje de cumplimiento en el ámbito normativo, pero que dista mucho de la práctica.

Se investigaron cuatro temas centrales que fueron derechos humanos y laicidad, educación integral en sexualidad, acceso universal a la salud sexual y reproductiva y rendición de cuentas. Una de las barreras que desde el principio se identificó con la herramienta es que las preguntas solo pueden ser respondidas en base a documentos oficiales del país, lo que obliga a dar como implementadas algunas acciones que solo se cumplen de manera parcial.

A partir de estos primeros resultados, surgieron recomendaciones desde miembros de las organizaciones que asumieron el reto de colaborar en la validación de las preguntas se destacan:

- Promover campañas de educación e información para el empoderamiento de la población en materia de salud sexual y reproductiva.

- Aprobar el proyecto de Ley de Salud Sexual y Reproductiva, la cual contribuye a establecer mayores garantías.

El VIH fue uno de los temas investigado desde el marco legal, político y programático; se encontró que aún persisten barreras importantes que, de no enfocar la respuesta de una manera diferente, se perpetuarán las violaciones a los derechos de las personas que viven con el virus. En esta área se recomendó a los decisores del país revisar las normas y protocolos de atención a personas con VIH a fin de actualizarlas e incluir la opción del parto vaginal a mujeres con VIH que cumplan con los requisitos tal como lo establece la organización Panamericana de la Salud (OPS) desde el año 2009. Para esta revisión también se demanda que se involucre a las organizaciones que trabajan el tema mujeres y VIH para validar la actualización.

Como lo expresó Raquel Casares de Plan Internacional República Dominicana, se espera que este aporte fortalezca los espacios de interlocución entre el gobierno y la sociedad civil y ayude a impulsar estrategias concretas para la consecución de las metas del Consenso de Montevideo, uno de los acuerdos más ambiciosos que se ha firmado para erradicar toda forma de violación de derechos humanos.

Todos podemos ser parte de este monitoreo social y convertirnos en veedores para garantizar que se cumpla con lo pactado. Para más información, visita la plataforma en www.miraquetemiro.org

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.