“El VIH es un virus, pero el sistema que pone las ganancias comerciales por encima de la salud es un súper virus, que se hace resistente y se adapta a nuevos ambientes”, así lo dijo Solange Baptiste, directora ejecutiva de ITPC, en su poderoso discurso de apertura de la Reunión Global sobre Propiedad Intelectual y Acceso a Medicamentos que ha reunido a especialistas en el tema de más de treinta países.

Solange Baptiste, abrió la Reunión mundial sobre Propiedad Intelectual y Acceso a medicamentos.

Entre el 15 y 17 de enero, en la ciudad de Marrakesh, se presentarán las acciones que han realizado diversas organizaciones para combatir el abuso de las multinacionales farmacéuticas en el mundo que limitan el acceso a medicamentos para el VIH, hepatitis, cáncer, entre otros problemas de salud.

Conversamos brevemente con Baptiste para conocer un poco más del trabajo que hace ITPC y los resultados esperados de esta reunión. Ella expresó claramente la necesidad de educar a todas las comunidades respecto del impacto de los asuntos de propiedad intelectual en el acceso a medicamentos: “ITPC usa todas las oportunidades posibles para dejar claro que este sistema que pone las ganancias por encima de la salud no funciona para proteger la salud. Intentamos poner la información en todas las ocasiones que tengamos; cuando hacemos educación sobre tratamiento, levantamos el tema de propiedad intelectual, mostramos que un sistema que atropella a las personas, es un sistema desastroso”, dijo.

Uno de los grandes desafíos en el trabajo en propiedad intelectual y acceso a medicamentos es el involucramiento de las comunidades y de los grupos de personas afectadas por las enfermedades, generalmente debido a que se presenta el tema como muy complejo, muy técnico y alejado de las personas.

Al respecto, Baptiste insistió en que es importante educar a las personas: “Lo que hacemos es dividir la información compleja en pedacitos, vinculándolo con los asuntos que les suceden (a las personas) en la vida diaria, aquello que les afecta directamente. ¿Por qué los medicamentos no están en la clínica? ¿Por qué hay desabastecimientos? ¿Por qué en el país del costado cuesta más barato el medicamento que necesito? Todo eso tiene que ver con temas de propiedad intelectual. Y poco a poco entramos en la información más compleja”.

A través de la educación, es posible “encender esa luz” en aquellas personas que trabajan por el acceso a medicamentos. Baptiste es consciente que en cada cultura, en cada país, las acciones serán diferentes, pero debemos descubrir qué estrategias funcionan para involucrar a más personas que puedan hacer frente al abuso de las multinacionales farmacéuticas que imponen precios inalcanzables para millones de personas que requieren medicamentos.

Durante el primer día de la reunión se presentaron estudios sobre precios de los medicamentos en diversos países, los cuales difieren grandemente de los costos de producción, diferencia en la que debemos insistir ya que los primeros son establecidos de manera arbitraria por los laboratorios de acuerdo al potencial del mercado o los niveles de avaricia de los laboratorios.

Andrew Hill presentó información sobre el costo de la producción de medicamentos para curar hepatitis y la diferencia con los precios ofrecidos en diferentes países.

Las discusiones sobre el potencial del uso de las flexibilidades contenidas en el acuerdo sobre Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC), también estuvieron presenten en las mesas de discusión en la tarde del primer día y las experiencias de Brasil y Argentina en cuanto a oposiciones a las solicitudes de patentes o los esfuerzos de Perú, Colombia y Guatemala por lograr licencias obligatorias que permitan el acceso a medicamentos genéricos, estuvieron presentes.

Sin embargo, y a pesar del gran trabajo que se está haciendo desde las organizaciones de la sociedad civil para reducir el impacto de las medidas de propiedad intelectual en cuanto a medicamentos, una idea que ronda en la reunión y se hace escuchar en múltiples comentarios es la necesidad de dejar de lado el sistema de patentes de productos farmacéuticos, ya que no ha cumplido con su supuesto rol de incentivar la investigación y el desarrollo.

Durante los siguientes dos días, decenas de expertos y expertas apostarán por sentar algunas bases comunes para el trabajo en temas de propiedad intelectual a nivel mundial. “Esperamos tener una agenda básica en la que podamos estar todos de acuerdo, una agenda unificada que pueda plantear cuáles son las prioridades, aquellas cosas urgentes en las que tenemos que trabajar”, dijo la directora de ITPC, responsable de la organización de esta reunión.

#GSIPA2M

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.