El Movimiento Latinoamericano y del Caribe de Mujeres Positivas se ha renovado y, con esa renovación, se cambió la estructura, los estatutos y se revisó la planeación estratégica para darle un vuelco y una nueva visión a todas las actividades que se tenían.

La nueva coordinadora del MLCM+ es Sandra Arturo de Colombia y la Sub –Coordinadora es Iris López de Guatemala. Conversé con ellas, tanto como asesora del Cono – Sur, como corresponsal para difundir los siguientes pasos del Movimiento.

Iris López y Sandra Arturo junto a Marcela Alsina, ex coordinadora del MLCM+.

Hace unos meses, las redes de América Latina se reunieron en Costa Rica para discutir sobre la respuesta al VIH en las mujeres. Para Sandra Arturo, este encuentro fue de mucha importancia en la historia de las redes de la región. “(fue) la primera vez que se hizo una alianza en la que nos podamos sentar con las 9 redes, ponernos todos a trabajar por un mismo fin (…). También es cierto y esperemos que la alianza sea benéfica para todos y todas; porque es importante que las mujeres también sean beneficiadas, sabiendo que el 50 % de las estadísticas (de casos de personas con VIH) son mujeres. En África la mayoría de las mujeres afectadas por VIH son mujeres jóvenes, que no se tenga esta realidad en cuenta se debe a factores políticos o conveniencias de las agencias, hay intereses creados

Por su parte, Iris López destaca también que “se logró firmar un documento donde se le solicitó a la representante del Fondo Mundial para Latinoamérica que se reconociera como parte de las poblaciones clave a las personas con VIH y que debían modificarse los términos de referencia del Fondo Mundial donde las personas con VIH sean reconocidas como población clave”.

¿Cuál es el objetivo del actual posicionamiento del MLCM+ en relación al TDR del Fondo Mundial ante la clasificación de poblaciones claves?

S.A.: El principal objetivo del comunicado es posicionar a las mujeres con VIH en la agenda regional, en la línea de visibilizar nuestras necesidades y, sobre todo, que los compromisos se traduzcan en la movilización de recursos para llevar adelante los objetivos regionales de las mujeres con VIH”

Miembras del MLCM+.

I: “El objetivo del movimiento con este posicionamiento es visibilizar las necesidades que se tiene de que se incluya a las personas con VIH de Latinoamérica  como población clave pero no tan solo  reconocer sus nombres sino también traducido a acceso, recursos, proyectos y sobre todo el  no descuidar ya que hay  compromisos asumidos como el 90-90-90 de ONUSIDA, pero que en realidad dos de los 90 o los tres de los 90  enfocan a personas con VIH, y reconocemos a las poblaciones trans, trabajadoras sexuales, a los hombres que tienes sexo con hombres como poblaciones clave, importantísimo y vital  para la prevención; pero ¿qué pasa cuando son diagnosticados con VIH y pierden su identidad? Quedan como nosotros y nosotras, en el abandono.

¿Cuáles son los principales desafíos de las mujeres en relación al VIH?

S.A.: “Son grandes. Nos enfrentamos a una situación donde existen escasos recursos, en algunos países hay carencia de los medicamentos, que es una cosa dura y fuerte, por ejemplo aquí, en Colombia, esos cambios tan abruptos por la reforma de la salud, hacen que la parte o sostén económico de las instituciones prestadoras de salud sea un caos, no tenemos estadísticas de como el cáncer de mama, de la matriz, todos los tipos de cánceres que afectan a las mujeres. En cuanto a la violencia, cuando hicimos la investigación sobre violencia en mi región, vimos que hay una falencia enorme en cuanto a las estadísticas de las violencia y VIH, que son dos problemas que van de la mano, (…) las amas de casa o jefas de familia que fuimos afectadas por el  VIH no  estamos en las cifras”

Líderes del MLCM+ junto a funcionarios de ONUSIDA y del Fondo Mundial.

I.L.: (…) Los recursos se han ido reduciendo y los países no responden por la corrupción que existe. Tampoco tenemos acceso. Las personas que son afectadas -a la larga- son las personas con VIH, no tenemos esa atención integral que tanto predican, sobre todo cuando hablan de adherencia y acceso a tratamiento, es sumamente difícil. (…) Necesitamos más datos, más investigaciones de las personas con VIH, en especial de las mujeres, carecemos de ese reconocimiento; no hay equidad, igualdad para reclamar nuestros derechos humanos, sexuales y derechos reproductivos. Otro desafío es que no tenemos una atención con las especificidades que requieren las mujeres y, sobre todo, poco acceso a recursos para implementar proyectos por mujeres con VIH”.

¿Cuáles son los ejes principales que se deben abordar a nivel regional en relación a las mujeres de América Latina y el Caribe?

S.A.: (…) a pesar de los esfuerzos que se han hecho en los países, necesitamos seguir empoderando a las mujeres, capacitarlas, vivimos en un medio pequeño que me ha llevado a enfrentarme a diversas posiciones que ha afectado a las personas muy queridas, fortalecer el autoestima, incidencia política, enseñar a las mueres que tengan un trabajo político”

I.L.: “(abordar) determinantes sociales: la pobreza, la violencia basada en género, así como la falta de acceso a los derechos sexuales y reproductivos, y el acceso al trabajo, muchas de las mujeres con VIH somos amas de casa y, la mayoría hemos adquirido el VIH como consecuencia de la violencia

Para revisar el Comunicado del MLCM+ haga click aquí.

Agradecemos a Sandra y a Iris por su disposición a esta entrevista y deseamos éxitos al Movimiento en esta nueva etapa.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.