Con el apoyo de la organización Nam/Aidsmap, vamos acompartirles algunos de los datos y trabajos que han sido presentados en torno a los resultados, la implementación y los estudio de la Profilaxis Pre-exposición (PrEP).

Aumenta el uso de la PrEP en EE UU

Detrás de estas cifras generales se esconden algunas disparidades demográficas y geográficas destacables.

A pesar del aumento constante en el número de personas que toman PrEP en los Estados Unidos, esta intervención solo está llegando a una pequeña proporción de las personas que podrían beneficiarse de ella, según se afirmó en el transcurso de la 25ta Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI 2018). Además, aunque las personas de origen afroamericano y latino constituyen aproximadamente dos tercios de las personas que podrían beneficiarse de la PrEP, son los que más abajo acceso tienen.

Durante 2016, un total de 77.120 personas estaban usando PrEP, lo que supone un ascenso respecto a las 8.768 que lo hacían en 2012. No obstante, detrás de estas cifras generales se esconden algunas disparidades demográficas y geográficas destacables.

El dispar acceso a la PrEP

En la conferencia se ha presentado un estudio en el que participó la industria farmacéutica y los puntos de ventas (farmacias) y distribución gratuita de PrEP, algunos de los resultados fueron: a pesar de que las mujeres representan alrededor del 19% de todos los nuevos diagnósticos de VIH en EE UU, apenas suponen el 7% del total de usuarios de PrEP. Del mismo modo, aunque el 21% de los nuevos diagnósticos afectan a personas menores de 25 años, únicamente el 11% de los usuarios de PrEP están incluidos en esta franja de edad.

Más de la mitad del total de nuevos diagnósticos del VIH se registran en el sur del país, y sin embargo en esta región solo vive el 30% de los usuarios de PrEP. Después de tener en cuenta los tamaños de la población, se determinó que los estados de Nueva York, Massachusetts, Rhode Island, Washington e Illinois fueron los que registraron las tasas más elevadas de uso de PrEP.

Los estados donde existe una mayor proporción de personas que viven bajo el umbral de pobreza, que tienen más personas sin seguro médico y también aquellos que no implementaron la ampliación de Medicaid (durante las reformas de salud de la administración Obama) son los que presentan las tasas más reducidas de uso de PrEP.

La PrEP, en nuestros países, hace tiempo que llegó para quedarse y, aun cuando los programas gubernamentales están lentos en poner en marcha su implementación, el medicamento se comercializa en el mercado privado; por ende, su acceso es inequitativo. Por eso urge que nuestro gobiernos implementen la prevención combinada y, entre sus intervenciones, la PrEP, sino seguirá siendo solamente un lujo burgués.

La PrEP en mujeres

En nuestra región, se ha generalizado la idea de que la PrEP es -ante todo- una intervención para hombres gais y personas trans. Ciertamente, serían estas las poblaciones que más se beneficiarían en América Latina, por ser aquellas donde hay un número mayor de población en riesgo sustancial. Sin embargo, la PrEP es igual de eficiente y eficaz en mujeres y existe un fuerte bagaje científico y práctico sobre el impacto positivo de su uso en contextos de epidemia generalizada. No existe ninguna evidencia científica de que su eficacia varíe por el género o sexo de sus usuarios.

En este sentido, hay estudios sobre diferentes formas para el uso de la PrEP, por ejemplo, en el caso de las mujeres, con el empleo de anillos vaginales con la droga dapivirina. En CROI se presentaron dos estudios en fase 3, es decir en un número mayor de personas. Uno de ellos, llamado HOPE, en el que el 90% de las participantes usan el anillo vaginal con la droga en forma mensual, demostró una reducción de la infección en un 50% de las participantes. Este abordaje muestra resultados promisorios para el uso de la PrEP en mujeres, que no requiere la toma diaria de una pastilla.

Una de las preocupaciones de las comunidades respecto de la PrEP es la adherencia, pero varios estudios científicos están incursionando en el uso de la PrEP inyectable, anillos vaginales, entre otras estrategias, que son de larga duración y no dependen de la toma de una pastilla diaria.

Durante la conferencia, también se presentaron resultados promisorios sobre testear y tratar, donde, por ejemplo, la indicación y entrega de los antirretrovirales, en el mismo día del diagnóstico han demostrado una mejor adherencia, impacto clínico y retención de las personas en los servicios. Esto implicará la urgente necesidad de contar con la posibilidad de que el diagnóstico y la prescripción de los antirretrovirales no se limite solo a los infectólogos especialistas.

Los antiretrovirales, a través de los abordajes de la PrEP y tratar a todos, están mostrando una caída de las nuevas infecciones en algunas ciudades de EE.UU., Europa y África, por primera vez en la historia. Si a esto se le sumara todas o la mayoría de las intervenciones de la prevención combinada, reducir significativamente el número de nuevas infecciones sería posible. ¿Qué están esperando nuestros programas nacionales para su oportuna implementación? Las herramientas están esperando ser usadas.

Fuente: Nam/AIDSmap

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.