A propósito del Día Mundial de la Salud, Corresponsales Clave conversó con Alberto Nieves, director Ejecutivo de Acción Ciudadana Contra el SIDA (ACCSI) de Venezuela, sobre los reveses que ha tenido la salud en ese país que lo alejan del tan sonado eslogan promovido para este año por la Organización Mundial para la Salud: “Salud para Todos”.

Alberto es un activista que vive con VIH y que continúa defendiendo los derechos de las personas que viven con el virus en el país caribeño y nos contó que “para marzo de 2018, el desabastecimiento de medicamentos antirretrovirales llegó al 100% en Venezuela, lo que está afectando a más de 80 mil personas con VIH. Esta es la conclusión del proceso de monitoreo que realizan los Puntos Focales de la Red Venezolana de Gente Positiva (RVG+), con el apoyo técnico de Acción Ciudadana Contra el SIDA (ACCSI) a las farmacias especializadas para la entrega de medicamentos antirretrovirales (ARV) localizadas en los estados venezolanos y adscritas al sistema público de salud.”

Alberto Nieves, director de ACCSI.

No hacemos nada con unos cuantos medicamentos

En el monitoreo realizado, cuenta Nieves, se identificó que en algunas farmacias se contaba aún con 4 tipos de antirretrovirales, de los 27 que Programa Nacional de SIDA venezolano, pero que no pueden ser entregados. “Los pocos (medicamentos) que existen no han podido ser  suministrados a las personas con VIH, puesto que estos fármacos requieren ser ingeridos con otros antirretrovirales que se encuentran en desabastecimiento, lo que impide cumplir con la norma técnica del Ministerio de Salud y las recomendaciones internacionales de la Organización Mundial de la Salud (OMS), como es que “Los esquemas de TARV deben basarse en una combinación de al menos 3 ARV”.

Para ilustrar la situación, Alberto nos pone un ejemplo: “es el caso del antirretroviral darunavir que debe ser suministrado junto con ritonavir para completar la terapia. Desde el año 2017, el Ministerio de Salud mantiene en sus depósitos un total de 12 mil frascos, pero no han podido ser entregados a las personas con VIH que lo requieren, dado que no se dispone con el ritonavir. Para noviembre de 2017 existían 850 personas con VIH que requerían este esquema antirretroviral, muchos de ellos reportaron que tenían más de seis (6) meses sin tomarlo. El darunavir es un medicamento que forma parte del tratamiento de rescate, el cual es prescito a aquellas personas con VIH que han presentado múltiples fallas o fracasos en al menos dos esquemas antirretrovirales diferentes. Para muchas de estas personas, este es el único esquema que les queda para seguir viviendo, según la opinión de sus médicos tratantes.”

La lista de medicamentos desabastecidos al 100% es larga: abacavir, abacavir/lamivudine, efavirenz, efavirenz/tenofovir/emtricitabina, etravirina, tenofovir, tenofovir/emtricitabine, lamivudine, lamivudine/zidovudine, lopinavir/ritonavir,  nevirapine, raltegravir, reyataz, rilpivirina/tenofovir/emtricitabina, ritonavir, y zidovudine; son algunos de ellos.

Sin fuentes de provisión de antirretrovirales

Desde hace varios años, la Red Venezolada de personas positivas ha denunciado episodios de desabastecimiento. Episodios muy grandes que pusieron en riesgo la salud y la vida de miles de personas, pero episodios que se superaron con medidas de último momento. Pero la situación actual es más grave; según nos cuenta Nieves, ya que debido a la acumulación de deuda con el Fondo Estratégico de Medicamentos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que alcanzaría los 20 millones de dólares, este no ha podido continuar suministrando medicamentos al país. Situación semejante sucede con otras proveedores de medicamentos quienes se resisten a venderle a Venezuela debido a las cuantiosas deudas que mantiene el país.

Según Nieves, la inversión nacional para garantizar la provisión de medicamentos y reactivos para pruebas de seguimiento para 80 mil personas no supera los 12 millones de dólares y, sin embargo, el país gastó 25 millones de dólares americanos en la compra de armamentos en el año 2016.

Alberto no pierde la oportunidad para llamarnos la atención: “Toda esta crisis del desabastecimiento de antirretrovirales se hubiera podido evitar, si se hubiera atendido a los distintos y oportunos llamados de alertas realizados hace casi una década por la RVG+, ACCSI y otras ONG con trabajo en VIH de nuestro país. Varios informes elaborados por ACCSI y RVG+ así lo evidencian”.

Deterioro de la salud, retroceso de 20 años

El deterioro social y económico de Venezuela ha provocado que millones de personas vean su salud trastocada. Se empieza a reportar que la población en promedio ha perdido alrededor de 11 kg en los últimos dos años. En la población de personas con VIH esta pérdida de peso coadyuva a un peor deterioro de la salud, aunado eso a la falta de medicamentos, puede causar la muerte.

La mayoría de los antirretrovirales presentan un desabastecimiento del 100%.

“La falta de medicamentos antirretrovirales ha producido miles de muertes a causa del sida, cientos y cientos de personas han sufrido recaídas de salud (…). En los dos últimos años, se observa el aumento de casos de personas que presentan sarcoma de kapossi, un tipo de cáncer de piel que fue erradicado a principios del año 2000, gracias al acceso de la terapia antirretroviral que tuvo Venezuela en esa época. También se observa que en los centros públicos de salud están llegando personas en estados de salud muy críticos y en estado terminal, los médicos al evaluarlos consideran que son casos sida, los devuelven a sus casas, porque carecen de los medicamentos y equipos clínicos que puedan rescatarlos a la vida”.

Abandono desde el gobierno y desde la comunidad internacional

El director de ACCSI es enérgico en señalar que “las personas con VIH se encuentran totalmente abandonadas por el gobierno del Presidente Nicolás Maduro, quien es principal responsable por su inacción y omisión frente a aquellas situaciones de amenazas y riesgos para sus vidas y salud, con daños irreversibles en los aspectos de la salud, lo psicológico y la moral”.

La crisis ha llegado a tal punto que nadie se salva: “el 100% de las personas con VIH y sida, de todas las ideologías, con distintos estatus económicos y educativos están siendo afectadas de igual forma, se les está violando sus derechos humanos”, dice Nieves.

Ayuda Humanitaria, ¡ahora!

La única forma de hacer algo por los venezolanos en estos momentos es a través de la ayuda humanitaria desde la cooperación internacional y Nieves hace una exigencia inmediata: “Existen protocolos internacionales para aquellos países que se encuentran en emergencia, como es el caso de Venezuela, los cuales deben ser implementados de inmediato, ya que de lo contrario seguirán produciéndose miles de muertes. No podemos comprender cuales son las razones por las cuales las agencias del sistema de Naciones Unidas no apliquen los protocolos de emergencia humanitaria en Venezuela. Nos preguntamos ¿cuántas muertes más se requerirán para que las Naciones Unidas implementen tales mecanismos en nuestro país?”

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.