Pilar Montalvo, dirigente indígena de Perú, tomó la palabra en uno de los plenarios de la 17 sesión del Foro Permanente de Naciones Unidas sobre Asuntos Indígenas (UNPFII) en Nueva York. Habló en nombre del grupo internacional indígena de trabajo en VIH (IIWGHA). Su mensaje fue claro: Recordar a la mesa directiva del foro que, en la sesión del año pasado, había solicitado a ONUSIDA y al Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) que auspiciaran la reunión de un grupo de expertos sobre VIH y pueblos indígenas para el 2019.

Pilar Montalvo, indígena de Perú, en su intervención en la 17 sesión del Foro Permanente de Naciones Unidas sobre Asuntos Indígenas en Nueva York, el pasado 19 de abril.

Una reunión de grupo de expertos (EGM, por sus siglas en inglés) permite que una determinada agencia de la ONU, como el UNPFII, reúna a personas de la academia, representantes de los gobiernos y dirigentes de la sociedad civil para evaluar el estado del arte de una materia específica (en este caso, el VIH en pueblos indígenas) y así hacer recomendaciones para el desarrollo de políticas para todos los estados miembros.

Montalvo enfatizó que piden esta reunión porque es necesario que los países levanten información epidemiológica sobre VIH en pueblos originarios para tener una idea precisa de la problemática; para coordinar una respuesta unificada de las primeras naciones a la pandemia que incluya un diálogo intercultural y el respeto a sus sistemas médicos; para generar investigación en VIH en sintonía con los derechos indígenas; y para que las distintas agencias de la ONU trabajen coordinadamente en esta materia.

En la sesión del Foro Permanente también intervino Simon Bland, jefe de la oficina de ONUSIDA en Nueva York, quien aseguró que ya están trabajando en esta recomendación. “En los últimos meses, ONUSIDA, UNFPA, la Comunidad Internacional Indígena en VIH-SIDA y la presidenta del Foro Permanente han participado en discusiones sobre la convocatoria de dicha reunión que se enfocará en no dejar a nadie atrás en la respuesta al VIH. Estamos en las etapas iniciales y hacemos un llamado para que los Estados miembros y las agencias de la ONU interesadas se unan a estas discusiones”, dijo el personero.

Por lo pronto, el borrador del reporte final de la 17 sesión del Foro Permanente indica que se “aprecia los pasos dados por ONUSIDA, UNFPA y el Grupo de Apoyo Interagencial sobre Asuntos Indígenas para organizar un workshop internacional sobre VIH (…) y hace un llamado para que los estados miembros y otras agencias de la ONU contribuyan a este workshop”.

Intenso lobby

Trevor Stratton, dirigente indígena de Canadá y miembro del IIWGHA, conversó desde Nueva York con Corresponsales Clave, y manifestó su optimismo respecto a que esta reunión de grupo de expertos tenga lugar el próximo año, quizás, en el mes de febrero. Para esto, dijo que trabajan, desde hace un año, en un fuerte lobby que ha incluido a Marian Wallet Aboubakrine, presidenta del Foro Permanente, y a Richard Burzynski, uno de los oficiales de movilización comunitaria de ONUSIDA en Ginebra.

Sheldon Raymore, de la tribu Sioux, junto a su tipi de la campaña PrEPahHontoz, en uno de los eventos paralelos sobre VIH de la sesión del Foro Permanente sobre Asuntos Indígenas.

“Cada año, el Foro Permanente define su presupuesto para auspiciar una reunión del grupo de expertos en Nueva York. Aparentemente, puede tener más de uno. Si otro grupo se suma, es incluso mejor porque puedes controlar más dónde es. No tiene que ser en Nueva York, puede ser en cualquier parte del mundo y puedes tener más control sobre quién es invitado, y si tiene lugar en Nueva York puedes tener acceso a embajadores y funcionarios de alto nivel de Naciones Unidas de distintos países”, comentó Stratton.

Sobre la importancia de un EGM sobre VIH y pueblos indígenas hizo la analogía sobre un lago con distintas personas que viven en sus orillas y que solo conocen una parte del territorio. Para poder tener una visión global del lago, acotó, necesitas reunir a todas esas personas para que compartan sus conocimientos. Así, dijo, para detectar las brechas en la respuesta al VIH en los pueblos indígenas es necesario que los investigadores del mundo y las comunidades estén en una misma mesa y hagan las recomendaciones necesarias a la ONU para cerrarlas.

“Respecto a las metas 90-90-90 (de ONUSIDA), los pueblos indígenas somos el mejor ejemplo del 10-10-10, de aquellos que son dejados atrás. Dijimos en nuestra intervención que hemos sido dejados atrás por diseño. Si buscas en Google respecto a los indígenas en la estrategia acelerada (para poner fin a la pandemia en 2030) ni siquiera aparecemos. Esa es la gran definición de cómo no nos toman en consideración en cuanto estamos afectados por el VIH”, dijo el dirigente de IIWGHA.

Por lo pronto, Trevor Stratton celebra que el tema del VIH ya esté en la agenda del Foro Permanente de Asuntos Indígenas. Recalcó que hubo dos eventos paralelos en esta 17 sesión en que Martin Morberg, indígena Yukón de Canadá, presentó su corto documental “Una milla en nuestros mocasines” con relatos de jóvenes indígenas con VIH; y en que Sheldon Raymore, de la tribu Sioux de Estados Unidos, montó un tipi (tienda cónica indígena) de su campaña PrEPahHontoz (que une la sigla PrEP, de profilaxis preexposición al VIH y el nombre indígena Pocahontas) en donde pintó “símbolos tradicionales que representan una historia una línea de tiempo de experiencias de personas indígenas con VIH desde mediados de los años 80”.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.