Las redes y organizaciones regionales con trabajo en Derechos Humanos, Género y VIH denunciamos que las mujeres que viven con VIH venezolanas en Panamá son testeadas para el VIH en forma compulsiva. Aquellas que son diagnosticadas VIH positivas, son entregadas, por los profesionales de la salud, a la Dirección Nacional de Migraciones, quienes las detienen para su inmediata deportación.

El Gobierno de Panamá, por medio de su oficina migratoria, justifica el proceso de deportación y expulsión definitiva usando el numeral 2 del artículo 71 de la Ley Panameña de Migración que dice:… “El Servicio Nacional de Migración podrá expulsar al extranjero que:… 2.- Sea una amenaza para la seguridad colectiva, la salubridad o el orden público”. En otras palabras, migraciones ha dicho taxativamente que la expulsión es el resultado de su diagnóstico de VIH positivo.

“Las personas con VIH no somos una amenaza para la seguridad.”

Ya en el 2007, en un informe de la Organización Panamericana de la Salud, se denunció la privación de la libertad y deportación de migrantes latinoamericanas. Este procedimiento se está aplicando en forma específica a mujeres con VIH, muchas de las cuales son de origen venezolano, identificadas por su trabajo en diferentes establecimiento de entretenimiento y alimentación.

Las restricciones de ingreso y residencia, temporal o definitiva, las privaciones de la libertad y deportaciones basadas en la condición de VIH, son una clara violación a los Derechos Humanos, una mala práctica de Salud Pública y contradice las recomendaciones internacionales y los acuerdos suscritos para la respuesta al VIH/sida, por nuestros gobiernos, incluyendo el panameño.

Hacemos un urgente llamado:

Al Estado panameño:

  • Para cesar con la sistemática deportación de mujeres migrantes que viven con VIH.
  • A dejar sin efecto el artículo 71, numeral 2 de la Ley de Migraciones .

A los profesionales de salud de Panamá, para que dejen de ser el brazo ejecutor policíaco del accionar violatorio de los Derechos Humanos, denunciando y entregando a la Dirección de Migraciones a las personas con VIH, violando el derecho de sus pacientes y su juramento hipocrático.

A las Agencias del Sistema de Naciones Unidas para su inmediata y efectiva intervención en esta grave situación.

A las Organizaciones y redes de la región y el mundo, a que se sumen a esta campaña internacional, escriban en forma directa al gobierno u otros actores, y también firmen petitorio.

A la comunidad internacional para sumarse al repudio de este accionar.

Agradecemos su apoyo firmando este petitorio y compartiéndolo.

Para firmar el petitorio acceda a éste vínculo http://bit.ly/petitorioPanama

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.