En la actualidad, en Argentina, si bien se está lejos de erradicar la violencia en contra de las mujeres y alcanzar la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, tanto en las normas legales como en la vida cotidiana; hablar de ello cada vez más cotidiano. Algunos temas de la agenda feminista, como los feminicidios y la legalización-despenalización del aborto, han llegado a los medios de comunicación, al Congreso de la República, al Senado y, más importante aún, a los cuerpos y corazones de miles de mujeres de todas las edades, razas, credos y clases sociales.

Mujeres al Oeste es una organización feminista que milita desde hace 20 años en la provincia de Buenos Aires.

Esta movilización, militancia y activismos, “la marea verde”, que hoy para muchas de nosotras es normal, está cimentada sobre los hombros de otras muchas mujeres que han venido abonando el terreno, de manera organizada y sistemática por medio de colectivos y asociaciones, y construyendo la posibilidad de vivir en un mejor lugar, más seguro para nosotras. Estas mujeres y sus agrupaciones nos han regalado con sus luchas la posibilidad de ocupar un espacio en esas calles, en esos discursos políticos, en esos espacios académicos y en esas reflexiones y acciones personales, nuestras y de nosotras. Una de estas organizaciones es Mujeres al Oeste, que viene trabajando de manera incansable en el Cono Urbano Bonaerense desde hace más de 20 años, para la consolidación de un mundo libre de violencia machista para las mujeres, formando una identidad propia y aportando, desde diferentes lugares, espacios de reflexión, formación y encuentro.

Uno de estos espacios de formación y reflexión es el curso sobre “Herramientas para intervenir en situaciones de violencia”, que comenzará el 21 de agosto  y que está abierto para hombres y mujeres que deseen formarse en esta línea.

Para ampliar un poco más la información del curso y de la organización, Corresponsales Clave entrevistó a Cristina Ochoa, militante feminista del Cono Urbano, trabajadora social que forma parte activa de esta organización.

Corresponsales Clave: ¿Qué es Mujeres al Oeste?

Cristina Ochoa: es una organización feminista que milita en el oeste del cono urbano de la provincia de Buenos Aires desde hace más de 20 años. Tenemos diferentes ejes de trabajo que tienen como centro trabajar por nuestros derechos en diferentes aspectos: nuestros derechos sexuales y reproductivos y la erradicación de la violencia que padecemos las mujeres. En estos 20 años intentamos que nuestro trabajo se nutra del trabajo de otras organizaciones, que las hay muchas por este lado. La verdad es que hay un gran nivel de organización, hay muchos colectivos que han permitido que se sostengan también encuentros regionales desde hace muchos años, adquiriendo una identidad propia; (…) de hecho, ahora en septiembre se llevará a cabo un encuentro. En esta oportunidad se realizará en la sede de la Matanza.

C.C.: ¿De qué tratan los cursos que van a realizar?

C.O.: Bueno, hace muchos años también Mujeres al Oeste cuenta con un centro de atención a mujeres en situación de violencia que viven por parte de sus parejas o exparejas, y participamos de diferentes espacios de formación y capacitación. Desde hace muchos años venimos creando nuestros propios cursos de formación y capacitación. En esta oportunidad, (el curso) se diseñó para pensar y compartir herramientas para intervenir en situaciones de violencia. La inscripción a este curso ya comenzó y arranca en agosto; es un curso que lo venimos dando desde hace mucho tiempo, tratando de problematizar y actualizar los contenidos, recibimos compañeros y compañeras de diferentes disciplinas, no es una condición ser profesional. También hemos recibido personas de la comunidad, referentes, que vienen militando y acompañando a otras mujeres.

C.C.: ¿Cómo evalúan el impacto de esta formación en el contexto de “ni una menos”?

C.O.: Nosotras creemos que en un contexto como éste en el que el movimiento feminista ha tomado una envergadura enorme, también uno de los coletazos de este crecimiento es la desnaturalización de las violencias que padecemos, sobre todo en las jóvenes, con un nivel de organización bastante importante, lo vimos en lo que fue el 13 de julio en la vigilia donde obtuvimos la media sanción en el Congreso (para la despenalización del aborto). Justamente, en este contexto, la violencia en contra de las mujeres y los feminicidios llegaron a los medios y otros ámbitos. Desde aquí creemos que es una responsabilidad nuestra y de todas y todos, que aquellas que estamos involucradas seamos precisas en lo que queremos transmitir cuando hablamos de violencia de género, porque de alguna manera el sistema se acomoda y se actualiza y cota estos conceptos, por eso debemos saber hacia donde vamos para no banalizar estas problemáticas.

(Es importante…) pensar y saber de qué hablamos cuando hablamos de violencia de género y de qué hablamos cuando elegimos, nosotras, hablar de violencia en contra de las mujeres para marcar la direccionalidad de las violencias. (…) Justo estuvimos revisando unos informes realizados desde la provincia de Buenos Aires y nos llamó la atención de manera alarmante el crecimiento de varones que denuncian a las mujeres, es el 50%.  En el mismo informe se desprende que se trata de violencias cruzadas. Nosotras creemos que hay que tener una lectura bastante crítica de eso y pensar que ese incremento de las denuncias por parte de varones corresponde a una estrategia nueva para persuadir y someter nuevamente. Nosotras estamos preocupadas por el poco recurso humano con el que cuentan los equipos de acompañamiento en estas situaciones y la poca formación que tienen.

C.C.: ¿Cómo financian estos cursos?

C.O.: Nosotras nos autogestionamos, creamos nuestros propios proyectos por medio de diferentes convenios. El año pasado, por ejemplo, tuvimos un convenio con un instituto del Colegio de Trabajo Social de la provincia de Buenos Aires y a partir de eso realizamos capacitaciones en diferentes espacios de la provincia. Bueno, todo es autogestión, militancia y activismo.

Esta convocatoria se encuentra abierta para cualquier persona que desee inscribirse, es un espacio pertinente y centrado en la reflexión y el intercambio de ideas, guiado por mujeres con mucha trayectoria en la temática. Igualmente, apoyamos la difusión de esta formación necesaria para el mejoramiento de la calidad de vida de las mujeres.

Quienes deseen participar, pueden inscribirse a través del e-mail cursosmao@gmail.com.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.