Por Eduardo Juárez.-

La prevención combinada en VIH es el uso simultáneo de una variedad de métodos específicos para reducir el riesgo de que las personas adquieran la infección por VIH e incorpora enfoques preventivos de comportamientos, socio/estructurales y biomédicos, que pueden llegar a tener un impacto a nivel individual y social. Esto significa que además del uso adecuado del condón, se debe concientizar sobre el inicio inmediato de tratamiento antirretroviral (TAR) para las personas que viven con VIH, la profilaxis post-exposición (PEP) para las personas seronegativas pero que de forma muy reciente han estado expuestas al virus; y la profilaxis pre-exposición (PrEP) para las personas seronegativas pero que son conscientes de que tienen un alto riesgo de infectarse.

La PrEP consiste en la utilización de antirretrovirales por parte de personas que no tienen VIH, para evitar contraer la infección.

¿Qué es la PrEP?

La profilaxis pre-exposición (PrEP) consiste en la utilización de antirretrovirales (ARV) por parte de personas que no tienen VIH, antes de exponerse al virus para evitar contraer la infección; se toma en forma continua, durante el tiempo que la persona lo considere necesario.

Es importante tener en cuenta que la Organización Mundial de la Salud, desde el 2012, recomienda en sus Guías Consolidadas en el Uso de Antirretrovirales para el Tratamiento y Prevención del VIH el uso de la PrEP (tenofovir y emtricitabina combinados) por vía oral en forma diaria, en combinación con el preservativo para toda persona en riesgo elevado de adquirir la infección por VIH.

Mitos y verdades sobre la PrEP

Corresponsales Clave pudo acceder a algunos testimonios de personas que participaron de un estudio de investigación en hombres gais y mujeres trans de Lima y Callao del proyecto ImPrEP que dirige en el Perú el Centro de Investigación Interdisciplinaria en Sexualidad, Sida y Sociedad de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (CIISSS – UPCH) y constató que existe mucha desinformación, mitos y prejuicios en relación a la profilaxis pre-exposición en Perú.

Los resultados del componente cualitativo de la investigación mostraban testimonios que asociaban la PrEP con prácticas sexuales de alto riesgo o a ciertos estilos de vida: “(…) Mi forma de pensar es si la pastilla es algo positivo para todos, bienvenido sea, pero como le dije esa vez a la consejera es que mayormente los adolescentes, tienen una vida muy descarriada, tienen una pastilla como solución, ‘ay bueno, no me cuido, no me pongo el condón, tengo una vida sexual como si nada, tomo mi pastilla y punto’ ‘tengo VIH, con esto me cuido’ entonces, lamentablemente estas soluciones son como de doble filo”, recoge el estudio.

También hubo preocupación en las mujeres trans respecto de la interacción con el tratamiento hormonal: “(…) A mí lo que me puede, de repente, preocupar es el tema de si influye un poco en mi tratamiento hormonal tantas pastillas. (…) Me tentaría sí, de cierta manera me daría cierta seguridad, pero por el tema del VIH, más no de una ITS, entonces me cuidaría de una, pero no del otro, entonces, como te digo, serían los dos juntos. Nosotras somos las que más tenemos el riesgo”, muestran los testimonios recogidos.

Es muy importante hacer de conocimiento público que estas intervenciones no buscan reemplazar las estrategias existentes de prevención frente al VIH, sino más bien buscan fortalecerlas, para que las poblaciones más vulnerables a la infección puedan contar con mayores opciones para la prevención del VIH y así contribuir a reducir la tasa de nuevas infecciones, sobre todo en poblaciones como gais, mujeres trans y HSH.

Cabe resaltar que en el Perú, aproximadamente 70000 personas viven con VIH, de las cuales alrededor de 16000 (22%) no saben que tienen la infección. La vía sexual sigue siendo la principal forma de transmisión (97%) de VIH en el país. Asimismo, la prevalencia de la infección se mantiene alta en varones, de cada diez personas que tienen VIH y sida, ocho son hombres (biológicos). Por otro lado, es importante mencionar que siguen produciéndose nuevas infecciones por VIH, a pesar de los esfuerzos realizados en materia de prevención desde los programas del Gobierno y la sociedad civil. Y que la cantidad de nuevas infecciones por VIH se mantiene concentrada de manera considerablemente en las poblaciones clave que el proyecto ImPrEP pretende alcanzar.

Lo importante es que este proyecto no solo contribuirá a capacitar y sensibilizar a las y los profesionales de la salud, sino también reforzará las acciones de incidencia política para que a futuro estas importantes y necesarias intervenciones puedan tener eco en los sectores competentes del Estado, como el Ministerio de Salud (MINSA) y así se introduzca la estrategia en las políticas públicas,  garantizando la distribución gratuita en el sistema público.

Si desea contactarse con el Centro de Investigación Interdisciplinaria en Sexualidad, Sida y Sociedad de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (CIISSS – UPCH): http://ciisss.cayetano.edu.pe/)

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.