Por Eduardo Antonio Reyes.-

Luisa Revilla Urcia, educadora de profesión y activista por los derechos de las personas trans, es fundadora de la organización RED TRANS LA LIBERTAD, que agrupa a mujeres trans de la Región La Libertad y trabajan por el reconocimiento de los derechos de la comunidad TGLB en su región. Fue conocida a nivel nacional por ser la primera autoridad transgénero del Perú elegida por voto popular como regidora del distrito de la Esperanza, en la provincia de Trujillo, en las elecciones regionales y municipales en el Perú del año 2015.

En 2011, Luisa Revilla fue elegida por voto popular como regidora del distrito de la Esperanza, Trujillo.

Llegar a donde se encuentra ahora no fue nada fácil. Luisa recuerda muchos pasajes de su vida que fueron importantes y hasta traumáticos; “me votaron de mi casa, mi padre me pegaba y mi madre no podía hacer mucho por defenderme, tenía que ver la forma de sobrevivir como gay, aunque siempre me sentí una mujer”, cuenta. De esta forma nos relata sus años vividos desde su infancia hasta su adolescencia, una etapa muy dura de su vida.

La actual regidora trabajó cinco años en su profesión como auxiliar de educación en un colegio público, pero por los actos de discriminación hacia ella y la presión social de los padres por impedir que “un auxiliar afeminado” trabajara en el plantel, tuvo que renunciar y dedicarse a otras labores. Por el año 2000 se dedicó a hacer un trabajo más social con los comedores populares de su zona, así como con las juntas vecinales para la seguridad, ello le permitió ser más reconocida por el trabajo de articulación realizado con la policía municipal y la policía nacional.

Luisa empezó a realizar activismo TLGB en el 2009 con una organización de diversidad sexual local, hasta que en el año 2014 fundó la Red Trans La Libertad. Con el apoyo de otras organizaciones TGLB existentes en La Libertad logró consensuar opiniones, a fin de respaldar su candidatura a la regiduría distrital, a la que fue electa para el periodo 2015 – 2018.

En octubre de este año, la población volverá a elegir sus autoridades locales y frente a esto, Revilla Urcia nos dice: “deseo seguir en la política con bajo perfil, he sido invitada por varias organizaciones políticas partidarias, sin embargo seguiré trabajando siempre visibilizando mi comunidad TLGB, hasta llegar a ser alcaldesa o congresista. Es mi deseo también que más personas trans, gais y lesbianas tengan estrategias para ser elegidos como autoridades; sé que existen y han existido candidaturas TLGB, pero considero que no lograron un adecuado posicionamiento político, tales como Susel Paredes o Jorge Bracamonte, que son activistas reconocidos pero hay que ver otras estrategias políticas”.

Luisa Revilla (a la izquierda) conversa con otra activista trans peruana. (Foto: Washington Blade, by Michael K. Lavers).

Luisa insiste en que “es importante continuar con presencia política y tener en la agenda de las autoridades la problemática de las personas de diversa orientación sexual e identidad de género, por mi parte apoyaré toda iniciativa que promueva políticas inclusivas respecto a la orientación sexual e identidad de género y espero, Dios mediante, postular al congreso en los próximas elecciones generales del 2021 y  poder ser la primera congresista transgénero del país.”

En el Perú, se cuenta con otras autoridades electas elegidas abiertamente gais, tales como Américo Atoche, alcalde del Centro Poblado de Roma, Distrito de Casa Grande, Provincia de Ascope. Así como los congresistas Alberto de Belaunde y Carlos Bruce; pero aún hay una importante brecha en la participación política de las trans y las mujeres lesbianas que debe cerrarse pronto.

Agradecemos a Luista Revilla por su disposición a esta entrevista.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.