La organización española “Salud por Derecho” lleva adelante la campaña internacional “NADIE”. En el marco de la 22da Conferencia Internacional del Sida, en Ámsterdam, se realizó el lanzamiento de dicha campaña donde estuvieron presentes representantes de Panamá y Paraguay, así como la Directora de Salud por Derecho de España, Vanessa López, quienes compartieron con los presentes la dinámica de este proyecto de comunicación.

Nadie es una campaña global que se centra en las poblaciones clave y la sostenibilidad de la respuesta al VIH en América Latina y el Caribe con el objetivo de influir en los gobiernos locales, los países donantes y el Fondo Mundial, en la  que involucra a Paraguay, Panamá y Belice en las acciones de comunicación

Vanessa López indicó que el eslogan de la campaña: “NADIE PUEDE DESAPARECER” pretende llamar a la reflexión: “si los gobiernos desaparecen, la ayuda internacional desparece; si la sociedad civil desaparece, no podemos acabar con el VIH/SIDA”; asimismo, señaló que el 60% de las personas con VIH residen en países de renta media y, en América Latina, la respuesta en prevención y la incidencia por cambios legislativos para el acceso ha sido posible gracias a la ayuda internacional que empieza a retirarse en forma paulatina. “Es preocupante, porque hay la interrogante de qué va a pasar con aquellos servicios dirigidos a poblaciones claves cuando estos fondos se retiren, si el gobierno actual no  se hacen cargo de  esta respuesta”, dijo.

La campaña pide la protección de los Derechos Humanos de todas las personas .

Así también mencionó que los países donde se implementa el proyecto aún necesitan la ayuda internacional, tanto para servicios básicos como para la sociedad civil que actualmente no recibe ningún aporte económico por parte del gobierno, y cuyas acciones corren el riesgo de desaparecer.

Por su parte, Juan Domingo Centurión de Paraguay, mencionó que en su país existen aproximadamente 19 mil personas viviendo con VIH, de las cuales 13 mil están diagnosticados. “Tenemos un gran desafío para llegar a los 90 90 90, y no existe ningún tipo de política de estado hacia las poblaciones vulnerables; no tenemos una ley contra toda forma de discriminación,  eso hace que se puedan violar  fácilmente todos los derechos y en especial los de las personas más vulnerables al VIH. El trabajo sexual no está reconocido como trabajo, no tenemos Ley de identidad de género y la violencia hacia la mujer con VIH es alta. Tenemos exclusión laboral, en especial si se vive con VIH”, dijo Centurión y añadió “(desde la sociedad civil) hemos intentando reiteradamente (promover políticas públicas para atender a las poblaciones clave) pero nos enfrentamos a un gobierno saliente, fundamentalista y está entrando otro de ultraderecha ultra fundamentalista, es decir nos esperan otros 5 años de grandes desafíos… (…) nadie quiere apoyar al gay, a la trans, a la trabajadora sexual”.

Centurión expresó su preocupación por la transición y la sostenibilidad porque el gobierno no tiene ninguna intención de  trabajar con la sociedad civil.

La Sostenibilidad es un compromiso asumido por los países y el Fondo Mundial para el sida, la tuberculosis y la malaria lo ha exigido para que estos puedan ser beneficiados con su financiamiento; por ello, es importante que los gobiernos de turno honren dicho compromiso, sin importar su corriente ideológica.

La Campaña pide a los gobiernos un mayor presupuesto y un gasto eficiente para la respuesta al sida.

La campaña también exige a los gobiernos mayor presupuesto para la respuesta al sida.

La gran preocupación que expresó Centurión respecto de Panamá es compartida por activistas y organizaciones que trabajan en la respuesta al VIH, la tuberculosis y la malaria en toda América Latina. ¿Serán sostenibles todas las acciones que realiza la sociedad civil? ¿Les interesa a los Estados poner fin a la epidemia con el apoyo de la Sociedad Civil?

Frente a esta preocupación, la campaña “NADIE” pide a los donantes y organismos internacionales como el Fondo Mundial de Lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria:

QUE NO DESAPAREZCAN y que haya un cambio en las políticas de asignación de recursos que están abandonando a las poblaciones más vulnerables de los países de renta media y que están poniendo en riesgo el poder acabar con la pandemia de sida en el futuro y todo lo conseguido hasta el momento.

UNA AYUDA COHERENTE y una política de Ayuda Oficial al Desarrollo actualizada a las nuevas realidades y en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible: que no se centre en el concepto obsoleto de “reducción de la pobreza”, sino en la justica social, la inequidad y la solidaridad internacional.

UN FONDO DE RESCATE: la creación de un “fondo de rescate” para paliar de forma inmediata las consecuencias del cierre de servicios en los países en los que se ha retirado recientemente la ayuda internacional sin una garantía de que el gobierno asumiera la lucha contra el sida en su totalidad.

QUE APOYEN A LA SOCIEDAD CIVIL COMO MOTOR DEL CAMBIO y creen, por parte del Fondo Mundial, una línea de financiación específica para abordar el trabajo de abogacía de la sociedad civil de los países a los que deje de apoyar económicamente. Es lo único que puede asegurar que los gobiernos se comprometan a largo plazo con el sida y la salud de sus ciudadanos.

UNA SALIDA RESPONSABLE: Un protocolo de actuación previo a la salida como donante de un país, que asegure que el gobierno asumirá su responsabilidad y cumplirá con los derechos humanos de toda su población, garantizando el derecho a la salud a toda la ciudadanía y especialmente a las poblaciones más vulnerables que viven con VIH. La prevención y tratamiento a todos los colectivos tiene que quedar asegurada sin exclusión alguna.

Para revisar más información sobre la campaña, puede visitar la página: http://www.nadiepuededesaparecer.org/

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.