La información sobre los avances en el VIH sigue siendo para privilegiados

La 22ª Conferencia Internacional sobre el sida (AIDS 2018), celebrada en Ámsterdam hace unas semanas, contó con la participación de 160 países de todos los continentes, aunque tuvo una participación reducida de integrantes de países andinos.

La delegación peruana estuvo liderada por integrantes de la sociedad civil, con la gran ausencia de autoridades del Ministerio de Salud. Brasil y Argentina, marcaron la diferencia en este aspecto.

Juan Luis Ppati, psicólogo de la institución Sí, da Vida.

Williams Gonzáles, Juan Luis Ppati y Marlon Castillo estuvieron presentes -y a la vez ausentes- en esta reunión mundial. Decimos que ausentes, debido a que a muchas reuniones satélites, plenarias y conferencias científicas no pudimos participar por la barrera del idioma.

“No quiero justificar, pero la educación y el idioma es una grave barrera en el acceso a la información. Hubo diversidad de temas en las que nos hemos limitado en participar por la falta de conocimiento del inglés y, además, porque el lenguaje ha sido científico o médico”, dijo Juan Luis Ppati, psicólogo de la institución Sí, da Vida y activista por los derechos de las personas que viven con el VIH hace más de 12 años. Era la primera vez que ganaba una beca, aunque postulaba casi el mismo tiempo de su activismo a este tipo de subvención.

En cambio, para William Gonzáles, que coincide con el tema del idioma y la falta de traductores al español, la Conferencia ha sido el espacio ideal para escuchar las necesidades de los países del sudamericanos.

“La conferencia ha sido un espacio para escuchar la voz de Latinoamérica y la problemática que tenemos sobre la situación política y vulneración a los Derechos Humanos que hoy vivimos. El caso de Venezuela y Nicaragua grafican que las políticas públicas afectan la prevención del VIH. Como activistas siempre leemos noticias de lo que sucede, pero esta ha sido la oportunidad para hablar con los protagonistas y sentir el dolor que muchos tienen sobre la situación en la que viven”, dijo Gonzáles, quien fuera el coordinador de una investigación que realizó la ONG Vía Libre sobre el uso de la terapia pre-exposición en mujeres trans y trabajadores sexuales.

Marlon Castillo, coordinador de GIVAR, presentó un poster sobre una aplicación para la denuncia de desabastecimientos.

En el caso de Marlon Castillo, coordinador del Grupo de vigilancia en el abastecimiento de medicamentos antirretrovirales para el VIH  –Givar–, la Conferencia ha servido para ratificar que pese a que estamos en la era de la tecnología y el conocimiento, aún existe un grupo privilegiado que concentra el poder de la información.

“Se supone que, durante este tipo de eventos globales, los compromisos en materia de prevención para alcanzar las metas 90-90-90 al año 2020 deberían ser un aporte de los gobiernos, pero noté que los esfuerzos se reducen, al igual que se reducen los aportes al Fondo Mundial (de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria) para apuntalar en la respuesta al VIH.  Soy de los que cree en el avance científico para vencer a la muerte por casos de sida, pero a la vez considero que la epidemia está más medicalizada que nunca, porque existe un derrotismo en apostar por la educación sexual, el uso del condón y de paso le hacemos el juego a las compañías farmacéuticas para no invertir tanto en prevenir el VIH, sino en tratarlo”, dijo el representante de Givar , quien también presentó en la Conferencia una aplicación para denunciar la falta de medicamentos por medio de un aplicativo en teléfonos con sistema Android.

Juan Ppati destaca que la Conferencia se desarrollara en una de las ciudades más inclusivas del mundo como Ámsterdam y cuestiona que en el Perú el VIH no sea un punto en la agenda pública y que siempre sea la sociedad civil la que impulse el tema.

“Apostar por un liderazgo solidario para abordar casos como la migración venezolana el Perú, ha sido importante en este encuentro mundial, que nos interpela a actuar de manera oportuna ante el llamado de un pueblo que necesita de nuestra ayuda”, refiere el psicólogo William Gonzáles.

Para William Gonzáles la Conferencia ha sido el espacio ideal para escuchar las necesidades de los países del sudamericanos.

Marlon Castillo, insiste en que, aunque se habla de indetectable = intransmisible, las protestas contra las empresas farmacéuticas y sus monopolios en la venta de medicamentos es un tema para seguir abordando, al igual que la no criminalización de la transmisión, la discriminación y la violencia.

El Perú y otros países de nuestro continente, tienen un gran reto que cumplir frente al VIH, la sociedad civil podrá hacer los grandes esfuerzos para contribuir en la respuesta a la epidemia, pero necesita de un Estado igual de comprometido para esta misión.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.