Estos días es poco habitual que en la sociedad civil nos demos la oportunidad de reunirnos dos días a discutir prevención combinada, tratamiento, recursos e investigación en VIH. Mucho menos frecuente es que la masa crítica de la audiencia sean estudiantes de medicina.

Omar Sued, Director de Investigaciones Científicas de la Fundación Huésped de Argentina.

El Instituto para el Desarrollo Humano de Bolivia (IDH), una ONG con más de veinticinco años de trabajo en VIH y educación, con el apoyo de Coalition Plus, organizó una edición más del Taller Internacional sobre VIH que contó con la participación de  colegas de Perú, Francia y Argentina; fue una oportunidad única que brindó  el espacio y el tiempo para profundizar en algunos temas relevantes de la respuesta en Bolivia y el región.

El programa fue pensado en la intersección de dos ejes fundamentales: el primero, el ciclo de vida del VIH y de las personas con VIH (PVVS), desde la prevención de la transmisión vertical, la pediatría, los servicios para adolescentes y jóvenes, y el tratamiento integral de personas mayores con VIH. El segundo eje se centró en la prevención combinada, el tratamiento, los derechos y la movilización de la sociedad civil.

Omar Sued, Director de Investigaciones Científicas de la Fundación Huésped de Argentina, presentó una descripción de como el virus funciona en el cuerpo y como se han desarrollado diferentes esquemas de medicamentos antirretrovirales para incrementar el impacto del tratamiento. Sued concluyó que el tratamiento ha cambiado las expectativas de las personas con VIH en el corto y largo plazo e insistió en la importancia de iniciar el tratamiento lo antes posible y que los programas ofrezcan a las PVVS regímenes unificados (menos pastillas), de más alta eficiencia y baja toxicidad, que contribuyen a una más probable supresión viral y el sostenimiento de la adherencia en el largo plazo. Todo esto debe venir de la mano de mejor accesibilidad cuya barrera principal son los precios, mientras muchos países en la región tienen acceso a medicamentos genéricos ofrecidos, por ejemplo, por el Fondo Estratégico de OPS, otros son rehenes de las empresas y sus patentes. El investigador también reforzó  la noción que está científicamente probado que una persona con carga viral indetectable no puede transmitir el virus.

En mi caso, me tocó centrarme en la prevención combinada y el uso de la PrEP, temas que fueron abordados por otros expositores también. Además de introducir el abordaje en sí, aprovechamos la oportunidad para reflexionar sobre los desafíos que enfrentamos en los diferentes países para la realización de este modelo de prevención y tratamiento integrados en un continuo. Al compartir algunos de los hallazgos de la Lupa de Prevención Combinada, publicados recientemente por OPS y ONUSIDA, pudimos ver el poco avance que tenemos en la región en la reducción de las nuevas infecciones y el diagnóstico tardío del VIH. La Lupa también evidenció que no hay una distribución consistente de condones y lubricantes y que los llamados “paquetes de prevención” son heterogéneos y limitados, al tiempo que muestra un hecho incontrastable: que las personas usan menos el condón y que los abordajes exclusivamente comportamentales tienen un impacto muy limitado. A pesar de esta evidencia, los países en la región siguen demorando la introducción de la Profilaxis Pre-exposición o la PrEP. Entonces tenemos un círculo vicioso, hay poco acceso a las pruebas de VIH, en particular para las poblaciones clave, hay pocos condones, menos lubricante y, así y todo, su uso es limitado, pero a la vez los países, en forma bastante irresponsable, vienen demorando la oferta del tratamiento para todos y la PrEP.

Vincent Pelletier, Director Ejecutivo de Coalition Plus proveyó la perspectiva sobre el rol de la sociedad civil en poner fin al sida e introdujo las nociones de la epidemia estática y la epidemia más dinámica. El 80 porciento de la personas vulnerables al VIH, señaló Pelletier, son de fácil acceso y más susceptibles a los abordajes tradicionales de la prevención, por ejemplo información y distribución de condones. Sin embargo, existe el resto de las personas, aquellas con riesgo substancial, las poblaciones clave, que son las de más difícil acceso.  Hasta que no se pueda ofrecer la prevención combinada a este grupo de poblaciones, no se logrará ninguna de las metas, como el 90-90-90. Así mismo, mencionó que la mayoría de la población afectada, quienes forman parte de la epidemia estática, son aquellos con mejor acceso a los servicios de salud pública, pero para llegar a las poblaciones clave es fundamental el trabajo eficaz de la sociedad civil. Pelletier concluyó que no podemos esperar que la sociedad cambie, a que mejore el contexto, debemos intervenir urgentemente, ofreciendo programas focalizados con más oferta de la prueba de VIH, el tratamiento para todos (y como medida de prevención) y la PrEP.

Como en la mayoría de los países de la región, la PrEP no ha llegado a Bolivia; sin embargo, IDH viene realizando una campaña de sensibilización y alfabetización sobre la PrEP en Cochabamba, dirigido a jóvenes y, en particular, jóvenes de las poblaciones clave (compartimos en este artículo algunas imágenes).

Fueron dos días de discusión y reflexión muy fructíferos, donde la principal audiencia fueron aquellas personas que en unos años ejercerán las profesiones de salud, por lo que es probable, que no solo se interesen más por involucrarse con el VIH, sino que llegarán al ejercicio profesional mejor formados y sensibilizados.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.