Lima es una ciudad multicultural, la más poblada del Perú con más de 9 millones de habitantes distribuidos en sus 49 distritos, según el último censo.   También es la ciudad que mayores problemáticas tiene, como la inseguridad ciudadana, la falta de servicios básicos en algunos distritos limeños, la pobreza extrema, un fuerte racismo y la discriminación que sufren las poblaciones más vulnerables, como es el caso de la comunidad LGTBIQ.

Seis candidatos y representantes a la alcaldía de Lima respondieron a las preguntas y necesidades de la comunidad LGTBIQ.

Es por ello que se vienen articulando diversas iniciativas dentro del marco de las elecciones municipales y regionales a realizarse el 7 de octubre; organizaciones de sociedad civil convocaron a distintos candidatos a alcaldes y regidores a eventos, donde pudieron exponer sus planes de gobierno y verificar si realmente se comprometen a incluir políticas municipales inclusivas en favor de dichas poblaciones. Así, el pasado 5 de setiembre, la Red Peruana de Jóvenes Afrodescendientes – Ashanti Perú organizó el “Encuentro de candidatos a regidores de poblaciones vulnerables” (afrodescendientes, personas con discapacidad, personas indígenas y comunidad LGTBIQ) donde los postulantes reafirmaron su compromiso con su comunidad y por hacer de Lima una ciudad más inclusiva.

Por otro lado, el reciente 27 de setiembre, las diferentes asociaciones y colectivos de la comunidad LGTBIQ organizaron junto con el apoyo del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) en el marco de su programa para la igualdad política “Observa Igualdad”, el evento denominado “Dialogo Electoral LGTBI: Propuestas para la igualdad”. En él seis candidatos y representantes a la alcaldía de Lima respondieron a las preguntas y necesidades de la comunidad LGTBIQ, identificadas previamente el día 22 de setiembre en una jornada de trabajo.

Gustavo Guerra García del partido Juntos por el Perú; Manuel Velarde de Siempre Unidos; Jorge Villacorta de Peruanos por el Cambio; Ester Álvarez, candidata a Teniente Alcaldesa por el Frente Amplio; Adriana Sarria, también candidata a Teniente Alcaldesa por el partido Unión por el Perú y Manuel Siccha, candidato a Regidor por Acción Popular, expusieron sus propuestas en políticas municipales inclusivas. Desafortunadamente, solo dos de estos partidos cuentan dentro de sus planes de gobierno, la inclusión de la comunidad LGTBIQ: el partido Juntos por el Perú, liderado por Guerra García y El Frente Amplio, liderado por Enrique Fernández, y esto debido en gran parte a su afinidad con la izquierdista y la ideología socialista peruana.

Gustavo Guerra García, fue enfático en señalar que “hay que comenzar el enfoque de género y el respeto a la diversidad sexual dentro de las escuelas”, mientras que Ester Álvarez, dijo que “No debemos permitir ningún tipo de discriminación por orientación sexual, identidad de género y expresión de género”.  Ambos representantes concordaron en que son necesarias las políticas inclusivas dentro de las municipalidades de Lima Metropolitana, lo mismo que una educación con enfoque de género y ordenanzas antidiscriminación.

Los demás candidatos, aunque no contaban con propuestas explícitas orientadas a las personas LGTBIQ en sus planes de trabajo, durante el evento hicieron declaraciones afirmativas por la inclusión de acciones para garantizar el pleno ejercicio de derechos de todas las personas: “Yo no quiero una ciudad donde todas las personas tengan miedo de caminar por cualquier espacio público”, dijo Manuel Velarde del partido Siempre Unidos; por otro lado, Adriana Sarria, candidata a Teniente Alcaldesa por Unión por el Perú, señaló que “El respeto debe ser igual para todos, ya que somos únicos”; mientras que Jorge Villacorta, quien postula por Peruanos por el Cambio, dijo: “Vamos a crear dentro de la Gerencia de Desarrollo Social, la Subgerencia de Protección a la Comunidad LGTBIQ y otras minorías”. Finalmente, Manuel Siccha, candidato a Regidor Municipal por Acción Popular y activista LGTBIQ, dijo; “Creo que la apertura que están teniendo los partidos políticos en tocar la agenda de género, la agenda LGTBI y de la diversidad sexual, demuestra que algo esta cambiando”.

Este debate fue reconocido como un hito histórico.

Finalizado el evento, Corresponsales Clave conversó con Gahela, joven líder trans, afro-Serrana, perteneciente a varias organizaciones feministas y de la comunidad LGTBIQ, quien se refirió a este debate como un hito histórico ya que “se vuelve a hablar sobre la población de la diversidad sexual en un contexto electoral; sin embargo, no me quedo contenta, ya que, habiendo más de 20 candidatos, solo 6 partidos han decidido asistir”. Por otra parte, Rodrigo Flores, joven activista LGTBIQ, perteneciente a la organización Mas Igualdad, dijo: “Ha sido más claro saber qué candidatos han dado la cara para hablar de la comunidad LGTBIQ y también se dio a conocer quienes nos han incluido en sus planes de gobierno, quienes han tratado de acomodarlos para incluirlos y quienes no saben absolutamente nada del tema”. Para ambos activistas fue evidente que si bien ha habido voluntad de algunos candidatos por debatir el tema de la diversidad sexual e incluirlo en sus planes, aún sigue habiendo cierta resistencia respecto a la misma, dentro del ámbito político.

Debido a la gran influencia religiosa y la preponderancia de estereotipos machistas, es muy posible que el próximo alcalde de Lima siga invisibilizando nuestros derechos, por lo que los colectivos de la comunidad LGTBIQ deberán seguir articulando juntos para continuar resistiendo y alcanzar el respeto a nuestros derechos como ciudadanos que somos. Sin lugar a dudas, será una difícil decisión para la población LGTBIQ elegir al próximo alcalde de Lima este domingo.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.