Algo pasada la fecha, el 3 de diciembre se realizó el acto oficial de conmemoración del Día Mundial de la respuesta al SIDA en el auditorio del Ministerio de Salud. El acto contó con la presencia del Coordinador de ONUSIDA para Perú, Bolivia y Ecuador, Alberto Stella, la Oficial de salud de la oficina local de UNICEF, Carmen Lucas y el responsable del Programa Nacional ITS-VIH/sida, Alejandro Sánchez Bustamante, quien presentó los avances del país hasta el momento.

ONUSIDA, UNICEF y el Programa Nacional de Sida discutieron los avances en la respuesta al VIH en Bolivia.

Ante la presencia de representantes de la sociedad civil, instituciones gubernamentales y ONG, se hizo un resumen de la situación epidemiológica del VIH en Bolivia y fue evidente que, si bien existen avances en la extensión de cobertura para la oferta de la prueba rápida en los últimos años, la cascada del continuo de atención tiene una preocupante brecha en lo referente a personas vinculadas en tratamiento antirretroviral. De 23000 personas diagnosticadas en la historia del VIH en Bolivia, se estima que 18000 siguen con vida, pero solamente 9000 iniciaron la terapia, lo cual no significa que todas ellas hayan suprimido su carga viral. Llama la atención que no se haya presentado datos de personas con carga viral suprimida, lo cual supone que las brechas del continuo de atención están alejadas de las metas 90-90-90.

Basta apreciar que hay una pérdida de casi el 50 % entre las personas con diagnóstico positivo y quienes reciben tratamiento antirretroviral. Si bien las autoridades nacionales reconocieron que entre los factores estructurales que impiden una mayor efectividad en la respuesta al VIH se identifican principalmente al estigma y discriminación hacia la población afectada; el verdadero reto es mejorar la vinculación, la adherencia y la retención.

Las autoridades coincidieron que es necesario un trabajo más sostenido de información y comunicación que permita sensibilizar a la población en general procurando la comprensión de la epidemia del VIH como un aspecto de salud pública y el acceso a la prevención y tratamiento como un derecho humano fundamental.

La intervención del Dr. Alberto Stella fue seguida con mucha atención por las personas presentes y por los medios de comunicación que se dieron cita en este acto. En sus palabras reconoció que Bolivia ha hecho importantes avances gracias a las alianzas con la sociedad civil, pero al igual que en todo el mundo una asignatura pendiente es la deconstrucción del imaginario colectivo respecto a la segregación, discriminación y estigma que sufren las personas con VIH. Esta barrera, dijo, es la que impide que más personas de todas las edades, género, orientación sexual accedan a pruebas rápidas y al tratamiento efectivo que está hoy en día disponible.

En la oportunidad se presentó también un spot que se difundirá a nivel nacional, que tiene como principal mensaje el desechar los temores respecto al VIH y el respeto por la integración de las personas VIH en la vida familiar y social. Los momentos culturales de la reunión estuvieron a cargo de estudiantes de la Escuela Nacional de Salud Pública que presentaron un acto de mimos alentando a la prevención y utilización del condón. El Día Mundial del sida pasó, pero la respuesta debe continuar con mayor vigorosidad, utilizando toda esa información que debido a la ocasión se sistematiza y se presenta para cerrar de una vez las brechas del acceso universal a tratamiento, atención y prevención.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.