Hace una semana, el Centro Cultural de España, en conjunto con Igual Cuídate, realizó un conversatorio donde se proyectó el video documental “Sin miedo al VIH” y se discutió sobre el uso de la PrEP en Costa Rica.

Estas actividades surgen en respuesta a las necesidades de contar con acciones para educar en derechos humanos y proveer información y estrategias para el empoderamiento de las personas con VIH y poblaciones clave. A pesar que el país realiza esfuerzos en disminuir nuevas infecciones por VIH, la cantidad de casos nuevos pasaron de una tasa de 0,4 a 0,6 por cada 1.000 habitantes en años recientes.

En este contexto, y frente a la existencia de una nueva tecnología para la prevención, como la PrEP, se esperaría que el Ministerio de Salud en Costa Rica incluyese la combinación de tenofovir y emtricitabina en la lista de medicamentos, solo que para ello hace falta más articulación de parte de las organizaciones de la sociedad civil para abordar el tema, ampliar el conocimiento de la población respecto del mismo y presionar por su inclusión.

¿PrEP en Costa Rica?

El conversatorio contó con la presencia de expertos que vienen investigando la incorporación de esta tecnología en Costa Rica. Uno de ellos señaló que hay una debilidad en cuanto a hacer explícitas las demandas para su inclusión en el país centroamericano: “La FDA y algunos países de Europa tienen en sus guías el uso de la PrEP como ayudante para prevenir la enfermedad, en Costa Rica el Ministerio de Salud no lo ha hecho porque no ha habido el interés comercial del laboratorio en dar los estudios para incluirlo”, indicó Roger Cartin uno de los expositores.

Este fue un primer paso para abordar la PrEP en el país a través del sistema público de salud. La combinación de los medicamentos se está comercializando en farmacias autorizadas del sector privado, según lo indicaron los expositores, y su precio se ubica alrededor de los 250 dólares por frasco, lo cual no es accesible a todas las poblaciones vulnerables.

Durante la reunión, los jóvenes participantes expresaron su interés en conocer más sobre el tema, empoderarse en sus derechos y acceder a dicho método de prevención. Muchos hicieron preguntas específicas respecto del uso de la PrEP, los requisitos para tomarla y sus mecanismos de acción, lo que revela la importancia de continuar con estrategias de difusión de información.

Por otro lado, se resaltó también la importancia de continuar trabajando en intervenciones sociales que fortalezcan los derechos de las personas de la diversidad sexual, para  lograr la erradicación del estigma y discriminación en Costa Rica, y esto se puede hacer: hablando del tema y de nuevos métodos de prevención que contribuirán a disminuir prejuicios asociados al VIH.

La Organización Mundial de la Salud recomienda a los países brindar todas las medidas que conforman la estrategia de prevención combinada, como son la provisión de condones, lubricantes, la oferta de la prueba de VIH, en espacios frecuentados por poblaciones claves y vulnerables y ampliar el acceso a las profilaxis pre-exposición.

Pero nada será posible sin una sociedad civil empoderada, conocedora de sus derechos que exija a sus gobiernos todas las estrategias de prevención basadas en evidencia.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.