La población venezolana, entre ella las personas LGBTI, se ha visto obligada a salir de su país por diversas circunstancias, esto ha provocado también una seria problemática en Ecuador y otros países como receptores. La exclusión por la orientación sexual y de género genera falta de oportunidades, lo cual se suma a la condición de migrante, que coloca a las personas en situación de movilidad humana en contextos de doble y hasta triples vulneraciones de sus derechos.

Apertura de las instalaciones de Diálogo Diverso en Quito.

Realidades como la discriminación constante, la falta de empleo, el desconocimiento del nuevo entorno, el estado de salud o el estatus de VIH obligan a sobrevivir a las y los migrantes en la marginalidad y la informalidad como una forma de subsistencia ante la necesidad imperativa de sobrellevar el día a día y ayudar a sus familias en el país de origen.

Corresponsales Clave se acercó a la organización Diálogo Diverso para conocer el trabajo que acaba de iniciar con venezolanos en Quito. La organización, en su revisión documental realizada a nivel del Distrito Metropolitano de Quito, evidenció que no existía un centro que brindara servicios de referencia y protección de derechos a la comunidad LGBTI de Venezuela en contexto de movilidad humana. Su proyecto “MI CASA FUERA DE CASA: Centro de Referencia para Personas LGBTI en situación de Movilidad Humana”, que cuenta con el apoyo de la Embajada de Canadá, tiene por objetivo crear un centro de referencia para la promoción y protección de derechos de las personas LGBTI en contexto de movilidad humana a través de protocolos de atención, asesoría y acompañamiento legal.

Dentro de sus actividades como proyecto, manifiesta la organización, construirán un diagnóstico de la realidad de las personas LGBTI de Venezuela en Quito, la apertura del Centro de referencia como tal y entrega del documento de diagnóstico.

Asimismo, buscarán consolidar convenios públicos y privados para apoyar a las personas LGBTI de Venezuela en Quito y crear protocolos de atención, socialización y formación con usuarios, estudiantes y servidores públicos, así como la instauración de canales de comunicación alternativos para atender a los usuarios y difundir los servicios. Finalmente, se realizará un Documental Educomunicacional sobre movilidad humana LGBTI que culminará en un encuentro internacional: “Realidad LGBTI venezolana en Ecuador, Colombia y Perú”

Disponer un lugar de encuentro y solución, que trabaje de manera articulada tanto con las instituciones del Estado como con las organizaciones de la sociedad civil para brindar información apropiada y promover derechos a quienes transitan o residen en el país y provienen de otras realidades es una manera de aportar a garantizar la salud de las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.