Conscientes de la problemática de la epidemia de VIH en el Ecuador y, particularmente, en el Centro Histórico de la ciudad de Quito, zona turística donde se ubican varias zonas de trabajo sexual de hombres, mujeres y trans, las autoridades de la Unidad Metropolitana de Salud Centro ha creído necesario la aplicación de nuevas estrategias para acercar la prevención combinada a la población; así, se ha propuesto extender la Asesoría de la Prueba Voluntaria de VIH para a población en general y con mayor énfasis en las Poblaciones Expuestas de Mayor Riesgo, entre ellas, los hombres que tienen sexo con otros hombres y trabajadores y trabajadoras sexuales.

Unidad Metropolitana de Salud Centro.

Gracias a esta estrategia de ofrecer la prueba rápida de VIH a todos los usuarios de esta unidad de Salud se han alcanzado logros significativos. Se ha duplicado el número de pruebas de VIH realizadas en relación al año 2017, alcanzando un total de 1120 pruebas. De ellas, 662 se realizaron a pedido de los usuarios, 328 en hombres, 334 en mujeres; 159 en personas LGBTI y 23 en mujeres trans.

Es importante resaltar que esto ha sido posible también debido a la calidad de atención hacia las poblaciones clave. Las y los usuarios de la Comunidad LGBTI son atendidos de manera preferencial, no tienen que agendar sus citas por call center sino que directamente, después de hacerse la prueba rápida de tamizaje de VIH, son atendidos en estadística para la apertura de su ficha médica y la programación de su cita el mismo día. Gracias a estos cambios en la atención y el uso de las pruebas rápidas, se ha logrado que acudan a este servicio de salud en mayor número, consolidándolo como un centro de atención de salud inclusivo que pone énfasis en servicios de calidad y con calidez para la comunidad LGBTI.

De todos las pruebas realizadas se identificaron 10 casos nuevos en hombres que tienen sexo con otros hombres, 1 caso en mujeres trans y 1 caso en un hombre de población general; todos fueron confirmados y derivados a las Unidades de Atención Integral para Personas Viviendo con VIH de hospitales de la ciudad de Quito. Todas las personas referidas se encuentran en tratamiento.

Testeo en embarazadas

Las pruebas rápidas también son ofrecidas a las mujeres embarazadas. Durante el 2018, en la Unidad de Salud del Centro Histórico de la ciudad de Quito se realizaron 299 pruebas rápidas de VIH, de las cuales ninguna salió positiva.

El abordaje a embarazadas ha permitido también alcanzar a un mayor número varones, ya que se ha aplicado la Ley de Maternidad Gratuita del Ministerio de Salud Pública del Ecuador que busca alcanzar a las parejas y ofrecer la prueba rápida de VIH.

Una estrategia que funciona

En Quito, la Asesoría de Prueba Voluntaria de VIH está dando resultados y se está convirtiendo en una herramienta de prevención secundaria que contribuye a diagnosticar nuevos casos de la infección, vincularlos a las unidades de atención para personas viviendo con VIH y garantizar su tratamiento.

También ha contribuido a consolidar la evidencia respecto de dónde se concentra la epidemia en el país, en gais y otros hombres que tienen sexo con hombres y mujeres trans.

Con esta estrategia se está apuntalando hacia la meta 90-90-90 del año 2030. Las acciones fueron posibles en el marco de un convenio entre Corporación Kimirina y la Secretaría de Salud del Distrito Metropolitano de Quito, firmante del Acuerdo de París para poner fin a la epidemia del VIH, con el financiamiento del Fondo Mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.