Llegó de Venezuela hace 3 años porque en su país no había medicamentos antirretrovirales y pensó que la situación cambiaría en el Perú, pero se equivocó. Juan* nació en Venezuela, pero tiene doble nacionalidad, ya que sus padres son peruanos y vivían más de 20 años en ese país.

Con su documento de identidad peruano, Juan decidió defender su derecho a la vida y a la salud, y presentó ante la Fiscalía Provincial de Prevención del Delito de Lima una denuncia contra la Presidenta Ejecutiva de EsSalud, Fiorella Molinelli y el médico Gustavo Liendo Portocarrero, director del hospital Edgardo Rebagliati de Lima, responsabilizándolos por la interrupción de su tratamiento antirretroviral.

Se presentó ante la Fiscalía Provincial de Prevención del Delito de Lima una denuncia contra la Presidenta Ejecutiva de EsSalud, Fiorella Molinelli y el médico Gustavo Liendo Portocarrero, director del hospital Edgardo Rebagliati de Lima, por el desabastecimiento.

Según relata Juan, hace dos semanas no toma su terapia por el desabastecimiento y ya le han cambiado hasta 5 veces de esquema, tres veces en menos de 15 días, debido a la falta de medicamentos.

“El pasado 17 de enero me apersoné al hospital Rebagliati, que por lo general me entregan cada 3 meses, pero grande fue mi sorpresa cuando en farmacia se me comunicó que no había el medicamento Truvada® (Emtricitavina /Tenofovir ) y tampoco había atazanavir y por eso el médico Óscar Reyna me cambió la medicación por lamivudina”, se lee en el documento de la denuncia.

Una semana antes de esa consulta, se le había cambiado su terapia por un desabastecimiento de tenofovir.

Además, denuncia que se han perdido los resultados de sus exámenes de Carga Viral, que fue realizado en junio del 2018.

En el Perú, los aportes al Seguro Social representan el 9% del sueldo, que son pagados por el empleador y que, de cierta manera, garantiza el bienestar en servicios de salud de los trabajadores.

13 denuncias en lo que va del año

El colectivo GIVAR informó que, en lo que va del año, han recibido 13 denuncias, de las cuales 9 corresponden al EsSalud o Seguro Social.

Un vocero de dicho colectivo, indicó que los hospitales en donde se han presentado quejas son: Rebagliati, Almenara, Grau y Sabogal en Lima y Callao, mientras que en la región Lambayeque (al norte del Perú) el hospital Aguinaga Asenjo tenía desabastecimiento de medicamentos para el VIH y hasta paracetamol.

Truvada, kaletra, tenofovir, atazanavir y raltegravir son los medicamentos que se encuentran con problemas de stock y que tendrían un impacto en la gran mayoría de las personas con VIH, ya que se utilizan en la mayoría de los esquemas de tratamiento.

Durante el 2018, Givar recibió 97 denuncias por falta de medicamentos, 63 del Ministerio de Salud, 32 de EsSalud (seguro social) y 2 de las sanidades de la Policía Nacional del Perú. Aunque el número puede parecer bajo, este representa solo una porción de las personas que son afectadas, debido a que la mayoría no denuncia formalmente las interrupciones en la provisión de medicamentos.

Givar y otras organizaciones de sociedad civil han apoyado la denuncia de Juan ante la Fiscalía para promover un cambio sostenido, un cambio en la gestión de los medicamentos que pueda impactar positivamente en la vida las personas con VIH que requieren tratamiento antirretroviral.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.