Hacia finales de 2018, el desabastecimiento de antirretrovirales se asomaba, impactando a los usuarios que recibían raltegravir como parte de sus esquemas; en su lugar, ellos recibieron dolutegravir para no interrumpir el tratamiento; sin embargo, a los dos meses, este último se acabó y los paciente quedaron nuevamente en suspenso y debieron esperar a que el proveedor entregase el medicamento, algunos solicitaron volver al esquema anterior pues el raltegravir ya había sido entregado por el proveedor.

Truvada, Atripla y Kaletra son algunos de los medicamentos sin stock en Panamá.

Según los últimos índices de riqueza, Panamá ha pasado de ser un país de renta media alta a país de renta alta; esto hace que no sea elegible para la cooperación financiera internacionales, aun cuando las riquezas a las que hacen mención los índices macroeconómicos estén desigualmente distribuidas. En este contexto, con débiles sistemas de salud, la sociedad civil se esfuerza por continuar con la vigilancia del abastecimiento de medicamentos y exigir al Estado que cumpla con garantizar el derecho a la salud de las personas.

En esta ocasión, las farmacias de los hospitales que son parte del Ministerio de Salud se encuentra desabastecidas de, Truvada®, darunavir, tenofovir, Kaletra® pediátrico y Atripla®, este último ampliamente usado en los regímenes de primera línea. Por otro lado, en la última reunión de la Comisión Nacional para la Prevención y Control del Virus de Inmunodeficiencia Humana (CONAVIH) se informó  que el ritonavir se estará acabando pronto debido a que la empresa a la cual se le adjudico el acto público renunció, con el argumento que los precios en el mercado habían subido. Hace unos meses el ministro de Salud, Miguel Mayo De Bello, en una entrevista, indicaba que Panamá, al igual que Costa Rica, son los países que más caro pagan por los medicamentos; aseveraciones que para muchos llegan tarde y frente a lo cual no se alcanzará a hacer mucho, pues este gobierno está a punto de finalizar.

El Ministro de Salud de Panamá, Miguel Mayo Di Bello.

Miembros de la Sociedad Civil Unificada en VIH de Panamá se reunieron el pasado 25 de abril con la doctora Itza Barahona de Mosca, directora general de Salud, la doctora Walkiria Wilson, quien está al frente del nuevo departamento de medicamento e insumos, el doctor Aurelio Núñez Maitín, Jefe del Programa Nacional de VIH y Hepatitis Virales y el licenciado Rafael Pittiy, encargado de monitorear el abastecimiento de los antirretrovirales. En dicha reunión se informó que en los últimos tres (3) meses del año 2018, hubo repuntes en el consumo de raltegravir, darunavir y Atripla® debido a varios factores: nuevos casos vinculados al sistema de salud, migración de pacientes asegurados, que al no tener disponible los ARV en la Caja de Seguro Social acuden a las farmacias del MINSA y, no menos importante, a los seguidos prestamos de medicamentos que solicita la Caja de Seguro Social al Ministerio de Salud y a la migración de personas extranjeras que han llegado en los últimos meses a suelo panameño.

En el caso particular de Atripla ®, a partir del contrato firmado en 2018 con la empresa Inversiones Tagore Panamá S.A., se recibió una primera entrega el 01 de noviembre de 49157 frascos; para marzo, julio y octubre del 2019, debía recibirse 24580 frascos cada vez. Sin embargo, la empresa no ha cumplido con la segunda entrega, lo que ha ocasionado el desabasto de este medicamento.

La doctora Wilson informó a Corresponsales Clave que para mediados del presente mes se deben recibir por parte de los proveedores los demás medicamentos que se encuentran desabastecidos.

Tampoco hay medicamentos para asegurados

En la Caja de Seguro Social se reportó el desabastecimiento de raltegravir desde hace más de 3 meses, lo mismo que el ritonavir y los reactivos para CD; según el Observatorio Ciudadano en Derechos Humanos y VIH de Panamá a través de sus defensores comunitarios, muchos de los cuales también forman parte de la Sociedad Civil Unificada en VIH.

Funcionarios del Ministerio de Salud y de la Caja de Seguro Social presentaron un informe detallado de la situación de los medicamentos antirretrovirales y el panorama es desalentador para miles de panameños

En la última reunión de la CONAVIH, que preside la primera dama, Lorena Castillo de Varela, funcionarios del Ministerio de Salud y de la Caja de Seguro Social presentaron un informe detallado de la situación de los medicamentos antirretrovirales y el panorama es desalentador para miles de panameños usuarios de ambos sistemas. Destacaron la demora por parte de proveedores, pues todos los actos públicos se habían realizado y adjudicado, algunas estaban en control fiscal.

Desde la Sociedad Civil Unificada en VIH de Panamá, se espera que esta crítica situación se solucione lo antes posible y se tengan disponibles todos los medicamentos antirretrovirales que requieren las personas con VIH. Esperamos que tanto las autoridades del Ministerio de Salud y de la Caja de Seguro Social tomen las medidas necesarias y endurezcan las sanciones a los proveedores que incumplen los pedidos.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.