A horas de comenzar la actividad impulsada por el mecanismo de participación social en el Gobierno Municipal de La Paz, denominado Consejo Ciudadano de las Diversidades Sexuales, su secretario, Jonathan Arancibia, recordó junto a Corresponsales Clave cómo fue su experiencia cuando hace 10 años, siendo aún un adolescente, participaba por primera vez de la Marcha del Orgullo Gay.

Jonathan Arancibia: “Yo recuerdo que tenía 16 o 17 años cuando estudiaba en un colegio religioso. Tenía tanto  temor y vergüenza, y sentía que todas las miradas me buscaban. Pero ya estaba allí, con globos de colores que cubrían todo mi rostro en medio de un grupo de amigas lesbianas -creo que el bloque era el de las “Musas”; ellas me decían que no tenga miedo y que no tenía nada de qué sentirme avergonzado, que con el tiempo todo iría bien.

Hoy les doy la razón. Ya no me siento deshonroso y lo único que siento es paz. Además tengo la oportunidad -este año- de ser parte de la organización de la Marcha como parte del Consejo Ciudadano (de las Diversidades Sexuales y de Género) y con un enorme apoyo del Gobierno Municipal de La Paz.

Esta semana estuvimos en muchos medios de comunicación, radio y televisión, principalmente para promocionar la actividad, con mensajes a la ciudadanía para que participen de manera inclusiva de esta fiesta y animando a más jóvenes a desfilar con orgullo. Cada vez, veo más personas que sin ser necesariamente LGBT+ acompañan y apoyan esta parada porque están al lado de sus amigos, de sus amigas y de sus familiares.”

Corresponsales Clave: ¿Qué les dirías a los jóvenes que aún no se animan de participar públicamente de estas manifestaciones.

JA: “Que si te sientes solo o sola, déjame decirte que no lo estás y que nunca lo vas a estar. Somos muchas y muchos,  y estamos por doquier. Y si este año todavía estás dudando en si ir a marchar o no. ¡No lo pienses más! Dile a tu mejor amigo o amiga, o a tu ser querido más cercano que te acompañe, todos necesitamos apoyo de vez en cuando y no tiene nada de malo requerir algo de él, total el primer paso ya lo habrás dado y eso te hace muy valiente.”

Las calles de La Paz por donde pasó la marcha, se pintaron con los colores del arco iris y los edificios municipales tienen enormes banderas de 6 colores; ese fue el mensaje de la ciudad para ofrecer seguridad y apoyo a la comunidad LGTB+ que se manifestó este año con mucho amor, sin tener odio en sus corazones ni en sus cuerpos, expresarse con orgullo, sin prejuicios y sin miedos, como debería ser cada uno de los 365 días del año.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.