El pasado jueves 26, en conferencia de prensa, en la ciudad de La Paz, se realizó la presentación de la Asociación Nacional de Adultos Mayores Bolivia, que cuenta con el apoyo de Católicas por el Derecho a Decidir Bolivia y el UNFPA.

Lamentablemente, en el país todavía las personas adultas mayores en general viven sin poder ejercer sus derechos, no todas acceden a sistemas de protección, se encuentran en soledad y, si a esto le añadimos que son parte de algún colectivo de las diversidades sexuales, nos encontramos con la discriminación y estas vivencias hacen que incluso retornen al closet.

La Asociación de Adultos Mayores LGBTI Bolivia agrupa a personas de la tercera edad pertenecientes a estas poblaciones y a activistas identificados con la causa.

En Bolivia, de acuerdo a datos oficiales, existen 1.064.400 adultos mayores, no se sabe cuántos de ellos pertenecen a las diversidades sexuales, debido a que no son visibles.

Ante este panorama surgió la Asociación de Adultos Mayores LGBTI Bolivia, que agrupa a personas de la tercera edad pertenecientes a estas poblaciones y a activistas identificados con la causa. Actualmente se concentran, de acuerdo a lo mencionado por la representante de Católicas por el Derecho a Decidir – Bolivia, en visibilizar la organización -que ya existía- y continuar el trabajo basándose en cuatro pilares fundamentales: vivienda, justicia pronta y oportuna, salud con calidez y calidad y un trabajo estable o una renta digna. Esto con el fin de consolidar estas políticas y después hacer una agenda de exigencia a las futuras autoridades.

“Nosotros, los adultos mayores LGBTI, demandamos una salud con calidad, con especialistas, con calidez, sin discriminación, respetando nuestra identidad de género y nuestra sexualidad, no ser estigmatizados por el personal médico; queremos un trato digno en los hospitales públicos. La población de adultos mayores LGBTI demandamos ser incluidos en las agendas políticas actuales (…)”, mencionó,  Consuelo Torrico, presidenta de la Asociación.

También mencionaron la necesidad de tener acceso a la justicia pronta y oportuna. “La población adulta mayor LGBTI exigimos una justicia pronta y oportuna, enmarcados en la ley N 872, (…) somos discriminados por nuestra orientación y esto hace que la justicia no llegue a nuestra población LGBTI”, dijo Victor Hugo Vindagos vocal de la Asociación. A la vez, se refirió a la necesidad de una fuente laboral para esta población, “Queremos un trabajo estable, en temas laborales las personas que más sufrimos desde nuestra juventud somos las personas LGBTI; porque no aportamos a las AFP, no tenemos una jubilación digna, el trabajo tiene que ser estable, ver la capacidad, no la apariencia física que hemos construido, es por eso que las personas LGBTI cuando son adultos mayores tienen que volver al closet, no respetan nuestra dignidad (…)”, comentó.

Hicieron referencia a que los adultos mayores LGBTI han visto la necesidad de agruparse, organizarse, para hacer tangibles sus necesidades que no se visibilizan porque al llegar a la tercera edad se piensa que son una población que no necesita nada.

“Exigimos que el Estado provea a los adultos mayores LGBTI de viviendas comunitarias, no es un secreto que los miembros de las comunidades de la población LGBTI hemos sido expulsados de nuestros hogares cuando jóvenes hemos sido discriminados, hemos tenido una lucha fuerte, nos hemos quedado sin familia sin hogar sin posibilidades de acceder a un trabajo digno y hoy, cuando llegamos a viejos, no tenemos siquiera una casa propia, necesitamos hogares que nos cobijen para estar con nuestros pares, nuestros iguales, para gozar de una vejez digna (…) Por eso nos hemos organizado para hacer tangible nuestras demandas al estado porque tiene la obligación de dotarnos de una vejez digna”, comentó Ramiro Monjes, secretario de comunicaciones.

Mencionaron también que a través de los años  se ha dado una apertura por parte de la sociedad, pero aún falta mucho por lograr en beneficio del sector e iniciativas como esta hacen que se logren unir fuerzas, en pro de una población desprotegida.

Desde Corresponsales Clave felicitamos esta iniciativa, deseamos muchos éxitos en sus acciones en el país altoandino y esperamos que se replique en otros países de América Latina.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.