El resultado de la conferencia es inédito y es lo que necesita el Fondo Mundial para luchar contra las tres enfermedades en los países que consideran prioritarios, aunque seguirá saliendo de los que ya no lo son. Sin embargo, no es correcta la afirmación, algo triunfalista, quizás producto de la euforia del momento, que con 14 mil millones estamos en camino -on track- a terminar con las tres enfermedades para el 2030. Los datos estimados por otras fuentes más incomodas dicen que hoy necesitaríamos más de 30 mil millones de la cooperación externa y una suma mayor de fuentes locales para detener el avance de las tres infecciones. El cómo se dicen las cosas puede generar cierta complacencia y dañar los esfuerzos para movilizar recursos domésticos y lograr la ansiada sostenibilidad. A quienes hicieron posible estos resultados, en especial a la sociedad civil mundial y la francesa, GFAN y la lista sigue… ¡felicitaciones!

A continuación reproducimos el Comunicado publicado por el Fondo Mundial, en una traducción libre de Corresponsales Clave.

El presidente francés, Emmanuel Macron, Bill Gates y Bono se comprometieron a recaudar más donaciones. Foto: Sandrine Thesillat.

LYON, Francia: En una muestra de solidaridad mundial sin precedentes, los donantes de la Sexta Conferencia de Reposición del Fondo Mundial prometieron US$ 14.02 mil millones para los próximos tres años, la mayor cantidad jamás recaudada para una organización multilateral de la salud y la mayor cantidad para el Fondo Mundial. Los fondos ayudarán a salvar 16 millones de vidas y contribuirán a terminar con las epidemias de SIDA, tuberculosis y malaria para 2030.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, electrificó la conferencia con un llamamiento emocionante a ofrecer a la próxima generación un mundo mejor y más saludable, luchando contra la desigualdad y fortaleciendo la justicia social. Macron pidió a todos los socios que aumenten sus compromisos en al menos un 15% para alcanzar el objetivo de al menos US $ 14 mil millones, y durante la sesión de oferta de compromisos financieros que siguió, los donantes respondieron a ese llamado urgente para intensificar la lucha, muchos de ellos aumentaron sus promesas de donaciones originales.

En un impresionante esfuerzo final para alcanzar el objetivo de US$ 14 mil millones, el presidente Macron se unió a Bill Gates para hacer mayores compromisos para el próximo período de tres años, anunciando que cada uno garantizaría US$ 60 millones adicionales, además de las promesas anunciadas más temprano ese día. Faltando solo 80 millones de dólares; el presidente Macron, el Sr. Gates y Bono, señalando el imperativo de poner fin a las epidemias para 2030, se comprometieron a asegurar al menos otros 100 millones de dólares durante el período de reposición para alcanzar un total de más de 14 dólares mil millones.

Muchos donantes aumentaron significativamente sus promesas, citando la urgencia de tomar medidas decisivas. Foto: AFP.

“Todos en la sala de hoy sintieron el poder de una comunidad global uniéndose para decir con una sola voz: Vamos a terminar con estas epidemias “, dijo Peter Sands, Director Ejecutivo del Fondo Mundial. “Estamos tremendamente agradecidos al presidente Macron por su increíble liderazgo durante el año pasado. Con el increíble apoyo de socios y donantes en todo el mundo, logramos alcanzar más de US$ 14 mil millones para ayudar a salvar 16 millones de vidas”.

Muchos donantes aumentaron significativamente sus promesas, citando la urgencia de tomar medidas decisivas. El Congreso de los Estados Unidos obtuvo un apoyo sobresaliente con US$ 1,56 mil millones al año, manteniendo una porción del 33% de todas las contribuciones. La propia Francia aumentó su contribución en un 20%, a € 1.296 mil millones, incluidos los US$ 60 millones adicionales anunciados por el presidente Macron.

Otros donantes importantes intensificaron el apoyo a la lucha: el Reino Unido prometió £ 1,4 mil millones para el próximo período de tres años, un aumento del 16%; Alemania prometió mil millones de euros, un aumento del 17,6%; Canadá prometió CAD930 millones, un aumento del 16%, la Unión Europea prometió € 550 millones, un aumento del 16%; Japón contribuyó con US$ 840 millones y otros donantes de larga data también contribuyeron. Ampliando aún más su base de donantes, el Fondo Mundial también dio la bienvenida a 20 donantes públicos nuevos y otros recurrentes.

Los donantes privados prometieron por primera vez más de US$ 1 mil millones, un logro extraordinario liderado por el compromiso de la Fundación Bill & Melinda Gates de US$ 700 millones, complementado posteriormente con el compromiso adicional de US$ 6 millones y el compromiso de (RED) de US $ 150 millones, junto con antiguos seguidores como Sri Dato Dr. Tahir, Comic Relief y Takeda. También se unieron seis nuevos donantes privados, incluidos Children’s Investment Fund Foundation y Rockefeller Foundation, y otros 11 socios comprometieron otros recursos para expandir la innovación y el impacto.

La lista completa de donantes y las sumas comprometidas se darán a conocer en el sitio web del Fondo Mundial.

El compromiso para salvar 16 millones de vidas en los próximos tres años y, en última instancia, contribuir a terminar con las epidemias para 2030 solo se logrará mediante el liderazgo y una mayor inversión en salud de los países que implementan programas.

Un número sin precedentes de países implementadores de África, 23, se comprometieron con el Fondo Mundial. Durante la conferencia, varios jefes de estado aseguraron aumentar los recursos domésticos para la salud y trabajar para lograr una cobertura sanitaria universal.

En un espíritu de solidaridad global, la conferencia reunió a líderes de países de todo el mundo, incluidos numerosos jefes de estado y ministros de gobierno, varios galardonados con el Premio Nobel de la Paz; algunos CEO y líderes de fundaciones privadas; un cantante senegalés y activista contra la malaria Youssou N’Dour; líderes de la sociedad civil y personas afectadas por las enfermedades.

Maurine Murenga, quien fue diagnosticada con VIH a principios de la década de 2000 y que forma parte de la Junta de Gobierno del Fondo Mundial, agradeció a todos los socios por reconocer la necesidad de concentrar las inversiones en programas que aborden específicamente los efectos desproporcionados del VIH en las mujeres y las niñas.

“Aquellos de nosotros que sobrevivimos al VIH estamos aquí gracias al Fondo Mundial, pero millones siguen muriendo innecesariamente porque no pueden acceder a estos programas que salvan vidas”, dijo Maurenga. “Las mujeres y las niñas jóvenes deben estar en el centro de la respuesta al VIH en África. Es inaceptable que las mujeres y niñas jóvenes sigan siendo dos veces más vulnerables al VIH en África subsahariana y seis veces más vulnerables en los países más afectados. Sabemos que el cambio es posible y tenemos que actuar ahora”.

Dirigiéndose a la conferencia, varios jefes de Estado y gobiernos de países africanos elogiaron a los donantes y socios por su solidaridad mundial, y destacaron la importancia de la financiación interna para desarrollar la sostenibilidad a largo plazo de los programas de salud.

El Fondo Mundial es un mecanismo probado para maximizar el impacto. Los programas de salud respaldados por él han salvado más de 32 millones de vidas desde su creación, en 2002, y han brindado servicios de prevención, tratamiento y atención a cientos de millones de personas.

“El resultado de la reposición del Fondo Mundial de hoy es un logro increíble”, dijo Bill Gates, copresidente de la Fundación Bill y Melinda Gates. “Este es un gran día en la historia del SIDA, la tuberculosis y la malaria, y uno que nadie esperaba hace dos décadas cuando las enfermedades estaban en su apogeo. Gracias a todos los donantes que aumentaron sus contribuciones. Esperamos que otros se sientan inspirados para seguir su ejemplo y apoyar al Fondo Mundial para continuar su trabajo que salva vidas”.

En un mensaje especial entregado en nombre del Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, la Secretaria General Adjunta, Amina J. Mohammed, explicó cuán importantes son las inversiones del Fondo Mundial para cumplir con los ODS relacionados con la salud, así como para abordar la pobreza y la desigualdad.

El Fondo Mundial invierte mil millones de dólares anuales para ayudar a construir sistemas de salud resistentes y sostenibles, un componente crítico para la cobertura universal de salud.

Peter Sands declaró en sus observaciones finales: “Este año, les prometimos a los niños de siete años del mundo que terminaríamos con el SIDA, la tuberculosis y la malaria para 2030, cuando se conviertan en adultos, para que no tengan que hacerlo ellos”. La notable demostración de solidaridad global de hoy muestra que el mundo está comprometido a cumplir esa promesa, trabajando más fuerte, más rápido y juntos. Poner fin al sida, la tuberculosis y la malaria es la lucha que une, y gracias a todos nuestros socios por intensificar la lucha “.

***

Fuente: https://www.theglobalfund.org/en/news/2019-10-10-global-fund-donors-pledge-usd14-billion-in-fight-to-end-epidemics/

Fuentes de las fotos: Internet

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.