A propósito de las pasadas conmemoraciones del Día Mundial de respuesta al VIH y del Día Internacional de los Derechos Humanos, se generaron actividades de promoción y sensibilización hacia la ciudadanía por parte de diversos actores sociales, así como instancias públicas, las cuales tienen mayor apertura.

Frente a todas esas actividades, ¿cómo percibe la población el tema de derechos, mitos y realidades sobre el VIH en las ciudades de Riobamba y Quito en Ecuador? Varios ciudadanos respondieron al equipo de Corresponsales Clave durante entrevistas en lugares céntricos de las ciudades. He aquí algunas de las respuestas relevantes.

¿Cómo se entiende el VIH en la década actual?

Brian menciona que “Actualmente vivir con VIH es igual a que (la persona) sea aislada y deba esconderla en su trabajo o en su familia (…)”.

Dayana acota que “produce, muchas de las veces, problemas para relacionarse con otros -excepto varios casos que están empoderados”.

Sin embargo, Sandra da una opinión contraria a las anteriores, señalando los avances en el tema social y de derechos. “Las PVV son protegidas tanto por los derechos humanos como la constitución en el Ecuador (…)”, dijo.

En Ecuador, el artículo 32 de la Constitución señala que la Salud es un derecho que garantiza el Estado y se vincula con el ejercicio de otros derechos. Del mismo modo el art. 11 garantiza que nadie puede ser discriminado, especificando entre varias poblaciones, a las personas que viven con VIH.

Los derechos humanos relacionados con el VIH incluyen el derecho a la vida; el derecho a la libertad y la seguridad de la persona; el derecho al nivel de salud mental y física más alto que pueda obtenerse; el derecho a la no discriminación; la igualdad de protección y la igualdad ante la ley, entre otros. Por tanto en cuanto a la legislación se puede observar un gran avance. Sin embargo un porcentaje de ciudadanos no se encuentra informado de las mismas, lo que fortalece un contexto cultural discriminatorio.

¿Vida plena?

Frente a las indagaciones respecto de si una persona con VIH puede vivir una vida plena, se cuelan opiniones que revelan ciertos prejuicios e incluso desconocimiento del sistema de salud. Brian plantea su punto de vista: “tengo entendido que es caro el tratamiento y a veces no hay medicina”.

Verónica, por su parte, da una respuesta positiva: “Sí, siempre y cuando acuda a un doctor y siga las recomendaciones”

Actualmente, y desde hace casi 15 años, el tratamiento antirretroviral es gratuito en el sistema de salud público del Ecuador. En cuanto al Seguro Social, las personas afiliadas pueden optar por iniciar su tratamiento bajo la entidad correspondiente. Las personas también pueden acceder a la medicación comprándola, sin embargo, el frasco de 30 pastillas bordea los 100 dólares, monto bastante alto para la economía ecuatoriana.

¿Cómo mejorar?

Helen, frente a la pregunta sobre qué debe hacer el Estado para mejorar la respuesta al VIH, hace hincapié en el tema de ser Indetectable. “Muchas PVV no son conscientes que un estilo de vida saludable puede llevarles a ser Indetectable en poco tiempo. El MSP no hace promoción de este estado o resultado positivo, solo mencionan que no se infecten pero no hablan mucho de una prevención positiva”, dice

Gabriela complementa el comentario: “Muchas de las veces he visto en redes sociales publicaciones sobre falta de medicina en Ecuador. Pero, actualmente, por comentarios de amigos seropositivos veo que no es así. Y si así hubiese, se debe fomentar el trabajo social para crear bancos de medicamentos por parte de personas con VIH”.

La información y la promoción de la salud resultan clave para reducir el estigma y los prejuicios asociados al VIH y garantizar el acceso de las personas con VIH al sistema de salud. Urge que los Estados tomen acciones sostenidas, más allá de las actividades promocionales del Día Mundial de la respuesta al VIH o de los Derechos Humanos, para lograr un cambio actitudinal significativo en toda la población.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.