A medida que la pandemia de coronavirus avanza en las Américas, la organización ILGA LAC hizo un llamado urgente a través de una nota de prensa a adoptar “una perspectiva antidiscriminatoria y de derechos en la implementación de las medidas que los Estados de la región realicen ante la pandemia de COVID-19 tomando en cuenta la desigualdad que viven las personas LGBTI+ en nuestros países” y advierte que “la mayoría de las personas LGBTI+ laboran en el sector informal y sin cobertura médica, y ante esto es indispensable adoptar medidas públicas y privadas para que los impactos en las economías de las personas LGBTI+ no sean aún más graves”.

“Que nadie nos quite las ganas de luchar, lucharemos hasta el último momento de nuestra vida”, Lorena Borjas.

La mañana del 30 de marzo del 2020, la ciudad de Nueva York recibió una mala noticia que causó dolor en el corazón de muchos, muchas y muches, se trataba del fallecimiento -a causa del coronavirus- de la activista mexicana Lorena Borjas, una migrante y pionera en la defensa de las mujeres y hombres transgénero, especialmente en la ciudad de Queens.

La Red Latinoamericana y del Caribe de Personas Trans (RedLactrans) estimó en un comunicado que “el 95 por ciento de las compañeras trans ejerce el trabajo sexual” y quedan fuera de las economías formales, y exigió a los ministerios y gobiernos de la región a generar programas de contención y asistencia socioeconómica. “Las personas trans no poseen viviendas propias, deben pagar alquiler, su alimentación y sostener medidas de prevención”. Y señaló que “por la pobreza y la exclusión es población de alto riesgo durante (la epidemia de) el coronavirus”.

Lorena pasó sus últimos momentos trabajando en el Programa de Familias Transgénero de Community Healthcare Network en Queens, en donde ayudaba a conseguir asesoría y representación legal a las víctimas. Hasta antes de enfermar por el nuevo virus lanzó iniciativas para recaudar fondos para las mujeres trans que sufrirían los embates de esta epidemia.

“Una mujer trans que estará siempre en la historia de New York, y tuve el honor enorme de conocerla por 7 años, viajar con ella compartir en conferencias, trabajar en pruebas de VIH para chicas trans de Translatina en NY, ser compañeres de trabajo”, así la describe Carlos Martínez, un hombre gay migrante que trabajó con Lorena por muchos años.

Hoy, 31 de marzo, a propósito de la conmemoración del Día de la visibilidad trans, la REDLACTRANS, junto a ATTTA y otras organizaciones argentinas ha sido clara en señalar que el Covid – 19 ha hecho visible la condición de pobreza y exclusión en la que viven las mujeres trans.

Al conocer a Lorena Borjas en enero de este año, a propósito de una conferencia en Texas, y saber sobre su trabajo y liderazgo en la población trans migrante en los EEUU, específicamente en New York, me hizo conectar con ella, me impactó su fuerza, bondad y las ganas de siempre ayudar a las personas de la diversidad sexual y su vocación de servir; fue un ser de luz que guio el paso de muchas personas transgénero que ahora lloran su partida.

El frágil equilibrio entre las medidas que cada gobierno esta tomando contra la pandemia y el horizonte de la recesión económica deja a los países de la región y del mundo en una encrucijada y a la comunidad trans con mayor riesgo de exposición a la pandemia del coronavirus. La asistencia alimentaria que se está brindando en algunos países es una medida necesaria, no obstante insuficiente si no existe alternativa gubernamental en la atención y cuidados que requiere esta población que reúne múltiples vulnerabilidades.

Pero como decía la misma Lorena: “Que nadie nos quite las ganas de luchar, lucharemos hasta el último momento de nuestra vida”.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.