Si bien la Organización Mundial de la Salud y ONUSIDA han señalado que la afectación de las personas con VIH que atraviesen una infección por covid-19 será la misma que la población general, ha puntualizado que eso dependerá de que, con el tratamiento antirretroviral, se haya alcanzado la supresión viral del VIH y la persona no se encuentre inmunocomprometida.

La semana pasada, en Maule, a 260km al sur de la capital chilena, falleció la primera persona con VIH por covid-19. Ello, según detalla un comunicado de la Fundación Sida Maule, “ha generado mucha preocupación e incertidumbre en organizaciones de personas que viven con VIH”.

Existe un riesgo sustancial para las personas que viven con VIH y que aún no conocen su diagnóstico.

El doctor, Luis Jaime, citado en el comunicado, reiteró que “la recomendación es universal, en el sentido que estamos viendo la continuidad de adherencia de los tratamientos y en relación a medidas preventivas, se aplican las mismas que para nuestra población general, como: distanciamiento social, lavado de manos, uso de mascarillas, entre otros”.

Sin embargo, es importante señalar que existe un riesgo distinto para las personas que viven con VIH y que aún no conocen su diagnóstico, quienes, probablemente, tengan su sistema inmunológico comprometido y que, debido a la situación actual, no pueden acceder al diagnóstico ni a un tratamiento oportuno. En este contexto, la fundación hizo un llamado a las autoridades a focalizar acciones dirigidas para reducir el impacto negativo en la salud de las personas con VIH. “Es evidente que las personas que viven con VIH que no han logrado una carga viral suprimida, están en un mayor riesgo de adquirir el COVID 19 y las consecuencias pueden más perjudiciales para la salud incluso mortales, si no se toman medidas para mitigar el impacto” precisa el comunicado.

La condición de VIH positivo, en muchos casos está atravesada por otras condiciones que aumentan el riesgo a morir si se produce una infección por covid, como la pobreza, la migración irregular,  la situación de calle y otras condiciones que deben tomarse en cuenta para responder adecuadamente a las dos epidemias.  Por ello, la Fundación Sida Maule exigió al Ministerio de Salud (MINSAL) que tome “medidas preventivas excepcionales, tales como ofrecer el Examen de PCR de forma masiva a estas poblaciones y entregar elementos para el cuidado personal, ya que es probable que un elemento tan básico para la protección como alcohol gel o mascarillas sea difícil de conseguir por falta de recursos”.

En una segunda comunicación abierta, emitida por la Fundación, el martes 12 de mayo, se insiste al Minsal que comparta los protocolos que se deberán cumplir para la atención de personas con VIH que se contagien de covid y que se informen las cifras nacionales de personas que viven con VIH y que han sido diagnosticadas con el nuevo coronavirus.

En medio de la pandemia, los países están construyendo sus respuestas en la marcha y eso genera mucha incertidumbre en la ciudadanía. Las instancias correspondientes del Ministerio de Salud deben acelerar la emisión de los protocolo de atención pertinentes para enfrentar la nueva infección.

Del lado de la comunidad, es importante seguir las medidas de protección generales para evitar el contagio con el nuevo coronavirus.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.