Las mujeres trans muxes del proyecto Transformándome vienen trabajando por la formación en derechos humanos, acceso a insumos y empoderamiento de las personas de la diversidad sexual del itsmo. Se trata de doce líderes que construyen redes de fortalecimiento con diez personas a la vez.

En tiempos de pandemia, cuando las medidas de prevención y de distanciamiento para evitar el contagio del coronavirus, continuar con este trabajo solo es posible a través del acceso a medios tecnológicos e internet, por ello, Mexfam A.C. y la Fundación Arcus quienes apoyan el  proyecto Transformándome, dieron un paso al frente para lograr esta conectividad y otorgaron un computador portátil a cada una de las líderes para que den continuidad a su trabajo. José Eudith, líder del proyecto, señaló que esta herramienta de trabajo, en tiempos de pandemia, les permitirá no abandonar los casos de agresiones y violencias que viven las personas de la diversidad sexual.

Doce líderes muxes fueron beneficiadas con la donación de computadoras.

El trabajo de sistematización de los crímenes de odio, sus denuncias, el accionar de la fiscalía, de la policía y de otras instancias de justicia es uno de los ejes de trabajo en los que se ha centrado el proyecto que busca “contribuir de forma efectiva a la disminución de casos de violencia en contra de la población muxe trans, generados por motivos de discriminación por orientación sexual e identidad de género, mediante estrategias de inclusión social, empoderamiento, promoción y defensa de los derechos humanos”, desde octubre del año pasado y su continuidad no sería posible sin el acceso a esta tecnología.

El proyecto ha recogido información de 15 asesinatos  que tuvieron lugar en los últimos 17 años, de los cuales, solo uno recibió una gran atención mediática; el resto de ellos ha quedado en el olvido y con una débil actuación de las instancias de justicia. Por ello, se pretende elaborar un formato en el que se registre los datos de los crímenes de odio con criterios homologados para la fiscalía y la defensoría, que contemple etnia, procedencia, nombre “oficial” y nombre elegido, así como detalles relevantes de la situación del crimen, que permita tener mayor y mejor información de los sucesos.

A través de la sistematización de los casos, el proyecto también pretende incluir en la definición del protocolo de acción en el caso de un crimen de odio: la denuncia, la actuación de oficio de las instancias pertinentes, el peritaje necesario; de manera que las familias no estén obligadas a denunciar la muerta, ya que en muchos casos, existe mucho temor a la denuncia.

El proyecto de sistematización de la información sobre crímenes de odio en el itsmo buscará enlazarse en el futuro con otros proyectos similares de nivel nacional e internacional para lograr un impacto más amplio.

Es importante resaltar que, en tiempos de pandemia, la conectividad es muy relevante para el trabajo de empoderamiento de las mujeres trans muxe, les permite “salir” y abona a sus actividades y a su bienestar; tiene una relevancia notable.

El trabajo del Proyecto en tiempos de COVID-19 ha tenido que adecuarse para responder a las necesidades más urgentes de las personas de la diversidad sexual y han gestionado paquetes de alimentos, equipos de protección personal e insumos de higiene.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.