La semana pasada, algunas personas afectadas se enfrentaron a la suspensión de la administración domiciliaria de un medicamento para tratar la tuberculosis multidrogoresistente. El imipenem/cilastina es un medicamento que se usa para el tratamiento de la tuberculosis multidrogo resistente (TB-MDR) y se administra a través de un catéter, dos veces al día.

Carlos Rojas, un reconocido activista por los derechos de las personas afectadas por la tuberculosis y miembro de la AcTBistas de las Américas denunció la interrupción del servicio de administración del medicamento, que se venía dando de manera dominiciliaria, y la exigencia a los usuarios a trasladarse hasta el establecimiento de salud, en este caso particular, el Hospital Nacional Guillermo Almenara Irigoyen, parte de la red del sistema de Seguridad Social, EsSalud.

Las demoras en los proceso de licitación de EsSalud obligarían a personas afectadas por la TB-MDR a acudir al Hospital Guillermo Almenara dos veces al día para recibir un medicamento.

Dos horas duró el viaje que el usuario debió realizar el día jueves 3 hasta el hospital para poder recibir la dosis correspondiente a la mañana, exponiéndose al contagio del coronavirus, riesgo exacerbado por su condición de salud. Desafortunadamente, debido a su debilidad física, el tiempo del traslado y la situación económica, no pudo llegar a la cita de la tarde para recibir la dosis correspondiente. Así, ha dejado de recibir varias dosis desde que terminara el contrato del service que le proveía la atención. En una comunicación de parte del hospital le pidieron su “comprensión” con la situación de pandemia, los cambios en las jefaturas del hospital y que trate de acercarse al hospital para continuar con su atención.

Se supo que serían alrededor de 26 personas en la misma situación.

La raíz de esta interrupción en el tratamiento, parece ser el desfase en el contrato de tercerización del servicio de atención a domicilio. Según la información disponible en la página web de seguimiento a las contrataciones públicas, la licitación se puso en marcha los últimos días de julio y se espera que se otorgue la buena pro en el transcurso de esta semana. De no producirse ninguna impugnación, la atención se reanudaría en el transcurso de los próximos días.

Desde la puesta en marcha de los programas de provisión de tratamiento contra la tuberculosis se ha insistido en la importancia de la adherencia de parte de los usuarios, la necesidad de implementar las tomas de los medicamento directamente observadas por el personal de salud para garantizar que los usuarios cumplan con el mismo; sin embargo, en muchas ocasiones, la falta de adherencia es del sistema de salud.

Otras interrupciones en la respuesta a la tuberculosis

El cuadro muestra la caída en la captación de sintomáticos respiratorios en los últimos meses en la zona este de Lima. Fuente: DIRIS-Lima Este, Foro "Tuberculosis en el contexto de COVID - 19".

La pandemia del nuevo coronavirus y las medidas de mitigación que tomó el gobierno peruano tuvieron un impacto directo en la respuesta nacional a la tuberculosis.  Desde marzo, usuarios de distintos distritos de Lima denunciaron a través de las redes sociales los retrasos en la entrega de las canastas básicas que mensualmente se entregan a las personas afectadas por tuberculosis. La Municipalidad de Lima reanudó la entrega luego de varios meses.

Una de las estrategias clave para detener el avance de la tuberculosis es la evaluación de “contactos” de la personas diagnosticadas, es decir familiares cercanos o compañeros de trabajo, y la búsqueda de “sintomáticos respiratorios”, aquellas personas que presentan ciertos síntomas que coinciden con la sintomatología de la tuberculosis. Esta estrategia ha quedado prácticamente detenida en el contexto de la epidemia de COVID – 19, aunque es de destacar la iniciativa de algunas Direcciones descentralizadas de salud que han implementado campañas extramuros para relanzar dicho trabajo.

La tuberculosis, así como otras infecciones transmisibles no están de cuarentena y el Estado debe contar con un plan de respuesta en esta situación de emergencia, de manera que las personas no queden desatendidas.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.