Para la Asociación Alientos de Vida, representantes de la sociedad civil que trabaja en tuberculosis, los motivos de la presentación de este proyecto de ley son tres: la letalidad de la enfermedad si no se recibe el tratamiento, los compromisos internacionales asumidos por Paraguay en la respuesta a la tuberculosis y la necesidad de una respuesta intersectorial en base a determinantes sociales que influyen en la tuberculosis.

El consenso para llegar a la aprobación en Diputados se dio entre representantes del Ministerio de Salud, encabezados por el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, la sociedad civil, líderes de bancada en la Cámara de Diputados y el Frente Parlamentario para la Tuberculosis. El debate se basó principalmente en que la tuberculosis  es un problema de salud muy grande y existe la necesidad de disminuir los índices de la enfermedad.

Reunión de trabajo con diputados.

“Es un paso histórico para las personas con tuberculosis en Paraguay”, afirmó para Corresponsales Clave, Zulma Unzain, representante de Alientos de Vida. “Venimos trabajando desde hace 7 años en prevención y control de la tuberculosis y principalmente en las comunidades indígenas y personas privadas de su libertad y haber acompañado el proceso de elaboración de la ley con un enfoque de derechos humanos hasta la media sanción en diputados es una gran satisfacción para nosotros y para los pacientes”, añadió.

Fue fundamental el trabajo de incidencia y el apoyo del Frente Parlamentario para la tuberculosis, representado por el diputado Pastor Vera Bejarano, para que el proyecto de Ley fuera aprobado sin modificaciones en ninguno de sus artículos, según la representante de la sociedad civil, Zulma Unzain.

La ley consta de 63 artículos entre los que se destacan el artículo 1, que establece como Política de Estado la prevención, el diagnóstico, el tratamiento, la atención integral de la salud y la protección social de las personas afectadas por la tuberculosis como parte de la respuesta nacional para eliminar dicha enfermedad; el artículo 2, que plantea como objeto de la ley garantizar la atención integral de la salud, la protección social, la promoción y protección de los derechos humanos y libertades fundamentales de las personas afectadas por la tuberculosis y el artículo 3, que señala que todas las personas vulnerables afectadas por la tuberculosis tienen derecho a la protección y a un trato igual ante la ley y a no ser discriminados por ningún motivo.

¿Qué se espera en el Senado?

El proyecto aprobado en la Cámara de Diputados pasa ahora a la cámara de senadores donde se tiene mayor resistencia, teniendo en cuenta que en el senado se encuentran tres ex ministros de salud que son parlamentarios y que consideran que no es necesaria una ley en la respuesta a la tuberculosis ya que el país cuenta con un programa de lucha contra la enfermedad.

Diputado Pastor Vera Bejarano con el ministro de Salud, Julio Mazzoleni.

Sin embargo, para la sociedad civil esta ley es muy importante y, ahora, deberán llevar  a cabo el mismo trabajo de incidencia que se realizó en la cámara de diputados para lograr su aprobación en el senado.

Esta ley es necesaria, según la sociedad civil, porque la tuberculosis afecta principalmente a las personas de bajos recursos, en tanto, se debe atender la falta de educación, la poca cobertura sanitaria de servicios básicos y la falta de vivienda que influyen principalmente en las zonas rurales alejadas y las comunidades indígenas.

Todos estos factores serán expuestos a principio del año 2021 en las distintas comisiones de la Cámara de Senadores con el fin de hacer incidencia y que se comprenda que esta ley protege a los sectores más vulnerables.

Los datos de la Tuberculosis en Paraguay.

Sarita Aguirre,directora del Programa de Lucha contra la Tuberculosis en Paraguay,  expuso los datos actuales de la enfermedad cuando fue consultada por Corresponsales Clave.

En Paraguay fueron diagnosticados cerca de 3.100 casos de Tuberculosis en el año 2019, con una incidencia de 39,5 casos por 100.000 habitantes.

Las regiones con una incidencia muy alta son: Presidente Hayes y Boquerón. Las regiones con alta carga viral son Capital, Central y Alto Paraná.

Teniendo en cuenta las poblaciones de riesgo, es importante resaltar que se notifica el 14% de los casos en población privada de libertad, 13% en población indígena, 8% de coinfección Tuberculosis/VIH y 7% en pacientes con diabetes.

Consultada sobre la aprobación de la Ley en diputados, Aguirre dijo que “Para la institución es sumamente importante, debido a que nos enfrentamos a un problema social donde deben ser abordados los determinantes sociales para el logro del Fin de la Tuberculosis. El País ha asumido compromisos internacionales con indicadores y metas ambiciosos que requieren de una atención integral para la culminación con éxito del tratamiento y el corte de transmisión de la enfermedad”

El senado Paraguayo debe aprobar la Ley de protección y prevención de la tuberculosis con el fin de que las personas que viven con la enfermedad reciban atención integral con enfoque de derechos humanos, se combata  la discriminación y se tenga políticas de prevención que ayuden a poner fin a los contagios, principalmente en las zonas rurales e indígenas.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.