Nicaragua es uno de los países que también ha sufrido la epidemia de covid-19. A pesar que el país no optó por la cuarentena, la empresa privada tomo sus medidas correspondientes y posteriormente surgieron muchas campañas por parte de las instituciones públicas y privadas para prevenir a la población, en general mediante campañas por radio y televisión. Tras 9 meses de pandemia, la Asociación Nicaragüense de Transgéneras (ANIT) se dio a la labor de informar a su población sobre la prevención del covid-19.

Afiche promocional para la prevención del covid - 19.

Luwika Vega presidenta de ANIT Nicaragua nos dice que lo que desean  es servir y ser importantes ante la sociedad y esto es nada más el apoyo  hacia las  personas y la  sociedad para poder generar un cambio social”. También comenta que este año empezó con la pandemia del covid y vino a afectar enorme mente “ya que dentro de nuestra población trans tuvimos registradas 25 casos de compañeras que fueron diagnosticadas con neumonía atípica, que ya sabemos que es el mismo covid, son los mismos síntomas con otros nombres; dos de ellas fallecieron”.

De toda esta necesidad y precariedad, surgió la idea de realizar una campaña de comunicación en redes sociales, ya que en radio y televisión es bastante más costoso, hacer afiches, spots y videos, para la prevención y animar comportamientos de autocuidado.

La campaña se denomina “Vivitas y coleando”, como una forma de decir: estamos vivas y no nos damos por vencidas, -afirmó Luwika- es una forma de expresar nuestro sentir ante esta pandemia y que no nos detenemos”

Samy Sierra, quien es parte de la junta directiva de ANIT, expresa que “con todo esto del covid-19 se ha tenido que emplear la tecnología, que es algo novedoso y un logro, (…) nosotras lo hemos llevado a los hechos para educar a las compañeras y lo hicimos con pocos recursos gracias a la alianza con los comunicadores de la Universidad Centroamericana (UCA) y a los comunicadores de la Universidad de Managua (UDM).

Britani Areas, de la comisión de salud de Anit, manifiesta que con los dos últimos huracanes que azotaron el país, hay compañeras de Bilwi, en Región Autónoma del Atlántico Norte, que aún se encuentran en los albergues y están sin ayuda del estado ya que han priorizado a otras personas, también tenemos compañeras que están en los sistemas penitenciarios y les preguntamos cómo está la situación y la pandemia y ellas nos manifiestan que no hay medidas de prevención, ya que están con más de 60 personas en una misma celda.

Junta directiva de ANIT.

Zadalia López, promotora y parte de la junta directiva, agrega que ellas mismas han sido las modelos de la campaña ya que no se contaba con los recursos para contratar modelos y “quien mejor que nosotras para realizar esta campaña y sensibilizar a las compañeras, hemos adquirido experiencia en el uso de la tecnología y es un gran logro para nosotras”, dice.

La importancia del apoyo de los donantes

Anit se presenta como una organización sin filiaciones partidarias y que realiza un trabajo ciudadano con las personas trans y de prevención en salud, educación y crecimiento personal.

Han recibido financiamiento del Programa de prevención del VIH/Sida (PrevenSida, de USAID), el Fondo Centroamericano de Mujeres (Fcam) y American Servicios Mundiales Judíos estadunidenses (AJWS), así como del ayuntamiento de Badajoz, de España.

La ayuda de PrevenSida llegó como kit higiénicos de alcohol, mascarilla, y cloro, que se distribuyeron en Managua (15), Nandayme (5), Carazo (10), Masaya (5) y Granada (10). En cuanto a  Fcam y AJWS, habían dado ayuda para capacitaciones a mujeres trans y un encuentro transfeministas, pero en vista de las medidas para enfrentar al covid, recibieron la aprobación para comprar kits higiénicos, .

A través de las redes sociales, difundieron mensajes para la prevención de la infección.

El ayuntamiento de Badajoz, por su parte, dio 50 kits -de los 200 solicitados- con alimentos de primera necesidad e higiene que se dividieron entre 15 mujeres trabajadoras sexuales, 10 mujeres trabajadoras domésticas, 10 mujeres trans con VIH, 10 mujeres trans mayores de edad y a algunas mujeres trans que fueron víctimas de violencia.

Reinventarse

El apoyo para las mujeres trans es finito y la su contexto social y económico es cada día más desafiante, unido a las limitadas oportunidades laborales en un contexto de profunda homofobia y transfobia. “Nos dicen ‘e voy a dar una beca’, pero hasta la fecha seguimos esperando las becas, y tenemos que buscar cómo sobrevivir de una u otra forma; buscaremos como poner un comedor (restaurante) y es algo de ganar o perder pero lograríamos un ingreso y así no nos exponemos a ejercer el trabajo sexual en la calle, ya que no se está ganando; lo que encuentras en el trabajo sexual son golpes, violaciones y enfermedades”, dice Vega

Anit Nicaragua es una de las organizaciones, que pese a sus pocos recursos, ha logrado un gran trabajo en estos 12 años. Desde que fue fundada en el 2008, no ha parado en la lucha por las mujeres transgeneras y, este año, la pandemia del covid-19 tampoco las detuvo, es más, siguieron con mucha fuerza, vivitas y coleando.

Todos los artículos pueden ser compartidos y publicados siempre que sean citados los datos de la fuente.