Catherine Aurora Calderón

Comunicadora Social | Honduras

Organización: Fundación Llaves

Reseña personal:

Catherine Aurora Calderón es una joven hondureña, quien trabaja en la respuesta al VIH desde los 17 años, se enamoró de ella y siguió trabajando en ella como voluntaria a través de la Organización Llanto, Valor y Esfuerzo (Llaves). Ha trabajado como periodista de la Revista LLAVES Informativa en Honduras y colaborado en la Revista IMPACTO, ambas enfocadas a dar información clave sobre el VIH y temas relacionados, además trabaja en una agencia de publicidad tradicional y digital. Actualmente es la oficial de comunicaciones de Llaves y es Corresponsal Clave.


Datos de contacto:

Supe de  Corresponsales Clave a través de mi jefa, en la organización en la que laboro, y no dude ni un minuto en inscribirme en la capacitación donde estaban reclutando la 4ta generación de CC. Recuerdo que hubo una  confusión, en si había sido aceptada o no en la promoción del año pasado, no obstante indagué hasta el final para poder asegurarme si había entrado en ese momento o volver a intentarlo en la próxima vez.

Desde el primer día de clases, que fue el 4 de agosto del año pasado, me hipnotizó el hecho de ser parte de un grupo de escritores comunitarios y que, a diferencia de los medios tradicionales, en Corresponsales Clave la respuesta al VIH, los derechos humanos de grupos claves y la incidencia política para lograr un cambio local, nacional o regional, son y siempre serán de importancia de difundir.

Mi experiencia en CC la puedo describir en una palabra: “FENOMENAL”.  Es el espacio perfecto para activistas, comunicadores sociales o inclusive artistas que necesitan visibilizar temas de interés de mi país. Hay tanto que contar y tan pocos espacios para hacerlo que Corresponsales Clave se vuelve pieza clave para cerrar brechas.

Articulos publicados

17 de junio | 2015

En medio de protestas, Honduras espera reforma de ley de VIH

Entre protestas multitudinarias, Honduras sigue en espera de la publicación oficial de la reforma de la Ley especial de VIH aprobada por el Congreso Nacional hace cuatro meses.

Por: Catherine Aurora Calderón

29 de mayo | 2015

“Libres e Iguales”, Honduras a favor de la igualdad y la no discriminación

En un esfuerzo para poner fin a la discriminación en contra de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales, se lanzó en Honduras la campaña “Libres e iguales”.

Por: Catherine Aurora Calderón

13 de marzo | 2015

Honduras aprueba una reforma a su ley de VIH-sida

Se aprobó oficialmente ayer la reforma de 47 artículos de la Ley Especial para Personas con VIH de Honduras, cuyo objetivo es garantizar los derechos de quienes viven con VIH y asegurar una respuesta integral a la epidemia. Esta reforma es el resultado de años de arduo trabajo conjunto de la sociedad civil y los organismos internacionales.

Por: Catherine Aurora Calderón

9 de febrero | 2015

Más de un millón de dólares en antirretrovirales vencidos en Honduras

Hace solo un mes, Honduras atravesaba un fuerte desabastecimiento de medicamentos antirretrovirales (ARV) en los Centros de Atención Integral (CAI) que afectó a miles de personas con VIH. Aunque la crisis fue temporalmente resuelta, gracias a donaciones, hoy aparece en el escenario otra grave situación. Un millón de dólares en medicamentos están a punto de vencerse.

Por: Catherine Aurora Calderón

20 de diciembre | 2014

Honduras: “Sin medicamentos, me muero”

El 18 de diciembre activistas y organizaciones que trabajan en la respuesta al VIH unieron fuerza y alzaron la voz en San Pedro Sula ante el desabastecimiento de medicamentos de segunda línea vive Honduras que -se estima- esta afectando a más de 1, 000 personas.

Por: Catherine Aurora Calderón

30 de noviembre | 2014

Grave desabastecimiento de medicamentos en Honduras

Actualmente el país atraviesa una aguda crisis de abastecimiento de medicamentos antirretrovirales para las personas con VIH. El problema se inició a principios de agosto y ahora se ha extendido a todo el país, dejando a más de 100 personas sin medicamentos de segunda línea.

Por: Catherine Aurora Calderón