Noticias

27 de septiembre | 2013

Estamos en un contexto de escasez de recursos, donde las acciones deben ser especialmente efectivas y eficientes, con impactos medibles. Necesitamos saber qué tuvo impacto o aportó al cambio en las poblaciones con que trabajamos y a detener la epidemia de VIH. Un estudio en Nicaragua nos presenta la situación de las estrategias de prevención en trabajadoras sexuales, qué funcionó y qué falta por hacer.

Por: Kenia Regina Sánchez Vado