Noticias

11 de julio | 2016

Transición es la palabra de moda que ha tomado mayor fuerza a partir de la reciente aprobación de la política del Fondo Mundial. No es más que un eufemismo para una salida con menos culpa de los mecanismos de financiamiento. La transición es un proceso, no un fin en sí mismo. Incluye un sinnúmero de diagnósticos, pero el tema central debe ser cómo resolver lo que de estos surja, que no es otra cosa que garantizar la sostenibilidad.

Por: Javier Hourcade Bellocq